Pupi Zanetti y Piñón Fijo – GENTE Online
 

Pupi Zanetti y Piñón Fijo

-Te animarías a vestirte de payaso y cantar conmigo?
-Vestirme de payaso,
puede ser. Ahora, cantar, lo veo duro. Apenas si me da la voz para cantar un gol
de vez en cuando. En cuanto a vos: ¿te animás a ponerte la 4 del seleccionado y
jugar un picadito de fútbol conmigo?
-La camiseta vaya y pase, aunque un picadito… ¿Y si mejor me invitás con una
picadita?

Hay ejemplos con minúsculas y ejemplos con mayúsculas, en esta Argentina
controvertida de hoy. Ejemplos que se autoproclaman. Ejemplos que prefieren el
bajo perfil. Ejemplos para discutir y ejemplos indiscutidos. Ejemplos que
restan. Ejemplos que suman. Ejemplos mediáticos y ejemplos anónimos. Ejemplos a
evitar. Ejemplos a imitar. Ejemplos que se visten de farsa. Y ejemplos que se
visten de payaso y de futbolista. Como ellos, que no necesitan ser ejemplos para
trascender y, debido a su costado solidario, lo son… Hay ejemplos con minúsculas
y ejemplos con mayúsculas, en esta Argentina controvertida de hoy y Fabián Piñón
Fijo Gómez (37) y Javier Adelmar Pupi Zanetti (29) integran la segunda
categoría.

-Sabemos que la fama nos tocó el hombro -admite el futbolista bonaerense, quien
el 9 de julio participó del partido homenaje al cumplirse un cuarto de siglo del
Mundial 78-. Sin embargo, lo fundamental está en aprovecharla y dar una mano.
Abrir el 19 de abril del 2002 la fundación Por Un Piberío Integrado, amén de
cumplir cierta meta, significó asumir una responsabilidad importante.

-Apostar a los chicos es apostar al futuro -agrega el payaso cordobés, quien el
9 de agosto y por Canal 13 encabezará Un sol para los chicos, programa en
beneficio de UNICEF-. ¿Qué país nos espera con criaturas desnutridas,
desconsoladas, analfabetas, desprotegidas? Cuando mi humilde participación en un
evento suma, siento una gran satisfacción personal y un mayor compromiso.

-¿Qué ven cuando ven a un chico indigente?
Piñón:
-Acabo de toparme en la esquina de la productora (Centraliza) con una
enanita que pedía monedas y cargaba el bonete de Piñón Fijo. Pensás que podrían
ser tus hijos (Ana Sol, 16 y Jeremías, 14) y te genera una enorme impotencia.
Ahí soñás cambiar el mundo de un plumazo. Y no podés.
Pupi: -Mi mujer, Paula, y yo todavía no nos recibimos de padres e igual
imaginamos lo mismo. De ahí que en PUPI acabamos de iniciar la campaña
Obligaciones de los adultos por los derechos del niño, en alianza con la FOC
(Fundación de Organización Comunitaria) y con Foro 21 (el ciclo de Canal 7), y
auspiciados por Save the children y Repsol-YPF. Deseamos reunir deportistas,
empresas y organismos en lo que llamamos Campaña Nacional de la Esperanza, cuyo
objetivo apunta a que se cumplan los derechos básicos de la infancia: a la
nutrición y la salud, al desarrollo y a la familia. Entre otros, ya firmaron el
manifiesto Javier Weber, Cavenaghi, Hugo Conte, D'Alessandro. Podés sumarte, si
querés, Piñón (N. de la R.: el teléfono en el que pueden donarse cinco pesos es
el 06051114466
).
Piñón: - Por supuesto. Celebro tu iniciativa. El hambre no espera, si bien una
sonrisa y un plato caliente de comida tampoco alcanzan. Nuestro país debe
invertir para superar su vaciamiento cultural de tres décadas y socializar a los
chicos marginados. Yo puedo hacerles la vista gorda a los vendedores ambulantes,
incluso de mi barrio, que venden peluches míos sin licencia, porque les estaría
sacando la posibilidad de ganar el difícil peso. ¡Los muñequitos truchos que
firmé! No obstante, siento que mi mejor contribución viene por otro lado; de lo
poco o mucho que puedo enseñar a través de la pantalla chica y el escenario. Si
ayudamos a los chicos, ayudamos a cambiar el país.
Pupi: -En nuestro caso, empezamos un seguimiento desde los tres años. Los
pasamos a buscar a las siete de la mañana por dos paradas de Remedios de
Escalada, los acercamos al jardín y al EGB, y a las 12:30 los llevamos a nuestra
sede, donde comen y toman clases de computación, música, plástica, gimnasia,
murga. Algo integral. Intentamos sacarlos de la calle y brindarles opciones.
Incluso natación, en la pileta climatizada que nos presta el Club Lanús. Aparte,
ellos son un medio para asistir a su gente.

-Aquí siempre pecamos de soberbios. En algún momento no sólo jurábamos poseer
las mujeres más lindas del planeta. También, en el súmmum de la altanería,
decíamos: "Dios es argentino". ¿Nos ven tan solidarios como nos promocionamos o
merecemos un barniz de modestia?
Pupi:
-Ultimamente progresamos. Hasta fines del 2001 flotábamos en una burbuja
de egoísmo e individualismo. Recién al tocar fondo, miramos hacia los costados.
Piñón: -Ocurre que nos creíamos la Europa de Latinoamérica. El chirlo, nuestra
crisis, cacerolazo incluido, supo borrarnos esa mirada peyorativa.
Pupi: -Cuidado que a mí también me ayudan en Italia. Organizamos partidos a
beneficio y van cuatro, cinco mil personas. Afuera no pueden entender que acá,
siendo nosotros el quinto productor de alimentos del planeta y teniendo los
recursos que tenemos, de los doce millones de pibes, ocho millones vivan bajo la
línea de pobreza y tres mueran de hambre a diario.
Piñón: -Cierto. En las catástrofes, el pueblo ha mostrado sus garras y ha salido
a ayudar. Lo sentí apenas sucedió lo de Santa Fe. El fin de semana anterior a la
inundación, nosotros habíamos vendido doce mil boletos, que obviamente
devolvimos. Dos meses después, organizamos un festival en la orilla del Paraná y
juntamos cincuenta y seis mil pañales descartables. Ante las malas, aparece el
corazón.

Javier Zanetti y Piñón Fijo rodeados por algunos de los 67 pibes que pertenecen a P.U.P.I. Dos potencias y el valioso gesto de ayudar a aquellos pibes que realmente padecen la pobreza.

Javier Zanetti y Piñón Fijo rodeados por algunos de los 67 pibes que pertenecen a P.U.P.I. Dos potencias y el valioso gesto de ayudar a aquellos pibes que realmente padecen la pobreza.

El Pupi en su fundación de Bouchard 35, Lanús Oeste (4241-4999. Web: www.fundacionpupi.org. E-mail: info@fundacionpupi.org), y en Piñón Fijo es mi nombre, intercambiando camisetas con el payaso número uno del país.

El Pupi en su fundación de Bouchard 35, Lanús Oeste (4241-4999. Web: www.fundacionpupi.org. E-mail: info@fundacionpupi.org), y en Piñón Fijo es mi nombre, intercambiando camisetas con el payaso número uno del país.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig