Qué se puede hacer con la plata del corralito – GENTE Online
 

Qué se puede hacer con la plata del corralito

-Szewach, ¿qué se puede hacer a partir de ahora con la plata que quedó atrapada en el corralito?
-Los que tienen plazos fijos reprogramados van a tener distintas opciones. La primera es comprar un inmueble, un auto o una maquinaria agrícola. Es decir, todo aquello que se denomina bien registrable. Para eso existen los registros de la
Propiedad Inmueble y Automotor. Por ejemplo, si el ahorrista tiene la intención de adquirir una casa, debe ir a su banco y manifestar su intención de compra. El vendedor le va a solicitar que transfiera ese plazo fijo a una cuenta que posee en otro banco. Si los dos son clientes de la misma entidad financiera, todo se simplificará porque simplemente hará falta un endoso. Luego el comprador deberá presentar una declaración jurada del bien, y entonces el banco le transferirá al vendedor el monto parcial o total del plazo fijo. Esto dependerá de si se necesita todo el dinero para la operación o sólo parte de él. 


-¿Existe algún monto mínimo o máximo para las transacciones?

-No. Se puede usar todo el monto que uno tenga en plazo fijo.

-¿Puedo, por ejemplo, cancelar un crédito en un banco con un plazo fijo que tengo en otra entidad financiera?

-Por ahora no, sólo se pueden cancelar deudas -por ejemplo créditos hipotecarios, prendarios o personales- dentro de un mismo banco, aunque creo que finalmente se va a autorizar una operatoria más amplia. Y el Banco Central de la República Argentina deberá hacer el clearing correspondiente.


-¿Qué otras operaciones se pueden realizar?

-Se pueden utilizar hasta 30.000 dólares originales de un plazo fijo para optar por un par de opciones de bonos en dólares; uno que se amortiza al final del período, es decir a los diez años; y otro que lo hace desde el segundo año, en forma semestral. También habrá un bono en pesos a tasas diferentes y sin límite de monto. Es decir que si uno quiere los dólares y no los pesos, puede optar por un bono del Gobierno, y pensar que éste se lo va a pagar en el futuro. Algo así como lo que fue el plan Bonex en el 89. Digamos que sería un plan
Bonex II. La gente puede decir: "No quiero este plazo fijo reprogramado, prefiero un bono para negociar en el mercado"

-Pasado un tiempo, ¿puedo convertir esos bonos en dinero en efectivo?

-Por supuesto, se pueden vender en el mercado de cambio. Claro que la cifra que se va a percibir no será nada conveniente porque se trata de una transacción que fue pactada originalmente a dos o diez años. Si alguien estaba ahorrando en el sistema financiero a largo plazo, puede decir: "Prefiero tener un bono en dólares y quedármelo hasta el final". Pero dependerá de que el Estado argentino tenga la solvencia necesaria en los próximos años para pagar. La ventaja de este bono es que la gente que necesita vivir de los intereses va a poder, en algún momento, empezar a recibir algún ingreso.

El sistema financiero en el mundo funciona con corralito, pero se trata de un corralito de confianza. El público no saca la plata de los bancos, sino que renueva sus depósitos"">

"El sistema financiero en el mundo funciona con corralito, pero se trata de un corralito de confianza. El público no saca la plata de los bancos, sino que renueva sus depósitos"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig