«Somos como el agua y el aceite» – GENTE Online
 

"Somos como el agua y el aceite"

"La diferencia más grande que tenemos es que yo soy muchísimo más pudorosa que
mi mamá"
. Habla Sofía Gala, quien acaba de cumplir 16 años siendo -por ahora-
solo la hija de Moria Casán. La chica rebelde que se atrevió a salir con un
hombre 25 años mayor que ella, que a los 14 se mudó a su propia casa, asegura
tener recato. En la charla, hablará también de sus sueños por encontrar al
hombre de su vida y formar una familia. Y, ante todo, marcará las una y mil
diferencias que tiene con su mediática madre.

-Pero te ganaste fama de chica rebelde, ¿lo sabías?
-Reconozco mis arranques de locura, sé que puedo llegar a hacer o decir
cualquier cosa… Pero, a pesar de todo, soy muy pudorosa. Me da vergüenza mostrar
mi cuerpo, por ahí usar una mini cortita… Soy medio monja en eso.

Mamá también está presente, claro. Y es Moria quien ahora se suma para resaltar
la segunda diferencia: "Además, ella cree en eso de la familia".

Sofía:
-Somos como el agua y el aceite. Yo soy más Susanita. Ella nunca soñó con
casarse, y yo sí. Quiero el vestido blanco, la entrada a la Catedral… Quiero
tener hijos y tratar de encontrar una pareja para toda la vida.

-Lo marcás como una diferencia, pero tu mamá se casó…
Moria:
-Sí. Me casé una sola vez, pero sin creer en el amor eterno y sin creer
en el matrimonio. Me casé sin creer en la institución ni en nada… Además, las
dos siempre queremos despegarnos de la palabra "de". No queremos ser hija "de",
ser mujer "de". Nosotras somos. Yo soy un ser, soy una entidad, soy un ser
humano y… ¡qué humano! El casamiento me parece fósil, nunca lo anhelé. Fijate
que me casé de negro, sin Iglesia, sin fiesta, nada…
Sofía: -Yo tampoco haría fiesta. Después del casamiento me iría a dormir a la
suite Presidencial de Hyatt y listo.
Moria: -Estuvo y le encantó. La niña hace esa vida, se da esos lujitos. Hay días
que me dice que tiene ganas de estar sola y yo le saco una habitación en un
hotel y se queda a dormir ahí…

-Pero ahora que estás independizada, viviendo en la casa de atrás de la de tu
mamá, ¿también te vas a un hotel o con tu espacio te alcanza?
Sofía:
-A veces….
Moria: -Igual es una anécdota. Pero quiero decir que ella explota una onda
comunista y de pronto va al colegio en un Mercedes con chofer…
Sofía: -Pará, ¿me reprochás que me subo a un Mercedes-Benz…? ¿Y en qué querés
que vaya si vos tenés ese auto?
Moria: -¡Nena, si sos tan Che Guevara no te subas a un Mercedes! ¡Viajá en
colectivo!

por Mariana Montini y Jorge Martínez Carricart.
fotos: Christian Beliera. Asistente: Matías Campaya
producción: Gabriela Díaz. Peinó: Miguel Romano

Se parecen, sí. Pero muchas más son las diferencias que hoy las marcan.

Se parecen, sí. Pero muchas más son las diferencias que hoy las marcan. "Yo soy diplomática. Sofía es capaz de decir o hacer cualquier cosa. Más de una vez me hizo pasar calor", sintetiza Moria.

Hoy, con 16 años, Sofía Gala asegura:

Hoy, con 16 años, Sofía Gala asegura: "Con mi mamá puedo hablar de todo, con ella no tengo secretos".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig