«No queremos un héroe. Queremos a nuestro hijo vivo» – GENTE Online
 

"No queremos un héroe. Queremos a nuestro hijo vivo"

Uncategorized
Uncategorized

"Mi hijo trabaja como paramédico en el Cornell Hospital, uno de los más importantes de Nueva York. El martes 11 era su día libre y estaba jugando con su hija Sofía en su casa del Fulthon. Cuando escuchó sobre el ataque se asomó a la ventana, vio el fuego en las Torres Gemelas y salió directo para allá. En el camino llamó a su hospital y
le dijeron que fuera para las Torres, que ellos le mandarían una ambulancia
".

El que habla es Alberto Santoro, un rosarino de 57 años que desde 1981 vive en los Estados Unidos junto a su esposa, María Rosa (54), y sus hijos María Inés (31), Mario (28), Alberto (26) y David (24). Hasta el negro e inolvidable martes 11 de septiembre, casi todo había sido progreso y bienestar para ellos. Pero esa mañana, Mario Santoro, el mayor de los hijos varones, casado con Leonor y padre de Sofía, de dos años, llegó hasta la zona del World Trade Center, como cientos de bomberos y paramédicos, para auxiliar a los heridos, y nunca volvió. Hasta el lunes 17 se lo consideraba técnicamente desaparecido, ya que no integra la lista de muertos ni heridos. Sin embargo, la angustia y la desesperación familiar crecen hora tras hora, y las esperanzas parecen agotarse.

La que continúa con el relato es María Rosa, la mamá de Mario. "Aunque parezca mentira, todavía mantenemos el optimismo. Sabemos que el viernes 14 rescataron vivos a cuatro bomberos y a un paramédico y ellos dijeron que abajo había más gente viva. Esa noticia nos devolvió el alma al cuerpo. Es la luz que nos mantiene enteros". 

desde Nueva York: Hugo Martin 
hmartin@atlantida.com.ar
fotos: Miguel Rajmil, Gamma y diario La Capital 
En Rosario: Sergio Oviedo
Mario Santoro junto a su sobrina Heidi, un mes antes de la tragedia.

Mario Santoro junto a su sobrina Heidi, un mes antes de la tragedia.

El martes 11 era su día libre en el hospital <i>Cornell</i>, pero igual fue a la zona de las Torres a auxiliar a los heridos. Desde entonces está desaparecido.

El martes 11 era su día libre en el hospital Cornell, pero igual fue a la zona de las Torres a auxiliar a los heridos. Desde entonces está desaparecido.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig