“Muero por ser mamá joven, pero ahora tengo mucho trabajo” – GENTE Online
 

“Muero por ser mamá joven, pero ahora tengo mucho trabajo”

Volvió a sonar el río para Nicole. Y fuerte. Esta vez dijo que la modelo
estaba embarazada. Se habló de un test que dio positivo, de una ecografía
y de un embarazo de nueve semanas. Se habló mucho, pero Nicole (24) no dijo
nada. No lo confirmó ni lo desmintió. Prefirió el silencio y la tranquilidad de
la chacra de Los Cardales donde vive junto a su esposo, Nacho Herrero
(29) y pasó el fin de semana andando a caballo –la mejor forma de desmentir un
embarazo, de paso–. Y no dijo nada, porque tampoco había mucho que aclarar. Ella
ya había dicho lo que tenía para decir hace algunos días: “Muero por ser mamá
joven. Pero ahora tengo mucho trabajo y Nacho está encerrado grabando su disco.
Pero la maternidad no es un proyecto lejano… Con Nacho nos propusimos buscar un
hijo antes del casamiento. Pero de pronto surgió un viaje a Asia para MTV, me
tuve que dar mil vacunas, y lo suspendimos
–dijo Nicole entonces–.
Siempre pensé que iba a tener mi primer hijo a los 23, pero estuve esperando a
la persona ideal. Y Nacho tardó un tiempo en aparecer…

Y por fin apareció Nacho, un verano en Punta del Este. El del 2004 más
precisamente. Y la lente de un fotógrafo de GENTE lo dejó registrado en una
serie de fotos que fueron la noticia del verano, rompieron un noviazgo de cinco
años con Matías Liberman y afianzaron otro que pronto devino en boda. Y de ahí
en más, los rumores. Y el río que suena más fuerte: el río mediático.

THE NEUMANN SHOW. Y no fueron sólo esas fotos que indagaron un poquito
más de lo debido en la vida íntima de la modelo. Esto tiene su historia, que
empezó en 1992 cuando Nicole, con doce años, se lanzó al modelaje, cantó la
canción de la tira Amigovios y se transformó en la lolita del momento. Lo
que siguió fue una vida emparentada al medio y a los medios. Y entonces, Nicole
aprendió a convivir –o lidiar– con esto de las cámaras, la exposición pública y
la vida íntima no tan íntima. “Yo tengo mi propio Truman Show”, suele
decir Nicole sobre su vida. “Cuando vi la transmisión de mi casamiento por
tevé tuve una sensación de desnudez muy fuerte
”. Claro que nada es lo que
parece y que eso no fue sólo desnudez: “Lo hicimos para cubrir los gastos
(del casamiento)”, aclaró después.

Unos meses antes, en febrero, cuando con Nacho ya pensaban seriamente en
casarse, empezaron a sonar los primeros rumores de embarazo. “Hoy estoy más
cerca de tener un hijo, más preparada emocionalmente
–confesó ella por esos
días–. Pero no estoy embarazada, y no sé de qué mente salió ese rumor. Si
estuviera embarazada estaría feliz, no me escondería ni nada. Ya parece que mi
vida fuera la de otra: me enteré de mi embarazo por un notero de la tele
”.

Y esta vez parece ser igual. Y en Multitalent, la agencia de Nicole,
ya se apuraron a desmentirlo. “Es verdad que Nicole se muere de ganas de ser
mamá y que el año pasado lo estuvo buscando, pero ahora está abocada sólo al
trabajo. Si estuviera embarazada, naturalmente no podría hacer nada de esto…
”,
dijeron. Y ella siguió sin decir nada.

Pero en esto del reality todos los ojos son cámaras. Y en Belgrano,
donde la modelo tiene un departamento que usa cuando le tocan varios días de
trabajo en el centro, los vecinos vieron a Nicole comprando un test de
embarazo en una farmacia del barrio. El resultado, por supuesto, sólo lo sabe
Nicole. El resto son sólo conjeturas, aunque el archivo sigue hablando por ella:
Si estuviera embarazada estaría feliz, no me escondería ni nada…

LAS HERMANAS SEAN UNIDAS. Las dos son rubias. Las dos son lindas. Las
dos son modelos. Las dos posaron juntas para las revistas. Las dos se enamoraron
y se casaron con músicos inéditos. Las dos sueñan con tener una familia
tradicional, con muchos hijos y unos cuantos perros dando vueltas en el jardín.
Las dos sueñan el sueño de cualquier chica. Y las dos son tan parecidas que no
se soportan. O tuvieron una de esas peleas que hacen que una hermana no vaya al
casamiento de la otra. Y sea lo que haya sido, la bronca todavía les queda…

Lo cierto es que Nicole llegó tardísimo al casamiento por Civil de Geraldine
(21) y brilló por su ausencia en la iglesia. Y como era de esperar, eso despertó
unos cuantos rumores. Que Nicole no había ido porque era la mejor forma de
hacerse notar. Que Geraldine no la había invitado, enojada porque su hermana
había llegado tarde al Civil y encima se había quedado hablando con los
periodistas en la puerta. Y por último, que Nicole y Jorge Otamendi (24), el
flamante esposo de Gegé, no se pueden ni ver. Que en las reuniones
familiares no se saludaban. Que el propio Jorge tachó de la lista de invitados a
Nicole y compañía…

Pero son conjeturas. Lo único cierto es que Nicole no estuvo en el casamiento
de su hermana, y que las declaraciones de su madre fueron contundentes: “Nicole
es la que le debe una explicación a Geraldine, y no al revés
”.  El
futuro de las relaciones entre las hermanas Neumann por ahora es incierto. A
Geraldine, que ahora está de vacaciones en Bariloche con su esposo, le esperan
cuatro meses más de antojos antes de dar a luz a Helena, su primera hija. Y a
Nicole, en cambio, le esperan un contrato con Nito Artaza para debutar en el
teatro, las campañas gráficas de Prestige y Orbital, la de
Ricky Sarkany
en Aruba, unas cuantas más en Europa y un viajecito de placer
por Oriente y Africa con Nacho. Y después de todo eso, quién sabe…

Nicole Neumann y Nacho Herrero, el último fin de semana en su chacra del barrio 
<i>Las Vizcachas</i>, <br />
en <i>Los Cardales</i>.

Nicole Neumann y Nacho Herrero, el último fin de semana en su chacra del barrio
Las Vizcachas,
en Los Cardales.

Siempre dije que iba a tener mi primer hijo a los 23, pero estuve esperando a la persona ideal. Y Nacho tardo un tiempo en aparecer..."">

"Siempre dije que iba a tener mi primer hijo a los 23, pero estuve esperando a la persona ideal. Y Nacho tardo un tiempo en aparecer..."

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig