¿Qué les pasó por la cabeza? – GENTE Online
 

¿Qué les pasó por la cabeza?

"Te per
dono"
, dijo por teléfono Dante Soria, el abuelo de Dahyana.

"Te perdono", le dijo en la cara Eva Distéfano a su marido, Ramón.

Ahí se acabó la pesadilla. Y comenzó una espinosa realidad. Los 48 años de Ramón Orlando Castro y los 14 de Dahyana Florencia Soria Cortez, al huir el martes 31 de julio, precipitaron el fin de una relación que jamás debieron iniciar. Que el hombre, casado y padre de cuatro hijos, no debió siquiera imaginar. El profesor y su alumna cayeron el viernes 3 de agosto a las 11 de la mañana, en San Luis, sin un peso, sucios, cansados y delatados por una anciana. Eran, después de todo, dos fugitivos sin esperanza. Protagonistas sin mucha convicción de 66 horas de un
road movie devenido reality show. Con familias que sufrieron y sufren mucho todavía. Con un final que se adivina, por ahora, tibiamente
tranquilizador ante la noticia de que no tuvieron sexo. Con un final que, por ahora, no responde a la única pregunta que resta en esta historia: ¿Por qué hicieron esta locura?

UNA MUJER. Eva y Ramón se casaron el 21 de febrero de 1980. Tras la detención, se reencontraron en San Luis.
"Mi marido me vio y se largó a llorar -cuenta Eva-. Después me dijo:
'
Se que cometí un error, pero me arrepiento. Estoy muy triste, dolido. Esta persona me usó y me hundió'. Me confesó que se había como enamorado de esa señorita. Le dije que no podía ser amor, sino un metejón….
'Si querés me perdonás, y si no querés no', siguió. Y le respondí que si no lo hubiese perdonado, no estaría allí".

Casi sin querer, la charla deriva hacia el martes de la desaparición. "A las ocho llegué de la peluquería, porque a Ramón le gusta verme linda. En la puerta me esperaban los padres de la chica… Se me fueron encima. No sabía de qué me hablaban. Me dijeron que mi marido andaba con su hija, que por eso la tenían desde hacía un mes casi secuestrada, que sólo ese día le habían dado la llave. Y luego vieron que se iban en el
Gol rojo. El Gol rojo... En enero me lo entregaron. Y lo elegí rojo porque significa amor y pasión. Y justo ahí se fueron…
"

por Hugo Martin 
hmartin@atlantida.com.ar
fotos: Jorge Luengo (enviados a Córdoba)
en Buenos Aires: María Calatayud
fotos: Matías Campaya, Archivo Atlántida  y gentileza La Voz del Interior
Dahyana, una chica introvertida y buena alumna del secundario, se encandiló con su profesor Ramón Castro (en la foto, con su esposa Eva y su hija, el día que se recibió de ingeniero agrónomo, 15 de diciembre del '92).

Dahyana, una chica introvertida y buena alumna del secundario, se encandiló con su profesor Ramón Castro (en la foto, con su esposa Eva y su hija, el día que se recibió de ingeniero agrónomo, 15 de diciembre del '92).

El sábado, Dahyana ingresó tapada a su casa.

El sábado, Dahyana ingresó tapada a su casa.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig