«Parte de la opinión pública ya me condenó, pero soy inocente» – GENTE Online
 

"Parte de la opinión pública ya me condenó, pero soy inocente"

"A mi esposa la asesinaron y yo fui el que la encontré muerta, ¿sabés lo que es

eso para un hombre que adoraba a su esposa? Encima me acusan a mí. Esto es una
pesadilla interminable…"
, repite el viudo Carlos Carrascosa, mientras camina
junto a un par de vecinos por el parque de Carmel, con la cabeza gacha. Es
sábado 24 de abril, fecha en la que su esposa, María Marta García Belsunce
hubiera cumplido 52 años, y él apenas cruza media sonrisa con la gente que
desfila rumbo a la capilla que se improvisa todos los sábados y domingos en el
house de los chicos. Son casi las doce, hora en la que comenzará una misa en
memoria de la mujer masacrada de seis balazos el trágico 27 de octubre de 2002.
Carrascosa acaba de regresar al barrio privado donde vivió junto a su mujer
hasta que fuera asesinada.

Hoy, el Gordo -como lo llaman sus íntimos- atraviesa una situación ambigua.
Hasta el viernes estaba imputado por el homicidio de su esposa con una prisión
preventiva morigerada, que cumplía viviendo en la casa de un amigo en un country
de Escobar. Sólo tenía la obligación de presentarse del 1.º al 5 de cada mes en
la fiscalía de Pilar. Pero el juez Diego Barroetaveña revocó la prisión
preventiva, y la investigación volvió a fojas cero, un verdadero fracaso después
de 18 meses de pesquisa. Además, el magistrado también decidió darle la razón a
los abogados defensores en otra situación crucial, porque aceptó un pedido de
recusación y retiró de la causa al fiscal Diego Molina Pico. Barroetaveña había
procesado y dictado la preventiva del viudo el 15 de mayo del año pasado. Ahora
se retractó y lo desvinculó. La polémica decisión pasó en el momento en el que
la Cámara de Apelaciones de San Isidro y la Suprema Corte de la Provincia de
Buenos Aires le habían ordenado a Barroetaveña que ordenara la detención de
Carrascosa. El juez, en cambio, hizo lo contrario y benefició al acusado. En un
escrito de nueve páginas, detalló la aparición de nuevos elementos para
fundamentar su decisión. Ahora, la Cámara de Apelaciones de San Isidro deberá
decir si hay pruebas o no contra Carrascosa y si el fiscal es apartado
definitivamente del caso. No es todo: apenas se conoció el fallo que beneficiaba
al marido de María Marta, la Suprema Corte Bonaerense le solicitó al Procurador
General Eduardo Matías de la Cruz -jefe de los fiscales provinciales- que
investigue la actuación del juez en el expediente. Este ya preparó un grupo
formado por miembros del cuerpo de abogados de la Procuración que deberán
decidir si piden el juicio político del juez.

por Miguel Braillard y
Alejandro Sangenis
informes: Francisco Alvarez y Darío Ríos
fotos: Fabián Uracán, Enrique García Medina, Maximiliano Vernazza y Diego
Soldini

Exclusivo, sábado 11.50 horas, Carlos Carrascosa saluda a un vecino del country donde mataron a su esposa. Allí se celebró una misa en memoria de María Marta García Belsunce, justo el día en que hubiese cumplido 52 años.

Exclusivo, sábado 11.50 horas, Carlos Carrascosa saluda a un vecino del country donde mataron a su esposa. Allí se celebró una misa en memoria de María Marta García Belsunce, justo el día en que hubiese cumplido 52 años.

Se registró en octubre de 2002, quince días antes del crimen.

Se registró en octubre de 2002, quince días antes del crimen.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig