Super model, super mamá – GENTE Online
 

Super model, super mamá

Uncategorized
Uncategorized

Acaba de ser madre. Y como si nada. La supermodel Heidi Klum fue la estrella del esperado desfile de Victoria’s Secret en Nueva York, y demostró que su cuerpo sigue siendo uno de los más impresionantes de la Tierra. La alemana más famosa del mundo después de Claudia Schiffer tuvo a su bebé Henry Günther Ademola Dashtu Samuel (sí, cinco nombres le han puesto al niño) el pasado 12 de septiembre. Y en apenas sesenta días hizo su rentrée con todo. Quien no quiso perderse semejante momento fue su esposo, Seal, el padre de la criatura. El cantante inglés entró a escena cuando Heidi, como un ángel, con conjunto bordado íntegro en cristales Swarovski, irrumpía en la pasarela. Y como no podía ser de otra manera, el marido romántico le dedicó la canción y le tiró un beso, para envidia del público presente.

Sin embargo, Seal no fue la única atracción extra-fashion del desfile. También brillaron el boricua Ricky Martin, quien estrenó uno de sus hits de Life, su nuevo CD, y Thalía. Nada mal. Claro, el show de Victoria’s Secret es uno de los eventos más esperados de NY. El primero fue en 1995, y en esta oportunidad hubo mucha más ansiedad que de costumbre en el New York State Armory de Manhattan. Es que el desfile –un multimillonario acontecimiento televisado por CBS– había sido suspendido luego del escándalo de Janet Jackson (cuando Justin Timberlake le arrancó la mitad del corpiño y le descubrió una lola, aunque sólo por un segundo) en el Superbowl. Pasó un año, se calmaron las susceptibilidades, y la fiesta de la ropa interior volvió a brillar.

El escenario estaba decorado como un cuarto de juegos para chicos, en el que no faltaban gigantescos osos de peluche rosas, soldaditos de plomo y barras de chocolate. Y entre tanta parafernalia, caminaron las mujeres más lindas del mundo. La primera diosa fue Gisele Bündchen, enfundada en un conjunto de Mamá Noel, y una tras otra siguieron Tyra Banks –quien eligió este show para despedirse de las pasarelas y dedicarse de lleno a la producción y conducción de su reality show– Naomi Campbell, nuestra Inés Rivero, Carolina Kurkova y la brasileña Adriana Lima. Entre las más nuevas, se destacaron Caroline Winberg, Yfke Sturm, Isabeli Fontana, Marija Vujovic, Morgane Dubled y Doutzen Kroes, todas para festejar con anticipación una Navidad hot.

La carioca Gisele había sido hasta ahora la reina indiscutida de los corpiños. Sumaba a su grácil figura el noviazgo top con Leonardo DiCaprio, y páginas y más páginas en las revistas del mundo. Pero esta vez, la star con alas de la noche fue Heidi Klum, quien además de demostrar que es una diosa total, le enseñó al mundo que su relación amorosa con Seal es más que un capricho. Nadie daba un peso por la pareja. Es que el anglo-nigeriano tenía un pasado movido en cuestiones femeninas. Pero el romance apasionado de la bella y el artista terminó en matrimonio veloz el pasado mes de mayo, en el paraíso mexicano de Costa Careyes, previo compromiso en un centro de esquí canadiense.

Klum también tuvo su historia. La chica de treinta y dos años ya tiene una hija no reconocida –Leni– del playboy italiano Flavio Briatore, mucho mayor que ella, y por si esto fuera poco, ex de otra supermodel, Naomi Campbell. Luego del desengaño amoroso, Heidi quedó abandonada. Pero como nada es para siempre, la alemana volvió a encontrar el amor. Y esta vez, según parece, uno de verdad. Como en un cuento de hadas, se calzó el vestido blanco, tuvo boda con Seal, y juntos –ahora con dos críos– viven en una mansión en Los Angeles. Y para acompañar tanta felicidad, adornaron juntos el escenario de Victoría’s Secret.

El desfile más caliente de la temporada, que será televisado el 6 de diciembre, terminó con todas las tops formadas a lo largo de la pasarela bailando a lo Moulin Rouge, pero bastante más desvestidas que en la película de Nicole Kidman y Ewan McGregor. El público presente, encantado.

Con alas angelicales y conjunto bordado íntegro en cristales Swarovski, la rubia Heidi irrumpió en el magnífico desfile que Victoria’s Secret hizo en Nueva York. El morochazo más sexy de la música, su marido, le cantó en plena pasada. Así, trabajando, mamá y papá festejaron la llegada de Henry, el primer hijo de la pareja.

Con alas angelicales y conjunto bordado íntegro en cristales Swarovski, la rubia Heidi irrumpió en el magnífico desfile que Victoria’s Secret hizo en Nueva York. El morochazo más sexy de la música, su marido, le cantó en plena pasada. Así, trabajando, mamá y papá festejaron la llegada de Henry, el primer hijo de la pareja.

La deliciosa figura de la blonda cosechó todos los piropos en el desfile de Victoria’s Secret.

La deliciosa figura de la blonda cosechó todos los piropos en el desfile de Victoria’s Secret.

Después del show, Seal esperó a su mujer para volver juntos a la casa donde el pequeño Henry los estaba esperando.

Después del show, Seal esperó a su mujer para volver juntos a la casa donde el pequeño Henry los estaba esperando.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig