«Mis canciones son tangos despechados» – GENTE Online
 

"Mis canciones son tangos despechados"

Uncategorized
Uncategorized

"Madre, si no grabo un CD que se convierta en éxito no vuelvo nunca más a
casa
".

Los ojos llorosos de su madre fue la imagen que Juan Esteban Aristizabal (28) se llevó de Medellín. A los 25 años, con toda la ropa que tenía en una mochila y su guitarra al hombro partió hacia Los Angeles. Atrás quedaban cinco discos con Ekhymosis -la banda de rock formada cuando tenía 14 años- y las clases de canto y guitarra con Javier, su hermano mayor, que siempre tenían de fondo la voz del Zorzal criollo: "Me crié con un disco de Carlos Gardel pegado a la oreja. Mamé mucho su lírica, su melodía y el arrabal. Amo esos tangos bien despechados que dejan una enseñanza. Eso es lo que intento en mis canciones".

Aunque en su casa se escuchaban ballenatos, salsa, Los Chalchaleros y tangos, él cuenta que su vida cambió cuando le regalaron una guitarra eléctrica: "Comencé a escuchar rock. Eran épocas de Soda Stereo y Serú Girán. Formé mi primera banda de rock. Duramos casi diez años, después nuestros caminos se separaron". Fue ahí cuando Juan Aristizabal sacó del cajón una pila de papeles con letras, partituras y un pasaje a los Estados Unidos: "De un día para otro me encontré solo en una ciudad que nada tenía que ver con lo que yo conocía. Crecí de golpe. Me la pasaba recorriendo productoras. A la noche no dormía pensando en lo que iba a hacer al otro día. En los ratos libres componía en mi computadora. Por momentos pensaba que iba a enloquecer".

Estuvo a punto de pegar la vuelta a Colombia. Pero pesaba la promesa que había hecho a su madre: "Volver sin nada hubiera sido reconocer mi fracaso. Entonces, conocí al productor Gustavo Santaolalla. El salvó mi carrera". Juntos armaron Fíjate bien, su primer disco solista: "Me convertí en cantautor, guitarrista y arreglista al mismo tiempo. También nació Juanes, mi nombre artístico". El disco salió editado por el sello
Universal y se quedó con tres premios Grammy Latino 2001. Un año después, la segunda placa, Un día normal, y su tema A Dios le pido, que superó todas las expectativas: "Este nuevo disco volvió a ser premiado con un Grammy y un MTV. Mis temas comenzaron a sonar en las radios y me conocieron en toda Latinoamérica. Y hace unos días pude cumplir mi sueño mayor: tocar en el teatro Gran Rex de la calle Corrientes. En las mismas tablas que tantas veces pisó mi ídolo, Gustavo Cerati".

Es el creador, compositor y arreglador de todos sus temas. En su primer disco, grabó las dos guitarras, la batería y el bajo. Sin dudas, el colombiano desparrama talento.

Es el creador, compositor y arreglador de todos sus temas. En su primer disco, grabó las dos guitarras, la batería y el bajo. Sin dudas, el colombiano desparrama talento.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig