“No sé si quiero ser una estrella de rock” – GENTE Online
 

“No sé si quiero ser una estrella de rock”

Uncategorized
Uncategorized

–¿Comenzamos?
–Dale, y antes de que me lo preguntes te digo que no tengo novio.

–Le agradezco. Me ahorra una consulta obligada que más o menos a mitad del reportaje tenía que hacerle sí o sí.
–¿Por qué obligada?

–Porque es mujer, joven, bonita, atractiva, y tiene 21 años.
–Está bien, lo acepto, pero te juro que estoy sola.

–Cuando trabajaba en Costumbres argentinas le habían adjudicado dos romances a la vez. ¿Se acuerda? Uno con el baby face Tomás Fonzi y otra con el actor y músico Mariano Torre…
–¡Uyyy! ¿Cómo olvidarlo? La verdad es que yo salía con Mariano, pero insistían con que también coqueteaba con Tomás. “Rapidita la chica”, debe haber dicho más de una. Lo cierto es que mi relación era con Mariano, pero qué iba a hacer. Te adjudican algo y andá a desmentirlo. Por estas cosas la tele también es difícil. ¿Aclaradas las cuestiones amorosas?

Daniela Herrero pregunta y sonríe, mientras charla con GENTE en el lobby del Movistar Virgo Hotel & Spa. Está pasando unos días de descanso en el Valle de Las Leñas y espera ansiosa que llegue el momento de calzarse los esquíes para practicar uno de sus deportes preferidos. Cuenta también que el próximo 23 de setiembre hará el cierre de la presentación de El espejo –su tercer disco–, en el teatro Ateneo. “Estoy feliz, esperando que llegue ese momento para reencontrarme con el público. Además, me pone muy contenta haber terminado esta semana la filmación de Sé, el tercer single de difusión del CD. ¿Sabés quién lo dirigió? Mariano Torre, del que sigo siendo amiga después de que nuestra pareja terminó… ja, ja. Te lo aclaro antes de que me lo preguntes”.

–A usted le fue bien en Costumbres argentinas. ¿Volvería a la tevé si se lo proponen?
–No, a la tele por ahora no vuelvo ni loca. El ambiente no es del todo como a mí me gusta en el tema de las libertades. No sé, me cuesta estar doce o catorce horas grabando una tira. La música maneja otras libertades, una es la responsable de su propia obra, no le imponen textos… Aunque reconozco que actuar me sirvió para moverme mejor sobre el escenario: me aportó dinámica, fuerza, protagonismo…

–¿Todavía recibe propuestas para hacer novelas?
–Sí, todavía me llaman, pero siempre aclaro que prefiero mantenerme alejada de la actuación. Antes dudaba, pero desde hace un tiempo tengo claro que mi presente y mi futuro están en la música.

–¿Tan convencida está?
–Cuando dejé de actuar no dudé un instante en seguir mi carrera con el rock. Traté de cerrar esa etapa, lo logré, y empecé algo nuevo. Siempre con la música, claro. Entonces hice un disco de transición. Lo produje yo. Me dio trabajo, fue complicado, pero resultó una experiencia buenísima. Me asusté un poco al principio, pero ahora lo cuento orgullosa.

–Entonces debe anhelar convertirse en estrella de rock.
–No lo sé. No sé si quiero ser una estrella de rock. Es algo muy loco lo que me pasa con eso. Soy de perfil bajo, me conformo con lo mínimo. Pero digamos que lo ideal para mí sería un punto medio. Por ahora estrella no: estrellita sería mejor… ja, ja.

–Muchos la comparan con Fabiana Cantilo. ¿Eso le agrada o le molesta?
–Creo que tengo mi propio estilo. Fabiana es un referente mío y muchas veces compartimos el escenario. Pero ella tiene una formación más rockera, aunque nuestro color de voz es parecido. Para mí es un honor que me comparen con ella.

–¿Es cierto que ya está pensando en otro Luna Park?
–A los 19 me di el lujo de hacer el primero. Ojalá venga el segundo, pero es algo muy fuerte. Hay que estar preparado, porque la verdad que shockea. Igual está buenísimo.

–Me rumorearon que se fue a vivir sola. ¿Lo hizo para encontrar más libertad también en las cuestiones que tienen que ver con el amor?
–¡Y dale con el tema! Lo hice porque me gusta ir tomando responsabilidades. Me di cuenta de muchas cosas y aprendí otras. Pero por sobre todo, a valerme por mí misma. Ahora encaro el escenario con otra fuerza. El derecho de piso en la música ya lo pagué. Y no tengo novio, para que te quede clarito. Cuando lo consiga, no te preocupes que te aviso. Ojalá sea pronto. Ja, ja.

“<i>La verdad es que cuando hacía Costumbres argentinas yo salía con Mariano Torre, pero insistían con que también coqueteaba con Tomás Fonzi</i>. ‘Rapidita la chica’, <i>debe haber dicho más de una, pero qué iba a hacer</i>”, explica hoy la cantante.

La verdad es que cuando hacía Costumbres argentinas yo salía con Mariano Torre, pero insistían con que también coqueteaba con Tomás Fonzi. ‘Rapidita la chica’, debe haber dicho más de una, pero qué iba a hacer”, explica hoy la cantante.

“<i>Fabiana Cantilo es un referente mío, y muchas veces compartimos el escenario, pero ella tiene una formación más rockera, aunque nuestro color de voz es parecido. Para mí es un honor que me comparen con ella”</i>.

Fabiana Cantilo es un referente mío, y muchas veces compartimos el escenario, pero ella tiene una formación más rockera, aunque nuestro color de voz es parecido. Para mí es un honor que me comparen con ella”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig