«Prefiero ser Primera Ciudadana antes que Primera Dama» – GENTE Online
 

"Prefiero ser Primera Ciudadana antes que Primera Dama"

Aun en su despacho, la s
enadora Cristina Fernández de Kirchner propone una

"tregua política". Se reconoce cansada y confiesa sin pudores que el estrés de
la campaña comenzó a afectar su cabello. Ha aceptado -y concedido, por supuesto-
una entrevista informal que permita construir un perfil personal de quien, según
las últimas encuestas, pronto podrá ser la Primera Dama de los argentinos. Las
paredes de su oficina están cubiertas por fotos familiares y algunos títulos que
recorren sus carreras de abogada y legisladora, y delatan su segundo nombre: Elisabet. Luce maquillaje perfecto y viste un traje color lacre. "Comencemos",
sugiere ahora.

-De la peor manera, si me permite: ¿cuál es su fecha de nacimiento?
-Nací el 9 de febrero del 53 en La Plata. Soy una típica acuariana y tengo bien
asumidos mis cincuenta años.

-¿Acaso cree en el horóscopo?
-No. "Pero que las hay, las hay", dicen. No creo en aquellos que vaticinan el
futuro, pero es cierto que cada signo responde a una tipología específica.

-¿Cómo son los acuarianos, entonces?
-Somos buena gente (ríe). Inteligentes, innovadores… Aunque también
inconformistas y perfeccionistas hasta la obsesión. Por ejemplo, yo tengo fobia
de los cuadros torcidos y me gusta que todo esté bien ordenado.

-¿Qué recuerdos atesora de su infancia en La Plata?
-Yo era una chica muy peleadora, de discutir apasionadamente. Mamá era empleada
pública y fue dirigente gremial durante muchos años. Mientras que mi padre era
empresario, tenía una empresa de transportes. Ella era peronista y él
antiperonista, así que vivíamos en un debate permanente. Fui buena alumna en el
colegio, pero tenía problemas de conducta porque les contestaba a los profesores
cuando no estaba de acuerdo. Jamás permití que se quedaran con la última palabra
cuando no tenían razón…

-Deduzco que su primer cargo político fue como delegada de curso…
-No, porque iba a colegio religioso y esas cosas no existían.

-¿En aquellos años fantaseó con ser monja?
-Jamás. Soy creyente -cada día un poco más-, pero creo que lo último que se me
hubiera ocurrido es convertirme en monja.

"Se supone que la función de una Primera Dama tiene que ver con un acompañamiento protocolar, pero a mí eso no me interesa. Voy a ser lo que siempre he sido y voy a seguir haciendo lo que hago", dice la senadora en su casa de Río Gallegos.

El viernes 9, Cristina y Néstor Kirchner cumplieron 28 años de casados y celebraron en Río Gallegos junto a sus hijos, Florencia (14) y Máximo (26).

El viernes 9, Cristina y Néstor Kirchner cumplieron 28 años de casados y celebraron en Río Gallegos junto a sus hijos, Florencia (14) y Máximo (26).

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig