¿Sabe qué se llevó el ex presidente el último día de su mandato? – GENTE Online
 

¿Sabe qué se llevó el ex presidente el último día de su mandato?

Uncategorized
Uncategorized

Afuera, en las cercanías de la Plaza de Mayo, ya habían quedado cinco muertos. Las protestas de las cacerolas y el hartazgo social lo habían llevado a renunciar apenas momentos antes. El país se incendiaba, y el p
iloto de un helicóptero aguardaba instrucciones para evacuarlo de la máxima responsabilidad. Atardecía en la Casa Rosada y Fernando de la Rúa llamó a Víctor Buggé, fotógrafo de Presidencia, y le pidió la última foto, "la que me quiero llevar", como le dijo. Juntos, fueron hasta el despacho. Entonces, quien había dejado el mando del país se puso a revisar su escritorio, mientras los flashes retrataban sus últimos instantes en el poder. Ministros y funcionarios lamentaban el desenlace a metros nomás de la escena. Las secretarias, llorando, comenzaban a embalar pertenencias. De la Rúa abrió un cajón. Lo cerró. Y nadie vio más que un hombre agotado, abatido por las circunstancias…

Pasó un año, y el repaso obligatorio de aquella negra jornada devolvió esa imagen a las páginas de diarios y revistas. Entre ellas, GENTE. Y nadie percibió, otra vez, más que papeles, libros, objetos comunes a cualquier despacho. Quizá porque la imagen encorvada de De la Rúa dominaba el cuadro. Y, sin embargo, alguien se dio cuenta del contenido del cajón presidencial. Un médico del interior del país escribió a esta revista para alertar sobre el medicamento que De la Rúa guardaba celosamente en su cajón: dos envases de muestra gratis de
Optimina Plus, un vigorizante indicado en tratamientos de impotencia (un problema que se atribuye casi siempre a problemas psicológicos o al estrés), y cuyo principio activo es una droga llamada Yohimbina. Según los especialistas consultados, ha sido desplazado en buena medida tras la aparición del Viagra. Leyendo con más atención el material de propaganda del producto, entre sus contraindicaciones figuran: insuficiencia renal, hepática, cardíaca, úlceras y enfermedades psiquiátricas. Además, indica claramente que no se debe utilizar en pacientes que toman fármacos antidepresivos. De la Rúa, se sabe, padeció no pocos problemas de salud durante sus 740 días de gobierno. Basta recordar la poco afortunada frase de su ministro de Salud, 

Héctor Lombardo, quien señaló que padecía arterioesclerosis. Es poco probable, entonces, que haya consumido el medicamento.

Tal vez alguien de su entorno le haya hecho una broma, y los envases hayan quedado olvidados en el cajón. De todas formas, el hallazgo del lector es una formidable muestra de los estragos que puede ocasionar el poder en muchos hombres. Tarea, en todo caso, para un psicólogo. Hoy, lejos de las tensiones provocadas por una carga a todas luces demasiado pesada para él, más tranquilo y tras un descanso en el paraíso caribeño de República Dominicana, es seguro que De la Rúa ha dejado atrás muchas de las dolencias que lo aquejaban. Y que disfruta de una vida plena y activa. Enhorabuena.

De la Rúa en una de las últimas imágenes de su gobierno. Como buscando una respuesta, revuelve en su cajón los objetos que pronto deberá embalar. Entre ellos, una metáfora de los 740 días de su presidencia.

De la Rúa en una de las últimas imágenes de su gobierno. Como buscando una respuesta, revuelve en su cajón los objetos que pronto deberá embalar. Entre ellos, una metáfora de los 740 días de su presidencia.

Un lector -que obviamente pidió el anonimato- escribió a GENTE para alertar sobre la presencia de un medicamento contra la impotencia masculina. El material de propaganda es elocuente. Pero sus contraindicaciones -no recomendado para quienes padecen deficiencias cardíacas- hacen sospechar que el  ex presidente lo haya tomado realmente.

Un lector -que obviamente pidió el anonimato- escribió a GENTE para alertar sobre la presencia de un medicamento contra la impotencia masculina. El material de propaganda es elocuente. Pero sus contraindicaciones -no recomendado para quienes padecen deficiencias cardíacas- hacen sospechar que el ex presidente lo haya tomado realmente.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig