Hace cincuenta días que nadie pone la cara y responde sin especulaciones políticas o sin lavarse las manos", le explica su carta a GENTE." /> «Mientras los responsables caminen libres, no voy a poder mirar al cielo» – GENTE Online
 

"Mientras los responsables caminen libres, no voy a poder mirar al cielo"

Uncategorized
Uncategorized

Aunque sabe que ya perdió la guerra, sigue peleándola. "Perdí la guerra,
sí, porque perder a mi hijo es perder la guerra, pero necesito ganar una batalla
para honrar su muerte y su memoria. Mientras los responsables caminen libres, no
voy a poder mirar al cielo y recordarlo en paz, lejos de toda ira
", dice
Ricardo (47, técnico electrónico) controlando tal furor. "Ando tomando
algunas pastillas que me tranquilizan
", aclara sentado frente a la
computadora en la que atesoran el álbum fotográfico de su Emiliano Marcelo Righi
Rodríguez (17, muerto el 30 de diciembre en República Cromañón), y desde donde
tecleó una carta de lectores (titulada "Lloro mientras escribo"), que el
viernes 11 de febrero publicó Clarín, emocionó a medio país y generó una
inusitada identificación popular, casi al punto de saturar su dirección de
correo electrónico. "¿Qué me motivó?", se pregunta, y respira apenas un
instante, que parece eterno…

"Me senté y empecé a desahogarme como padre y como ciudadano
-advierte-. Necesitaba denunciar la falta de aplicación de normas y la falta
de escrúpulos, la corrupción y la negligencia que rodearon la muerte de mi hijo
y de 191 personas más
", menciona el motivo y ni siquiera espera el avance
del cuestionario. "Ayer domingo reafirmé mi postura, me animé y, después de
aquel terrible entierro de Fin de Año, volví al cementerio de la Chacarita.
Quería llevarle unas flores a Emi y ratificarle mi lucha. Se lo debo a él, se lo
debo a mi mujer y se lo debo a aquellos tres chicos que me quedan. No quiero
consumirme buscando justicia, ya que tengo una familia que me necesita fuerte.
Igual, voy a hacer lo imposible para que quienes lo merecen, paguen sus culpas.
Me quedaron en mi corazón tantas dudas de padre y de ciudadano…
", señala, y
le regala un sorbo de café cortado a su frenesí. "¿Te hablo de mis dudas?",
vuelve a preguntarse.

-Seguro.
-Varias. Tan simples de consultar y tan difíciles de contestar. Hace
cincuenta días que nadie pone la cara y las responde sin especulaciones
políticas o sin lavarse las manos… Te las resumo en seis. Al jefe de Gobierno,
Aníbal Ibarra: ¿Por qué permitió que funcionara un sitio que no estaba en
condiciones de permanecer habilitado? A Omar Chabán, el dueño de Cromañón: ¿Por
qué nadie le clausuró el boliche ni lo obligó a dejar abierta la puerta
clausurada? A Patricio Santos Fontanet, el cantante de Callejeros: ¿Por qué, al
ver la bengala iniciática, no aprovechó que sostenía el micrófono en su mano
para detener el recital? A Diego Argañaraz, el representante del grupo: ¿Por qué
dejó que entrara más gente de la que podía ingresar? A los funcionarios de la
Ciudad de Buenos Aires: ¿Por qué apenas consumada la tragedia no se ejecutó
ningún plan de emergencia que permitiera salvar otras vidas? Al presidente,
Néstor Kirchner: ¿Por qué mantiene su silencio y su falta de compromiso público
respecto del tema?… ¿Sigo o preferís que hable de mi pibe e intente homenajearlo
de la mejor manera? -se pregunta de nuevo, intuyendo la respuesta del
periodista.

Entonces, Ricardo baja una velocidad su desdén, y también su guardia. "Todavía
lo veo entrar en nuestro sencillo PH de Ciudadela y saludarme: '¡Hola, pá!', o
acompañarme frente a los programas tecnológicos de Discovery, que a mí me
encantan, sólo para hacerme feliz
-lagrimea-. Desde el 30 de marzo del
87, que nació en el Sanatorio Güemes, con mi mujer Eloisa (40, ama de casa) lo
criamos de la misma manera que venimos criando a Gabriel (10), Sebastián (8) y
Facundo (1): enseñándoles a respetar al prójimo y ser caballeros ante una dama,
e instándolos a forjarse un futuro profesional (Emiliano había sido abanderado
durante la primaria y ahora cursaba 5to. año en la ENET Nº 27 de Villa Devoto,
especializándose en Química). El incluso aceptó relegar su carrera de
futbolista, concentrándose en recibirse. Lo cuidamos muchísimo. Solíamos
buscarlo a la salida del estudio, le pedíamos que siempre nos llamara, no
dejamos que fuera al viaje de egresados, etcétera. Hartos de prohibiciones, le
dimos los diez pesos para la entrada y finalmente permitimos que vaya por
primera vez a un show… Se me ocurre una última pregunta: ¿Por qué carajo?
".

Voy a hacer lo imposible para que quienes lo merecen, paguen sus culpas", afirma Ricardo delante de la computadora y las imágenes del hijo.">

"Voy a hacer lo imposible para que quienes lo merecen, paguen sus culpas", afirma Ricardo delante de la computadora y las imágenes del hijo.

Acá hay que dejar de lavar los platos con agua fría. Es hora de meter agua caliente y detergente, así la mugre sale de una vez", apunta Ricardo, sosteniendo una foto de Emi, y recordándolo como "fana de Almagro, gran estudiante y excelente hijo y amigo". El 28 de febrero, adelanta, "haremos una marcha desde la puerta de Cromañón, para que ahora todos los argentinos exijamos justicia".">

"Acá hay que dejar de lavar los platos con agua fría. Es hora de meter agua caliente y detergente, así la mugre sale de una vez", apunta Ricardo, sosteniendo una foto de Emi, y recordándolo como "fana de Almagro, gran estudiante y excelente hijo y amigo". El 28 de febrero, adelanta, "haremos una marcha desde la puerta de Cromañón, para que ahora todos los argentinos exijamos justicia".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig