«Se me nubló la vista y disparé» – GENTE Online
 

"Se me nubló la vista y disparé"

Uncategorized
Uncategorized

El pago chico, los primeros años en el pago chico: el Fuerte. Ser un apache
más y crecer en el Fuerte y hacerse hombre y pegarle con la derecha. Y los años
pasando y más pelota y más años y los amigos y la cumbia y un día ir y probarse
en All Boys y jugar pero jugar bien, jugar muy bien, romperla como un
crack y llegar a Boca, el planeta Boca, la inmensa posibilidad. Y la cuarta. Y
la tercera. Y la suerte y el talento y la cancha llena y el éxito y los goles y
el Diego que te besa en la trompa y los medios que te siguen a casa y los
contratos que llegan y llega el dinero y un día el mundo, el pago chico, ya no
está. Está Carlitos, ha quedado Carlitos y su suerte. Porque el mundo, un día,
se volvió otro.

En ese otro mundo, Carlos Tevez, el mejor jugador del fútbol de cada domingo,
estrella de la Selección argentina, goleador de los Juegos Olímpicos de Atenas,
se cruza con la chica que el destino apache le hubiera negado, podemos suponer.
Se cruza y se enamora. Y los flashes que lo siguen día y noche se duplican, se
triplican. Tiene 20 años, Tevez. Y lleva encima los ojos de todos.

"Con Natalia estamos muy bien juntos", le dice a GENTE a la
salida de un entrenamiento. Lo dice así, sequito, sin palabras de más, la charla
entre tímida y amable.

-¿Cómo son estos primeros días de noviazgo?
-Ya hace algunas semanas que nos estamos conociendo y me siento muy bien con
ella.

-Vos tenés 20. Ella 27. ¿Influye la diferencia de edad?
-Es cierto, ella me lleva siete años y creo que es la que lleva los
pantalones en esta relación (risas).

-¿Qué significa que "lleva los pantalones"?
-Quiere decir que tiene mucha más experiencia que yo, y por eso, en muchas
cosas la escucho, para aprender.

-¿Por qué al principio negaron la relación?
-Porque la verdad es que cuando me hicieron las primeras fotos, recién nos
estábamos conociendo. No podía salir a confirmar ni negar nada porque ni
siquiera yo sabía qué iba a pasar con esa historia. Cuando nos dimos cuenta
bien, entonces se lo dijimos a todos.

-Y ahora ya está.
-Lo que pasa es que primero nos conocimos, pero no empezamos a salir
enseguida, eso fue después.

-Algunos creen que te separaste de tu anterior novia para irte con
Natalia, ¿es cierto?
-Natalia no tuvo nada que ver con mi separación.

-¿Cuándo te separaste de Vanesa, tu novia anterior?
-Con mi ex novia nos peleamos antes de mi viaje a Atenas. Terminamos por
cuestiones personales que no vienen al caso contarlas. La verdad es que prefiero
no hablar mucho del tema porque todavía siento mucho dolor.

-Y que ella esté esperando un hijo tuyo hace que las cosas sean aún más
complicadas…
-Sí, pero con la llegada de mi hijo estoy muy feliz. Vi la ecografía junto a
mi ex novia y me emocioné mucho. Fue algo increíble por más que ya no estemos
juntos.

-¿Nena o nene?
-Y… si me das a elegir, yo prefiero una beba, lástima que no voy a poder
enseñarle a jugar al fútbol (carcajadas).

...........................................................

Se llama Déborah, tiene seis años y, junto con su mamá, es la mujer que
Carlos Tevez más quiere en el mundo. Déborah es la hermanita del jugador de Boca
que nunca tuvo ningún drama en mostrar la devoción que le despierta la pequeña.
"Déborah te amo", dice unos de los gorritos piluso que Tevez se calza
casi a tiempo completo.

-Primero la familia…
-Sí, primero.

-¿Y qué lugar ocupa Natalia allí?
-Mirá, con Vanesa, mi ex, tengo una buena relación, hablamos todo el tiempo,
le pregunto por la panza, pero Natalia es lo actual.

-¿Qué significa eso?
-Que es la mujer con la que quiero rehacer mi vida.

...........................................................

Carlitos lleva en su camioneta 4x4 a su novia Natalia hasta la puerta de su
casa, en una calle breve y arbolada. A poco de allí hay: un sushi delivery,
un campo de polo, casas de alta costura, un shopping, unas salas de cine
dentro de un shopping. Y Carlitos sonríe cuando la deja. El pibe apache,
que sonríe, por qué no va a sonreír.

Junior, con su hermanito Fernando, su madre Esther y su abuela, el día en que recibió el diploma cuando terminó 9º del EGB en la Escuela 
Nº14. Este año se pasó al colegio Islas Malvinas, donde desató la tragedia.

Junior, con su hermanito Fernando, su madre Esther y su abuela, el día en que recibió el diploma cuando terminó 9º del EGB en la Escuela
Nº14. Este año se pasó al colegio Islas Malvinas, donde desató la tragedia.

En esta foto del equipo infantil de Jorge Newbery, Junior es el segundo entre los chicos que están de pie (círculo). Era un buen marcador de punta izquierdo. A pesar de su timidez, nada hacía suponer lo que sucedería tiempo después.

En esta foto del equipo infantil de Jorge Newbery, Junior es el segundo entre los chicos que están de pie (círculo). Era un buen marcador de punta izquierdo. A pesar de su timidez, nada hacía suponer lo que sucedería tiempo después.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig