«Por suerte, está Martín para mimarme» – GENTE Online
 

"Por suerte, está Martín para mimarme"

El martes 1º iba a ser el primer gran día en la isla de Raiatea, en el Oeste
de la Polinesia Francesa, donde el Pacífico se llena de islas que parecen
desprendimientos del Paraíso caídos al mar. Allí estaba Carolina Ardohain,
Pampita para todos, grabando la imágenes para el especial sobre la Polinesia de
E! Entertainment, del que ella será la conductora. Después de nadar junto a
tiburones y mantarayas, había que concluir la nota. Entonces, Pampa empezó a
grabar el copete que incluía chapuzón, nadó hasta la cámara y fue tiempo de
remate. Se tiró del barco, pero bajo el agua, la punta de un coral se clavó tres
centímetros en su pie derecho. "Ahí empecé a gritar desesperadamente. El
camarógrafo dejó la cámara en la arena y vino a ayudarme, los productores, la
tripulación del barco, todos vinieron corriendo mientras yo no podía parar de
llorar a los gritos"
, cuanta ella desde la Polinesia.

Era el primer día de un crucero que debía durar tres, y con el cual registrarían
imágenes de la zona. El capitán le hizo un lavado de emergencia, puso gasa sobre
la herida que se abría en la planta del pie y decidieron completar el viaje.
Cuenta Pampita: "El dolor empezó a aumentar y el pie, a inflamarse. De pronto,
el dolor se volvió insoportable. Yo tomaba más y más analgésicos, pero como ahí
no había otra atención médica que la que me podían dar en el barco, tuve que
aguantar. Fueron dos días en los que sólo me quedaba ponerle garra. Cuando
terminamos el crucero, después de haber hecho todas las tomas que habíamos ido a
hacer, me di cuenta de que no lo soportaba más y ya no había analgésico que me
ayudara
".

Pampita y su marido, el también modelo Martín Barrantes, tomaron entonces un
avión hasta Bora Bora, para encontrar atención médica. "Allí, la doctora que me
vio me dijo que tenía una infección avanzada, con principio de gangrena, que me
podía tomar todo el pie. Me dijo también que me iba a inyectar antibióticos y
que si la infección no bajaba, iba a operarme. Yo me asusté muchísimo
", dice.

Cuando no la carga en brazos, Martín Barrantes, su marido, la lleva en silla de ruedas. En detalle, Pampita al ser atendida en una sala de primeros auxilios.

Cuando no la carga en brazos, Martín Barrantes, su marido, la lleva en silla de ruedas. En detalle, Pampita al ser atendida en una sala de primeros auxilios.

El gesto de impresión en la cara de Pampita es indisimulable: no puede pisar. Martín, su amor, y el resto del team intentan mejorarle el humor.

El gesto de impresión en la cara de Pampita es indisimulable: no puede pisar. Martín, su amor, y el resto del team intentan mejorarle el humor.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig