Quique Sacco viajó a Rusia para ver el Mundial junto a Agustín Funes, el hijo de Débora Pérez Volpin – GENTE Online
 

Quique Sacco viajó a Rusia para ver el Mundial junto a Agustín Funes, el hijo de Débora Pérez Volpin

Comenzaron el tour por París. Aquí, en Champs Elysées.
Quique Sacco y Agustin Funes, hijo de Débora Pérez Volpin comenzaron el tour por París. Aquí, en Champs Elysées.

Dicen que el tiempo cura todo. De a poco, Quique Sacco (55) y Agustín Funes (22) tratan de hacer propio ese clásico concepto, aunque saben que hay heridas que nunca terminarán de cerrar. A esta altura, el hombre que acompañó a Débora Pérez Volpin hasta que nos dejó –el 6 de febrero pasado– y el hijo de ella tienen claro que son familia y que van a seguir juntos toda la vida.

Para eso, la mejor manera de continuar en el camino es seguir la rutina que tenían hasta hace cinco meses, cuando la legisladora y periodista que falleció a sus 50 años formaba parte del día a día. ¿Qué era lo que más disfrutaban?

“Agustín y Luna (16) aman viajar. Siempre que pudimos, tratamos de ir al destino que ellos deseaban. Nuestras primeras vacaciones en familia fueron en Nueva York, Boston y Orlando. Después de ese viaje juntos, me sentí en la mejor versión de mí mismo”, cuenta el periodista, que hace un mes decidió viajar a Rusia junto al hijo mayor de Débora, para disfrutar de dos de sus pasiones: recorrer el mundo y el fútbol, en el mayor evento deportivo del planeta.

En San Petersburgo, además de ver futbol, asistieron al teatro para ver El lago de los cisnes, interpretado por el Royal Russian Ballet.
En San Petersburgo, además de ver futbol, asistieron al teatro para ver El lago de los cisnes, interpretado por el Royal Russian Ballet.
En el estadio de Luzhniki, en Moscú, en la semifinal Croacia vs Inglaterra.
En el estadio de Luzhniki, en Moscú, en la semifinal Croacia vs Inglaterra.

¿Cómo la pasaron? “Fue un tour completo. Lo planeamos con Agus y no nos perdimos nada: disfrutamos desde El lago de los cisnes interpretado por el Russian State Ballet Voronezh, hasta la final del Mundial Francia versus Croacia”, sigue Quique desde Moscú. Y, ya que estamos, aprovechamos para repasar la faz futbolística.

–¿Merecía Francia ser campeón?

–Sí, fue el mejor equipo a lo largo del torneo y concretó en Rusia 2018 lo que no pudo en la Euro 2016 en su país, donde quedó segundo. Lo bueno que tiene esa selección es que sigue un proyecto de larga data en la Academia de Clairefontaine. Además, integra a jugadores de diversos orígenes –argelinos, cameruneses, guineanos, malíes– y posee un gran entrenador, Didier Deschamps, capitán del equipo campeón en el Mundial ’98 y en la Euro 2000.

–¿Cómo viste a nuestra Selección en Rusia?

–No la vi bien... Necesita una reconstrucción integral. En los últimos cuarenta y cuatro años, la AFA tuvo dos únicos proyectos: el de Menotti en los mayores, continuado por Bilardo, y el de Pekerman en juveniles. Últimamente, la ilusión sólo fue posible por Messi, el mejor del mundo. Por eso llegaron los tres subcampeonatos. Este Mundial fue el reflejo de la improvisación habitual: cambios de técnicos, juveniles sin objetivo en común y mayores sin reconocimiento ante el excesivo exitismo.

–¿Qué necesita la Argentina para volver a levantar una copa?

–Ser campeón es una ilusión, siempre. Pero los demás también juegan y para ganar necesitaríamos tener un proyecto integral de juveniles y mayores. Debe buscar nuevos talentos, potenciarlos técnica y físicamente y respaldarlos con medicina deportiva. Priorizar la formación de jugadores y de un estilo, antes que el resultado de apenas 90 minutos.

Felices por los días compartidos en Rusia, ya se preparan para reencontrarse con Luna en Londres.
Felices por los días compartidos en Rusia, ya se preparan para reencontrarse con Luna en Londres.

 

–Volvamos a este viaje, ¿cómo lo planearon con Agustín?

–Lo necesitamos para desconectarnos y distraernos. Primero estuvimos en París, luego en San Petersburgo y por último en Moscú. Ahora nos vamos a Londres, donde se suma Luna, que empezó sus vacaciones. En unos días volveremos a estar todos juntos, como a Débora le hubiese gustado.

Enrique y Agustín se conocieron hace siete años, cuando Débora le presentó a sus hijos al periodista. Aquí, en Luzhniki, Moscú, durante la final del Mundial.
Enrique y Agustín se conocieron hace siete años, cuando Débora le presentó a sus hijos al periodista.
Aquí, en Luzhniki, Moscú, durante la final del Mundial.

Quique y Débora caminaron juntos por la vida casi siete años, y lo hicieron a la par. Compartieron la profesión, disfrutaron, rieron, lloraron, soñaron y viajaron. Ahora, él quiere seguir haciéndolo con Agustín y Luna. Siente que es la mejor manera de continuar conectados.

Por Pablo Procopio.
Fotos: Album personal de Quique Sacco.

SEGUÍ LEYENDO:

Flor de la V sobre su militancia por la legalización del aborto: "Siento que mi mamá está muy cerca de descansar en paz"

Flor de la V habla de su madre y comparte la única foto que conserva: "La primera vez que me enfrente a un espejo maquillada, la vi a ella"

Flor de la V cómo reconstruyó la relación con su padre: "Pudimos perdonarnos"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig