Risas, galanes y dos armas humeantes – GENTE Online
 

Risas, galanes y dos armas humeantes

Uncategorized
Uncategorized

Como en aquel setiembre de 1994, Nicolás Repetto luce ensangrentado después de un feroz tiroteo en el Batallón Militar Ciudadela. Aquella vez era Ferreira, un hampón que acababa de salir de la cárcel y quería ayudar a su amigo Gustavo Carrizo, alias
El Nene (Adrián Suar) a vengar la muerte de su padre. 

Ferreira y El Nene eran dos delincuentes de los calificados como pesos pesados en
Poliladron. Una historia de amor. Hoy Nico es Facundo, un policía de una brigada especial que compartió años de estudio con Federico Falcone, el personaje del
Chueco en 22, El loco. Y otra balacera los vuelve a tener en escena en medio del parque industrial de Lanús.

-Me sentí bárbaro laburando. Siete años después de aquel Poliladron, acá estoy, firmetex. Esta vez yo le vine a pedir ayuda porque mataron a un amigo mío y no me dejan investigar. Y como él es un especialista en hacer cosas por izquierda... Ojo que estoy hablando en la ficción. ¿Se entiende, no? -bromea Repetto.

Nico y Adrián en un alto de la grabación de un capítulo de <i>22, El loco</i> -que se verá en un mes y medio- como si fueran los célebres Starsky y Hutch.

Nico y Adrián en un alto de la grabación de un capítulo de 22, El loco -que se verá en un mes y medio- como si fueran los célebres Starsky y Hutch.

- Bueno, ahora  me toca a mí, Nico. ¿Cuándo conduzco Sábado Bus?

<p>
- Dejame de j…  Me c… a tiros y encima  no me regalaste la ropa que es de canje. La próxima llamalo a Tinelli.<br />

- Bueno, ahora me toca a mí, Nico. ¿Cuándo conduzco Sábado Bus?

- Dejame de j… Me c… a tiros y encima no me regalaste la ropa que es de canje. La próxima llamalo a Tinelli.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig