No dejamos de fantasear con poder caminar por la red carpet – GENTE Online
 

No dejamos de fantasear con poder caminar por la red carpet

Uncategorized
Uncategorized

Daniel Burman se hace la película y no lo niega. Desde que hace unas semanas El abrazo partido fue seleccionado para representar a la Argentina en la carrera hacia el Oscar a la Mejor Película Extranjera, el joven director no par
a de pensar. Soñando bajo la lluvia podría llamarse la obra, ausente de su filmografía, patrimonio exclusivo de su mundo interior como pasa a relatar: "A ver… con Adriana bromeamos con que hasta abajo de la ducha no dejamos de fantasear con poder caminar por la red carpet. Y me divierte mucho imaginarlo. Después, cuando termino de ducharme, me voy a dormir, y ya no pienso. De por sí, me honra haber sido elegido por Argentina. Si finalmente somos nominados, va a ser un momento increíble".

La fantasía galopará, imparable seguramente, hasta el 25 de enero. Ese es su Día O, la fecha en que la Academia de Hollywood anunciará al mundo los distintos nominados en cada uno de los rubros. Mientras, Burman y la actriz Adriana Aizenberg (Sonia, una idishe mame entrañable en la película) repasan el exitoso camino ya recorrido, y lo que vendrá.

El encuentro es en pleno barrio del Once, con todo su color judaico allí donde uno mire. Se sabe: mucha venta al por mayor y menor, piezas de género invadiendo la vereda, tanta kipá yendo y viniendo... El abrazo partido es, básicamente, la historia de la reconstrucción de la identidad de Ariel (brillante trabajo del uruguayo Daniel Hendler) y las distintas historias que surgen en esa búsqueda.

PINTA TU ALDEA… A primera vista, uno la calificaría de una película judía. Error. "Sí confirma aquello de pinta tu aldea y serás universal", dice Aizenberg. Y Burman entra más en detalle: "Todas las películas que uno hace con el corazón y con el sentimiento, tienen que ver con la pertenencia. No se trata de si el otro es judío o no; se trata de si el otro va a compartir el universo de uno. Y en ese sentido, la prueba de fuego la superamos en Italia o en España, países donde hay muy poca cultura judía -en Italia ni hablar-, y sin embargo tuvo un gran recibimiento; y lo sigue teniendo: de hecho en enero se estrena en Japón. Así como nadie diría que El Padrino es una película de italianos, sin pretender comparar con esa obra maestra, me parece una mala simplificación hablar en este caso de una película de judíos".

Tan universal resultó la aldea que, a medida que empezó a recorrer festivales -está por participar en Londres, Japón y Korea-, comenzó a cosechar premios. Pasó en Guadalajara (México), pasó en Lérida (España), más recientemente entre nosotros en el Festival de Tandil, pero el gran aval internacional llegó, sin dudas, en Berlín (junto con Cannes y Venecia, las muestras de mayor relieve en el mundo cinematográfico). "En Berlín, un comité examina casi mil películas aspirantes, de las cuales sólo unas 20 entran a la competencia oficial. Así que haber llegado a esa instancia, para nosotros, ya era todo un logro. Fuimos con la sensación de tarea cumplida, y un día antes de volverme, me llaman al hotel y me dicen que me quede", cuenta Burman. "Habíamos ganado el gran premio del jurado. Yo no lo podía creer, y encima me avisan que Sergio Hendler había ganado el Oso de Plata a Mejor Actor, algo que no lograba un actor latinoamericano en los últimos 40 años".

<i>, coinciden director y actriz. GENTE los convocó en el Once, escenario de una búsqueda de la identidad dentro de la colectividad judía.">

"Esta selección ya es un honor. Pero si finalmente quedamos entre los cinco nominados, va a ser un momento increíble", coinciden director y actriz. GENTE los convocó en el Once, escenario de una búsqueda de la identidad dentro de la colectividad judía.

El uruguayo Daniel Hendler (<i>Ariel</i>, en la historia). Tanto su trabajo (<i>Oso de Plata</i>) como la película (<i>Gran Premio del Jurado</i>) se llevaron dos de los máximos galardones en el <i>Festival de Berlín</i>.

El uruguayo Daniel Hendler (Ariel, en la historia). Tanto su trabajo (Oso de Plata) como la película (Gran Premio del Jurado) se llevaron dos de los máximos galardones en el Festival de Berlín.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig