«Nos acostumbramos a vivir con miedo» – GENTE Online
 

"Nos acostumbramos a vivir con miedo"

Uncategorized
Uncategorized

"Pude escaparle a la muerte en el atentado a las Torres Gemelas. Y después, el lunes 12 de noviembre, el avión de American Airlines se estrelló a metros de mi casa en Queens. Todavía estoy conmocionada". La voz de A
ndree Marshall (41) se quiebra cuando recuerda los dos hechos trágicos que la tuvieron como protagonista. Su historia reciente parece extractada de una novela de ciencia ficción.

Aquel 11 de septiembre, cuando las torres se derrumbaron producto del cruel atentado terrorista, Andree, embarazada de ocho meses, se encontraba en la planta baja del
World Trade Center. Allí estaban ubicadas las oficinas del Departamento de Sistemas de Merryl
Lynch
, donde ella trabajaba desde hace ocho años. "Fue increíble, era mi penúltimo día de trabajo. Estaba a punto de tomarme licencia por maternidad y en lugar de disfrutar ese momento a full, veía cómo todo se destruía en pedazos", recuerda hoy con lágrimas en los ojos.

Andree cuenta que ese día no debía ir a su empleo: "Era martes, y yo sólo trabajaba los lunes y los viernes. Todos los lunes de los últimos meses de embarazo tenía que hacerme un sonograma de crecimiento, porque los bebés que venían eran dos, y uno era más grande que otro. Esa semana me cambiaron el día de visita, y entonces aproveché para ir a la oficina. Antes pasé por la perfumería Duanne Reade, que también está en la planta baja".

Mientras esperaba en la fila para pagar, se encontró con su amiga Bárbara Scienquan. En ese momento se produjo el desastre. Una explosión las conmocionó y de inmediato se apagaron todas las luces. En la galería la gente corría casi sin sentido. Como su panza no le permitía caminar con normalidad, casi tambaleándose recorrió los cien metros que la separaban de la salida. Para colmo, las escaleras mecánicas no funcionaban y eso le dificultaba aún más la posibilidad de escapar del horror. "Afuera todo era tremendo -explica Andree-.
Los vidrios estallaban, caían escombros, y había restos de cuerpos por todos lados. Nadie podría imaginarse nunca lo que viví. Yo quería volver al interior del edificio, mientras mi amiga trataba de convencerme para que
huyéramos
: 'Si hay otra bomba, puede explotar en cualquier parte', me imploraba. Casi me obligó a salir de ese caos. Eso me salvó la vida".

El estrés que vivió hizo que el nacimiento de sus mellizos, Aiden -el varón- y Andree -la niña- se adelantara cinco semanas. Exactamente el 20 de septiembre por la mañana, después de que su mamá sufriera una fuerte crisis de llanto. Pero todavía faltaba más…

por Miguel Braillard
desde Nueva York: Gustavo Cherquis
fotos: Miguel Rajmil y Gamma

Andree y Craig junto a los mellizos que nacieron el 20 de septiembre. Detrás de ellos, en su casa luce un espejo con las Torres Gemelas. Ella salvó su vida de milagro en el <i>World Trade Center</i>.

Andree y Craig junto a los mellizos que nacieron el 20 de septiembre. Detrás de ellos, en su casa luce un espejo con las Torres Gemelas. Ella salvó su vida de milagro en el World Trade Center.

El matrimonio Colleran vive en el epicentro de la tragedia. Se casaron en agosto de 2000 y posaron muy enamorados con las Gemelas como fondo. No podemos creer que ya no estén", confiesan. Hoy viven con miedo.">

El matrimonio Colleran vive en el epicentro de la tragedia. Se casaron en agosto de 2000 y posaron muy enamorados con las Gemelas como fondo. "No podemos creer que ya no estén", confiesan. Hoy viven con miedo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig