Paraíso virgen – GENTE Online
 

Paraíso virgen

Sobre el fin del mundo, donde la cordillera de Los Andes se sumerge en las heladas aguas del Atlántico Sur, Tierra del Fuego es una reserva natural, un paraíso ecológico donde conviven distintas especies animales en su más puro estado salvaje.

La profundidad del canal Beagle es el hábitat de la centolla, uno de los más deliciosos frutos que ofrece el mar Argentino. El muelle de Ushuaia y el de Puerto Almanza son los puntos elegidos por los pescadores para salir en busca de tan cotizada presa. Cocina mediante, la centolla se ofrece en los restaurantes de la isla y se exporta con el sello
"hecho en Argentina".

Caballos salvajes -ganado cimarrón- pueblan los valles fueguinos. Son descendencia directa de los primeros equinos que llegaron a la isla en tiempos de la conquista. No llevan marcas: la inmensidad del paisaje y la carencia de alambrados hicieron imposible su captura.

El cóndor es el dueño del aire en Tierra del Fuego. Cada día, con un planeo casi eterno, sobrevuela la cordillera en busca de alimentos. Sólo las águilas son capaces de disputarle su rapiña.

En los interminables bosques de lengas encuentran refugio los zorros colorados, cuya piel es muy buscada. Son amos y señores de la isla. Desde la turba -una suerte de pantano local- asoman los castores, presa difícil para los cazadores fotográficos. Los guanacos no reconocen los límites que intentan imponer los alambrados. Se mueven en grupos tumultuosos, apenas comparables con los rebaños ovinos. Tanto en la
Reserva Natural Lapataia como en el resto de la isla, las lengas flamean al compás de los vientos del sur y recrean las formas de los famosos
divi-divi de Aruba.

Frente a paraísos sintéticos y artificiales, Tierra del Fuego resiste. Salvaje y hermosa.

Ganado cimarrón  en la inmensidad de Tierra del Fuego, a orillas del canal Beagle. Latitud S 54 53' 116', 
longitud O 67 14' 701''.

Ganado cimarrón en la inmensidad de Tierra del Fuego, a orillas del canal Beagle. Latitud S 54 53' 116',
longitud O 67 14' 701''.

Sobre las lengas de Lapataia, moldeadas por el viento sur, se posan mansos los cóndores que sobrevuelan a diario la cordillera.

Sobre las lengas de Lapataia, moldeadas por el viento sur, se posan mansos los cóndores que sobrevuelan a diario la cordillera.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig