«Se cometieron errores, pero juro que nunca hubo encubrimiento familiar» – GENTE Online
 

"Se cometieron errores, pero juro que nunca hubo encubrimiento familiar"

A Horacio García Belsunce (53 años, casado, 3 hijos, abogado y periodista) no se le conocen públicament
e lágrimas. Ni siquiera parece conmovido por ser uno de los sospechosos de encubrir el crimen de su hermana María Marta, ocurrido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel. Quizá sólo sea una pose, y la procesión vaya por dentro. Ahora revuelve sin ganas su café en el salón del

Hotel Sheraton de Pilar, cedido para esta entrevista, donde se estableció el búnker familiar mientras duraron las indagatorias. Viste una camisa Polo amarilla a cuadros. En su mano derecha habita siempre un cigarrillo prendido. Un vicio que se ha exacerbado con cada paso de la causa que investiga el fiscal Diego Molina Pico. En su mano izquierda -en el dedo meñique exactamente- brilla un anillo con el sello de su familia, hoy inmersa en un escándalo.


-Pasaron tres meses del asesinato de su hermana, y no se sabe absolutamente nada sobre el asesino, y el fiscal imputó a familiares y amigos en el encubrimiento, incluido usted. ¿Se arrepiente de algo?

-Mire, en nuestra actuación hubo actos absolutamente involuntarios, sin ningún tipo de intencionalidad oculta ni cosa rara por detrás. Se cometieron errores, pero nunca hubo encubrimiento familiar. Los errores partieron del dolor. Hasta el día de la autopsia tuve la convicción de que todo esto fue un estúpido, fatal y terrible accidente. Me equivoqué. Hoy no descarto que el asesinato haya sido con complicidad de alguien.


-¿De quién?

-Si yo lo supiera, le aseguro, no estaríamos teniendo esta conversación. Se habla mucho de nosotros, pero hay sospechosos de haber cometido el crimen que están siendo investigados.


-Pongámosle nombre y apellido. Usted, al igual que muchos en el country, habla de Nicolás Pachelo. 

-María Marta estaba muy preocupada, convencida de que él había robado su perro Tom. Creo que está probado que este señor vendió este perro a un criadero. Ella juntaba firmas para expulsarlo del club. Pachelo, digamos, no tiene un pasado limpio. Es uno de los sospechosos de la muerte de su padre. ¿Sabe una cosa? Con Pachelo se termina todo. Lo que pasa es que si nosotros logramos que este señor sea detenido, la opinión pública va a pensar que es porque tenemos poder para manejar a la justicia, que lo queremos utilizar como chivo expiatorio.


-Es que fueron ustedes mismos quienes entorpecieron la investigación. El caso emblemático fue el del famoso pituto.

-Con respecto al bendito pituto, hoy, desde la frialdad que otorga el paso del tiempo, le diría que en las mismas circunstancias, a lo mejor lo guardo y se lo muestro en esta entrevista. Le aseguro que usted se daría cuenta. Nadie puede confundir un pituto de un estante con una bala. Pero eso no era una bala, era un plomo disparado y aplastado. Debería habérmelo guardado, y en vez de decirle a Romero Victorica que lo encontramos, se lo hubiera mostrado, y él me hubiera dicho: "No, pará, hermano, esto es una bala".

por Manuel Sarrabayrouse
investigación: Cynthia De Simone y Sergio Oviedo
fotos: Fabián Uset, Enrique García Medina, Alejandro Carra 
y Julio Ruiz

Horacio García Belsunce frente al Sheraton de Pilar, donde se concentraron varios miembros de la familia para aguardar las indagatorias del fiscal.

Horacio García Belsunce frente al Sheraton de Pilar, donde se concentraron varios miembros de la familia para aguardar las indagatorias del fiscal.

Horacio García Belsunce con GENTE en un salón del Sheraton de Pilar. Dos horas duró la entrevista, y habló de todo.

Horacio García Belsunce con GENTE en un salón del Sheraton de Pilar. Dos horas duró la entrevista, y habló de todo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig