Pequeña cirugía para una mujer muy sexy – GENTE Online
 

Pequeña cirugía para una mujer muy sexy

Obsesiva, perfeccionista, exigente al máximo. Así se describe Araceli
González y así la definen los que más la conocen. Ahora que está grabando a
full Provócame, junto al sex symbol Chayanne, cumple horarios en forma
rigurosa, nunca dice estar cansada por las interminables 12 horas de trabajo y
pone humor y talento en todo lo que hace junto a sus compañeros de la tira que
saldrá en julio por Telefé.

Tal vez por eso es que el sábado 16 de junio decidió hacer algo por ella que
no fuera laboral. Y se animó a entrar a un quirófano para operarse las lolas,
más allá del terror que siempre ha dicho tener a las cirugías plásticas.
Quince días atrás, en un reportaje que le dio a GENTE, ella misma
confesó que nunca se había hecho cirugías y que creía que nunca se las
haría, "porque me dan mucho miedo".

Pero una de sus íntimas amigas, que prefiere mantenerse en el anonimato, cuenta
que "Ara está espectacular físicamente, pero sentía que después de
darle de mamar a Tommy sus lolas no coincidían con su cuerpo perfecto
".
Como todo en su vida, la actriz tomó la decisión sin darle mucho lugar a la
especulación. El sábado 9 de junio consultó al doctor Carlos Elías, que ya
había operado con éxito a su amiga y maquilladora Alejandra Campos, y se
jugó: siete días después se internó en la clínica y se operó las lolas.
Así, sin pensarlo demasiado. "Yo soy de tirarme a la pileta en todo,
manejo mucho mi intuición
", dice ella ante cada nuevo desafío. Y así
ocurrió esta vez.

Araceli siempre enfrentó con mucha valentía los cambios de su cuerpo
y con esfuerzo logró revertirlos. En agosto de 1998, después del nacimiento de
su hijo Tomás, la balanza marcaba 69 kilos (12 por arriba de su peso
normal). Ella misma decía que se veía "gorda", que estaba
"deprimida" y que no quería que "Adrián me vea sin ropa".
Y la presión era grande, más que la de cualquier otra mujer, ya que cinco
meses después debía estar diez puntos para empezar a filmar Alma mía.

"Soy tan estricta y rigurosa -decía por entonces-. Si
alguien me dice:
'Tenés las piernas gordas', yo ya lo vi 10 veces
antes, porque soy ultraexigente y minuciosa. Por suerte tengo un apoyo muy
grande
. 'Gorda, estás linda', me dice Adrián. 'Mamá, estás
linda', me dice Flor. En este último tiempo me siento muy mimada. Pero,
¿la verdad? No me veo bien físicamente, como estaba acostumbrada a verme. Y
esta vez todo me cuesta más. A Florencia la tuve a los 21 años y enseguida
estuve bien para volver a trabajar de modelo. A Tommy, en cambio, lo tuve a los
31 y ahora todo me cuesta el doble.
"

Más información en GENTE de esta semana.
En el 95, antes de tener a Tommy, Araceli estaba más que conforme con sus lolas. En enero se fue de vacaciones a México con su familia. Todavía no se había siquiera planteado una operación porque

En el 95, antes de tener a Tommy, Araceli estaba más que conforme con sus lolas. En enero se fue de vacaciones a México con su familia. Todavía no se había siquiera planteado una operación porque "tenía mucho miedo", decía.

Después de meditarlo, Araceli se animó al quirófano. El cirujano fue el doctor Carlos Elías. En todos sus cambios físicos, siempre la acompañó su entrenadora Anahí López.

Después de meditarlo, Araceli se animó al quirófano. El cirujano fue el doctor Carlos Elías. En todos sus cambios físicos, siempre la acompañó su entrenadora Anahí López.

Ara se operó porque sentía que, aunque hiciera gimnasia, las lolas no coincidían con su cuerpo", le dijo una íntima amiga a GENTE. La decisión fue rápida: entró al quirófano exactamente una semana después de consultar al doctor Elías. No aumentó demasiado el tamaño y no fue necesario levantarlas. Le dijo al cirujano: "Me quiero ver como antes de dar de mamar a mis hijos".">

"Ara se operó porque sentía que, aunque hiciera gimnasia, las lolas no coincidían con su cuerpo", le dijo una íntima amiga a GENTE. La decisión fue rápida: entró al quirófano exactamente una semana después de consultar al doctor Elías. No aumentó demasiado el tamaño y no fue necesario levantarlas. Le dijo al cirujano: "Me quiero ver como antes de dar de mamar a mis hijos".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig