Santiago Stieben y Diego Mesaglio trabajan juntos otra vez: "Volvimos 20 años después de Chiquititas para cumplir un sueño" – GENTE Online
 

Santiago Stieben y Diego Mesaglio trabajan juntos otra vez: "Volvimos 20 años después de Chiquititas para cumplir un sueño"

Diego Mesaglio, Santiago Stieben y Alfonso Burgos.
Diego Mesaglio, SAntiago Stieben y Alfonso Burgos.

Batman y Robin, Tom y Jerry, Pinky y Cerebro... Algunos dúos son inolvidables. Al margen de las diferencias, vale admitir que, para los que crecimos entre los 80’ y los 90’, Chiquititas marcó nuestra infancia.
Por eso, cuando trascendió que Santiago Stieben (32) y Diego Mesaglio (34), la dupla a la que todos recordamos como Roña y Corcho, de nuevo iban a trabajar juntos, de alguna manera nos ilusionamos con la posibilidad de volver a ver a aquellos dos huerfanitos del hogar Rincón de Luz que hace veinte años nos divertían con sus travesuras.

Dalma y Gianinna Maradona en el estreno de "Se alquila"
Dalma y Gianinna Maradona en el estreno de "Se alquila"

Pero bueno, aunque no reniegan de ese pasado, el gran desafío de su regreso al teatro es, al contrario, despegarse de aquellos personajes. “Trabajar con Cris Morena fue el impulso para nuestras carreras, pero hoy queremos atraer nuevos públicos. La mística entre nosotros siempre estuvo y se mantiene intacta; sin embargo, en la obra no van a encontrarse con Roña o Corcho, y tampoco se nombrará a Chiquititas”, anticipan los actores.

Ahora somos Andy y Rafita”, explican en referencia a los personajes que interpretan en Se alquila, nada es lo que parece, cuyos derechos compraron junto a Alfonso Burgos (otro ex Chiquititas).

Santiago Stieben y Diego Mesaglio en la época de Chiquititas.
Santiago Stieben y Diego Mesaglio -Roña y Corcho- en la época de Chiquititas.

Lo cierto es que tras una elocuente adaptación del libreto y varios meses de ensayo, finalmente debutaron en las grandes ligas. “La obra muestra a Andy (interpretado por Santiago), un joven prolijo, egresado de una carrera prestigiosa, que debido a su situación económica necesita alquilar una habitación de su casa para compartir gastos... El inquilino, Rafita (Diego), es todo lo contrario: desprolijo, confianzudo, mal hablado. Hay una entrevista para conocerse mejor y pronto se van revelando secretos. La premisa sería: las apariencias engañan. Tiene un final inesperado, sorprendente”, aseguran.

¿Si la química entre ambos sigue intacta? “Eso deberán comprobarlo en vivo los sábados a las 21.30 en el teatro Buenos Aires”, desafían con la cara de picardía que les conocimos hace dos décadas.

Por Flor Illbele.
Fotos: Enrique García Medina, archivo Atlántida e Instagram.

SEGUÍ LEYENDO:
Osvaldo Laport cuenta como anticipo la muerte de su madre, un tío y el don que tiene para dar alivio a los que sufren

Los looks para las fotos del "Bailando 2018": mucho negro, brillos y nude

Esmerlada Mitre confiesa que toma un "estabilizador emocional" y que dejó a un psicólogo porque se enamoro de ella

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig