Queridísima Letizia, te recibimos con los brazos abiertos y el mayor cariño"." /> «Soy un hombre feliz, me he casado con la mujer que amo» – GENTE Online
 

"Soy un hombre feliz, me he casado con la mujer que amo"

Luego de la ceremonia religiosa, el cortejo por las calles
de Madrid, la

sentida ofrenda de la novia a la virgen de Atocha y una breve sesión de fotos,
el Príncipe Felipe y la Princesa Letizia agasajaron a sus invitados con un
banquete en el Palacio Real. Y protagonizaron uno de los momentos más emotivos
de la boda: el brindis final, que disparó las conmovedoras palabras del Príncipe
Felipe.

El Palacio Real. Fue construido en el siglo XVIII por orden de Felipe V sobre un
solar de una antigua edificación defensiva musulmana del siglo IX. En 1764,
Carlos III se convirtió en el primer monarca en fijar allí su residencia. Sin
embargo, luego de su coronación, Juan Carlos y Sofía prefirieron no habitar en
él y trasladar su residencia a La Zarzuela. El Palacio Real cuenta con tres
pisos, tres entrepisos, dos plantas subterráneas y seis puertas en arco de medio
punto. Entre sus dependencias interiores se destacan el Salón de Alabarderos, el
Salón de las Columnas, el Salón de los Espejos y el Cuarto de Juan Carlos III.
Hoy, su decoración varía entre el barroco y el neoclasicismo. Y sus paredes
atesoran pinturas de Velázquez, Goya, Rubens, El Greco y Caravaggio.

La deco. "Sobriedad, nada de alardes y, de ser posible, utilizar los tapices de
Patrimonio"
. Esas fueron las indicaciones que instruyó la Casa del Rey al
arquitecto Ignacio Vincens, el encargado de la decoración de los tres escenarios
claves del enlace. La remodelación del Patio del Príncipe para el banquete de
bodas fue quizás uno de los proyectos más ambiciosos. Su superficie de 2.500
metros cuadrados fue cubierto con un techo de aluminio, dispuesto a 32 metros de
altura. Y contó con un sofisticado sistema de iluminación que simuló la luz
diurna. Su piso fue elevado 30 centímetros mediante una tarima de madera,
recubierta por una estera y alfombras del Patrimonio Nacional. Al igual que en
el Palacio El Pardo y La Almudena, el Patio del Príncipe y sus galerías
superiores exhibieron también tapices de los siglos XVI, XVII y XVIII, nunca
antes expuestos en conjunto. La fachada de la Plaza de Oriente lució los escudos
de las 17 comunidades autónomas españolas, mientras que el Patio de las Armas
exhibió los escudos de las capitales de las provincias españolas. La lista de
invitados al banquete de bodas fue confeccionada exclusivamente por la Casa del
Rey. Según datos del gobierno madrileño, el costo total de la boda alcanzará los
20 millones de euros.

Emocionados, los novios Felipe y Letizia brindan frente a sus invitados. La Reina Sofía aplaude mientras el Rey Juan Carlos se suma a la celebración. Es el final del banquete, uno de los momentos más emotivos de la boda.

Emocionados, los novios Felipe y Letizia brindan frente a sus invitados. La Reina Sofía aplaude mientras el Rey Juan Carlos se suma a la celebración. Es el final del banquete, uno de los momentos más emotivos de la boda.

Durante toda la celebración de la boda, el Príncipe Felipe y Letizia jamás se besaron en la boca. Después del brindis, el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía felicitaron a su hijo con un beso. Entonces, el Príncipe tomó a su mujer por la cintura y la besó en la frente.

Durante toda la celebración de la boda, el Príncipe Felipe y Letizia jamás se besaron en la boca. Después del brindis, el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía felicitaron a su hijo con un beso. Entonces, el Príncipe tomó a su mujer por la cintura y la besó en la frente.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig