«Quería compartir el título con todos los argentinos» – GENTE Online
 

"Quería compartir el título con todos los argentinos"

El embajador argentino en la NBA y dos veces campeón del Anillo regresó a su
patria y desató la "fiebre Ginóbili". Más de trescientos cincuenta
periodistas de todo el país estuvieron acreditados en el evento Básquetbol sin
fronteras, y unas diez mil personas participaron de las clínicas, charlas y
entrevistas que Manu brindó en Buenos Aires y en Bahía Blanca. Chicos, grandes,
personas ligadas al básquet y otras que no tenían nada que ver con la pelota
naranja se acercaron para verlo, tocarlo o estar, aunque sea unos segundos, al
lado del ídolo: "Para mí es un orgullo poder estar nuevamente en casa. Quería
llegar al país para compartir el título con todos los argentinos
", fueron
las primeras palabras de Ginóbili antes de comenzar a cristalizar uno de sus
máximos sueños: poder traer a sus compatriotas toda la experiencia y la
organización del mejor básquet del mundo.

LOS CHICOS PRIMERO. Por segunda vez en su historia, la NBA (National
Basketball Association
) realizó el evento mundial llamado Basketball Without
Borders en América. Y esta vez, gracias a los logros que el bahiense consiguió
con su equipo, San Antonio Spurs, se trasladaron a nuestro país. Del 30 de junio
hasta el 4 de julio distintos jugadores de la NBA, entre los que se encontraban
Andrés Chapu Nocioni (Chicago Bulls), Carlos Delfino (Detroit Pistons), Samuel
Dalembert (Philadelphia 76ers), Dikembe Mutombo (Houston Rockets), Daniel
Santiago (Milwaukee Bucks), y Gregg Popovich, el técnico de Manu en San Antonio,
brindaron una serie de clínicas de básquet en el CENARD y en el Club Bahiense
del Norte, allí donde Manu comenzó su historia. Allí, los 50 mejores jugadores
jóvenes, originarios de 20 países de Latinoamérica y el Caribe, tuvieron la
oportunidad de jugar y ser dirigidos por verdaderas leyendas del básquet: "Para
mí es un orgullo participar de esta clínica y sin dudas los chicos deben estar
muy agradecidos. Todo esto se debe a la actuación destacada que Manu está
teniendo en Estados Unidos. Yo, de pibe, hubiese soñado con que por lo menos un
jugador de la Liga Nacional me diera la mano (risas). Y ahora estos chicos
tienen a estos monstruos en vivo y en directo. Esto es un gran aporte para las
generaciones que vienen y un crecimiento importante para el básquet argentino
",
dijo Carlos Delfino, mientras a su lado Andrés Nocioni agregaba: "Jamás pensé
que la NBA me iba a convocar para un evento tan importante. Cuando me lo
propusieron, no lo dudé ni un segundo. Hay que pensar que no todos los días la
NBA elige un país como el nuestro para llevar a cabo este proyecto que, sin
dudas, es uno de los más destacados en el mundo. Creo que todos querían conocer
el país donde se crió Manu y por eso hoy están acá. Ojalá los chicos lo puedan
aprovechar y lo disfruten tanto como nosotros
".

JUGADORES SOLIDARIOS. Una de las consignas del programa es reunir a
diferentes personas para discutir temas importantes, como crear conciencia sobre
el virus del SIDA. Además, una de las actividades programadas para el día
viernes -después del encuentro con el presidente Néstor Kirchner- fue visitar el
Hospital Nacional Alejandro Posadas. Allí, todos los jugadores estuvieron en los
sectores de Infectología y Oncología, donde repartieron libros y juguetes y
acompañaron durante más de dos horas a los chicos internados: "Poder robarles
una sonrisa a estos niños es más importante que cualquier título que uno pueda
conseguir. Es una de las cosas más lindas que tienen estas visitas: estar con
ellos, leerles un cuento; me voy muy emocionado
", comentó Samuel Dalembert,
en una salida que se transformó en un caos. Enfermeras y camilleros colgados de
las ventanas, gente que corría por los pasillos en busca de un autógrafo y
decenas de curiosos que se acercaron para estar al lado de Manu, desbordaron la,
hasta ese momento, ordenada seguridad de la NBA: "No esperábamos esta locura
por Ginóbili. En San Antonio nos habían dicho que los argentinos eran muy
demostrativos con sus ídolos, pero nunca imaginamos tanto. Sin dudas, Manu debe
estar muy agradecido por el cariño que ustedes le demuestran a cada momento
",
comentó Johnny Ludden, quien sigue la campaña de los Spurs para el diario San
Antonio Express News. Por la noche, antes de la cena, visitaron la Fundación
Ronald McDonald's, donde llevaron camisetas, pelotas y libros a otro grupo de
niños.

EDUCACION PARA TODOS. El día sábado, en el Bajo Flores, los jugadores
y dirigentes de la NBA, acompañados por el secretario de Deportes de la Nación,
Claudio Morresi, inauguraron el Centro de Lectura y Aprendizaje en la escuela
Número 8 Benjamín Zorrilla, que sirvió para equipar un salón con 2.500 libros y
ocho computadoras de última generación para que todos los chicos puedan tener
acceso al aprendizaje y a la educación: "Esta es la primera vez que participo
en la creación de una obra tan maravillosa para los chicos. Y poder hacerlo en
mi país es algo que no tiene precio. Ojalá que lo disfruten y lo agradezcan de
una sola manera: leyendo, estudiando y aprendiendo
", dijo Manu, y se robó el
aplauso de todos, incluyendo el de Marianela Oroño, su esposa, quien lo acompañó
a casi todos los eventos donde estuvo. La clínica del domingo se cerró con el
Juego de las Estrellas en el CENARD, donde el equipo del Sur -dirigido por
Ginóbili- superó al del Norte por 67 a 63. Y como broche de oro de la gira,
Bahía Blanca, su ciudad.

PROFETA EN SU TIERRA. La primera noticia que involucró al apellido
Ginóbili al pisar suelo bahiense estuvo relacionada con un hecho no del todo
grato: esa madrugada (la del lunes) habían asaltado el geriátrico Il Giardino,
propiedad de la familia, ubicado en Aldea Romana, una zona alejada de la ciudad;
se llevaron algo más de 50 mil pesos y mil dólares. El incidente no modificó en
nada el itinerario de Manu. Visitó el hospital Municipal de Agudos, Doctor
Leónidas Lucero y después dictó otra clínica en Bahiense del Norte, el club que
lo vio nacer y donde se anunció la construcción de un complejo deportivo con
capacidad para más de 9 mil personas. El acuerdo lo terminó de destrabar el
propio Ginóbili, quien tres días antes se había reunido con el gobernador de la
provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, para firmar el decreto donde este último
se comprometió a financiar el 50 por ciento de la obra. El resto saldrá de la
plata que los sponsors aporten en la fundación que lleva su nombre. La visita
culminó con una firma de autógrafos en el complejo Paseo del Sol donde,
emocionado, el máximo exponente en la historia del básquet argentino dijo: "Estoy
contento de volver y compartir esta alegría con los chicos del club y con
aquellos que más necesitan. La verdad es que lo que viví estos días me
sorprendió mucho. Me llevo un recuerdo imborrable de todos los lugares que
visité y les agradezco a los argentinos todo el cariño que me dieron
".

Manu recibe el cariño de los niños en Bahiense del Norte, el club donde se inició, el mismo del que su padre, Jorge, fue jugador, luego técnico y ahora presidente. El estadio fue bautizado -¡cómo si no!- Emanuel Ginóbili.

Manu recibe el cariño de los niños en Bahiense del Norte, el club donde se inició, el mismo del que su padre, Jorge, fue jugador, luego técnico y ahora presidente. El estadio fue bautizado -¡cómo si no!- Emanuel Ginóbili.

Cuatro momentos de las clínicas organizadas por la NBA en Buenos Aires y en su ciudad, Bahía Blanca. En el CENARD, Manu fue el técnico del equipo del Sur (camiseta naranja), conformado por juveniles de toda Latinoamérica. Abajo, en Bahiense, les enseñó a encestar a unos 250 chicos del orfanato local.

Cuatro momentos de las clínicas organizadas por la NBA en Buenos Aires y en su ciudad, Bahía Blanca. En el CENARD, Manu fue el técnico del equipo del Sur (camiseta naranja), conformado por juveniles de toda Latinoamérica. Abajo, en Bahiense, les enseñó a encestar a unos 250 chicos del orfanato local.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig