Minas de oro – GENTE Online
 

Minas de oro

A las tres de la mañana parecía que estaba todo dicho y bailado. Pero no. Fue
Julieta Prandi la que encaró la pasarela altísima, casi un altar, y el silencio
dejó bien claro que ella es una de las mujeres de oro de la Argentina. De fondo
sonaba un remixado dance de Red Hot Chilli Peppers. Julieta fue la gran
apertura con microbikini doradísimo de Class Life y doradísima su piel.
En el backstage, minutos antes, Prandi y 21 modelos se entregaron a las
manos de peinadores y estilistas, maquilladores y productoras que las
transformaron en las espectaculares diosas que arrasaron en la pasarela y
prepararon el previo que Moria merecía.

La marplatense Andrea Meggetto y sus cinco peinadores fueron el grupo más
pintoresco entre quienes trabajaron para el desfile. Llegaron vestidos con ropa
estilo tailandés, maquillados con diseños tribales con los colores de la tierra
y peinados de inspiración folclórica thai. Le dieron a cada modelo el marco
adecuado para que su rostro luciera impecable. Inmediatamente pasaban a manos de
las cinco maquilladoras. Todas de Mar del Plata, pertenecientes al atelier de
Susana de Soto. Usaron dos kilos de purpurina dorada y una docena de potes de
crema humectante para preparar la piel de todo el cuerpo de las chicas y dejarlo
listo para que mutaran en diosas. Ellas pidieron gloss para sus labios.

A medida que fueron llegando, las modelos de Pancho Dotto y Facundo Monteverde
probaron las sandalias de Ricky Sarkany e inmediatamente se metieron en
los trajes de baño, especialmente diseñados por Class Life. Algunos
bordados con lentejuelas, adornados con larguísimos flecos o hileras de bolillas
de metal. Aparecieron algunos pareos y una falda con volados de tul que llevó
Carolina Gimbutas. Los accesorios del marplatense Laureano Romani bijou también
fueron exclusivos para el cierre de la gran fiesta. Larguísimos collares para
usar atravesados en el pecho, aros con plumas y brazaletes.

Las chicas charlaron todo el tiempo sobre los proyectos que les esperan este
año. Julieta Prandi contó que a la mañana siguiente se iba a México a hacer una
campaña de ropa interior y a su regreso firmará contrato para conducir un
programa infantil del estilo Cantaniño. Yésica Toscanini se iba a Perú a
desfilar y hacer fotos. Ingrid Grudke, una de las últimas en llegar del teatro
donde debutó como vedette con Artaza y Cherutti, confesó que continuará con la
obra en Buenos Aires. Natalia Fava busca trabajo después de su rápida salida de
la Peluquería de los Mateos y las demás chicas completan sus agendas de
desfiles.

Cuando las 22 modelos habían  dejado a los invitados maravillados con la pasada más dorada que se haya visto,  irrumpió Moria en escena con un catsuit que ella misma diseñó.

Cuando las 22 modelos habían dejado a los invitados maravillados con la pasada más dorada que se haya visto, irrumpió Moria en escena con un catsuit que ella misma diseñó.

Divina, Ingrid Grudke, con triangulitos diminutos, collares y el desenfado que le está dando su condición de vedette novel.

Divina, Ingrid Grudke, con triangulitos diminutos, collares y el desenfado que le está dando su condición de vedette novel.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig