Pintando paredes – GENTE Online
 

Pintando paredes

Si uno le pregunta, él declara ser fotógrafo. Pero hay más en la vida de este californiano: fue editor y productor de trailers de célebres películas de Hollywood como Batman forever, El guardaespaldas, Entrevista con el vampiro y La boda de mi mejor amigo. También creó campañas publicitarias para los más grandes estudios fílmicos y empresas como McDonalds, Burger King y Volkswagen.

Sin embargo, desde hace unos años decidió colgar su carrera para dedicarse a su pasión: la fotografía, claro está. Sin quererlo se topó con los stencil graffiti, una forma artística que se manifiesta en las paredes de casi todo el mundo. Seguramente alguna vez caminando por el centro alguien ha visto imágenes hechas con aerosol. Pero a diferencia de escraches con nombres de bandas o mensajes de amor garabateados, el SG es otra forma de comunicación callejera que persigue fines estéticos.

Haga la prueba en casa: construya un molde de lo que quiere plasmar, tome un bote de pintura en aerosol y rocíe sobre el molde. Retire, aguarde de unos 10 segundos y ¡ya está!. Tiene un stencil graffiti listo para mostrar al mundo. Pero nadie mejor que Reid Martin, experto en el tema, para contar los detalles de una manifestación que gana terreno urbano.

Haga la prueba en casa: construya un molde de lo que quiere plasmar en la pared, tome un bote de pintura en aerosol y rocíe sobre el molde. Retire, aguarde de unos 10 segundos y ya está. Tiene un stencil graffiti listo para mostrar al mundo. Aunque nadie mejor que Reid Martin, fotógrafo y experto en el tema, para contar los detalles de una manifestación que gana terreno urbano.

¿Cómo te relacionás con los stencil graffiti?
–Un día, caminando por Sunset Boulevard, en Hollywood, noté una pintada en una pared. Era un logo de una banda que anunciaba uno de sus próximos shows. Fotografié el stencil desde varios ángulos y continué mi camino. Cuando vi la imagen en mi computadora, realmente me gustó lo que veía porque tenía mucho punch.. Fue la primera vez que empecé a notar y a apreciar el arte del graffiti.

¿Cuál es la diferencia entre graffiti y stencil?
–El primero comprende desde escraches feos que marcan el territorio de una pandilla hasta murales exquisitamente delineados por grandes artistas. El stencil es un género callejero que es usado a modo de slogan y logo, pero con una idea artística, tiene la esencia misma del por art y generalmente está hecho con moldes de distintos materiales.

¿Qué clase de stencil fotografiás?
–Al principio tomaba aquellas imágenes que tenían buenos gráficos, que eran impactantes y atrayentes. No me interesaban los que no tuvieran un mérito artístico. Buscaba aquellos que tengan la fórmula: Now-Wow-Pow, algo así como una imagen con punch inmediato y que sorprenda.

¿Tenés algún otro criterio en la selección?
–Sí, otra regla es que si fueron hechos con fines publicitarios o por una marca comercial, no me interesan. Me importa lo que un artista tiene para ofrecer, no lo que le impongan desde una compañía.

¿Cuál es tu aporte creativo?
–Lo más interesante sobre este tipo de forma de expresión es que está sujeta a cambios y a variaciones hechas por el propio artista, así como también por cualquier transeúnte que tenga algo que comunicar.

¿Usás herramientas digitales para trabajar las fotos?
–A veces manipulo una imagen con el propósito de crear mi propia visión del stencil, otras soy sólo un fotógrafo documentando el arte de otros. De todos modos, tengo un gran control ya que decido dónde cortar, cómo encuadrar, o si sacar una obra en blanco y negro o a color.

¿Y de qué se trata el libro en el que estás trabajando?
–Es una compilación de fotografías que tomé en Argentina, Brasil, Chile, Peru, Paraguay y Uruguay desde mayo de 2004 hasta octubre de 2005. Seguramente lo publicaré a principios de 2006. La primera regla fue retratar sólo a los que tengan un mérito artístico y que sea “reconocible” e interesante.

La última, ¿por qué colgaste una carrera exitosa en Hollywood para dedicarte a esto?
–A veces, cuando estoy sacando una foto, la gente se me acerca y me pregunto por qué lo hago. Yo, muy educado, le respondo: “porque pienso que es cool”. Pero por dentro, la respuesta siempre es la misma: “porque es arte, ¡maldita sea! Aunque lo entiendas o no”.

Entre el vandalismo y la belleza, el goce humano por las imágenes no conoce límites, mucho menos si se tratan de las paredes y calles de una ciudad que, a veces, inunda de un paisaje gris.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig