«Mi pareja tiene claro que yo trabajo con mi cuerpo» – GENTE Online
 

"Mi pareja tiene claro que yo trabajo con mi cuerpo"

Uncategorized
Uncategorized

Ingrid juega frente a cámara, ajena a la multitud que se ha reunido alrededor
del set improvisado a orillas del mar. Ahora descubre su exuberante escote y
despliega sus piernas, interminables. Acompaña cada uno de sus movimientos con
una sonrisa enorme y perfecta. Es rubia, como la debilidad de todos los curiosos
que observan su performance. Luego del último flash, se somete al cariño del
público. Y agradece cada muestra de afecto con una cadencia exquisita que revela
su origen misionero.

-¿Qué recuerdos atesora de su infancia, allá en Misiones?
-Me crié en Oberá, en una chacra llamada Los Helechos. Ahí viví hasta los 12
años y gracias a eso tuve una infancia muy sana, junto a dos hermanas mayores y
un hermano menor. Soy muy varonera. Jamás estudié danzas ni hice lo que hacían
las otras chicas. Prefería jugar al básquet o al vóley. Así conocí mi cuerpo y
aprendí a explorar mi parte estética.

-¿Cómo llegó desde su provincia natal al mundo del espectáculo?
-Por casualidad. Jamás soñé con ser modelo, pero siempre mis amigas insistían en
que me tenía que presentar en los concursos de belleza. Y yo iba, pero lo hacía
jugando. Pero cuando empecé la carrera de Diseño Gráfico, una noche fui a bailar
y una persona me ofreció trabajo como modelo. Me dieron una tarjeta para
presentarme en un scouting que iban a hacer en Buenos Aires. Vine y enseguida
empecé a trabajar.

-¿Y cómo lidia hoy con la fama?
-Bien, aunque todavía me siento un poco rara cuando la gente me viene a saludar
o a pedirme autógrafos. Cuando voy a la verdulería y la gente me descubre,
siento mucha vergüenza. Sé que a veces debo parecer antipática, pero en realidad
soy tímida.

-Moria Casán parece definitivamente retirada de la revista. ¿Se siente capaz de
ocupar el cetro de vedette que dejó vacante?
-Yo ni siquiera me animo a llamarme vedette, porque considero que sería una
falta de respeto para profesionales como Moria. Pero me siento muy cómoda con
todo lo que conseguí hasta ahora. Sé que en un principio muchos me miraban
despectivamente, como diciendo: "¿A ver qué hace esta rubia?". Y creo que es
normal que ocurra… Hay gente a la que le gusta lo que hago en el teatro y otra a
la que no. Pero eso no me preocupa, hay público para todo.

-¿Qué opina su novio, Luis Roca, cuando la ve bailar sexy sobre un escenario,
desfilar lencería sobre una pasarela o besando a otro actor, como ocurrirá
pronto en la nueva ficción de Ideas del Sur?
-Luis está acostumbrado a verme con poca ropa. Hace seis años que estamos
juntos, y él tiene en claro que yo trabajo con mi cuerpo, por eso no se pone
celoso. Yo arranqué con esta profesión a los 19 años y jamás me olvidé que soy
un producto para vender. Luis me apoya mucho en todo lo que emprendo y es un
gran compañero, aunque no creo que le guste verme besando a mucha gente en la
televisión… También me pondría celosa si mi novio besa a otra chica.

-¿Y cómo va hacer este año para cumplir con todos sus compromisos laborales y no
morir en el intento?
-No lo sé. Yo quería volver a estar con Nito Artaza durante el verano porque él
confió mucho en mí, y no quería dejar de apoyarlo, pero no creo que pueda seguir
en su espectáculo durante el año porque tengo mucho trabajo. Al principio no
sabía qué iba a resultar de todo esto, pero hoy me siento muy cómoda y feliz con
los pasos que di en mi carrera.

-¿Su vida sentimental también acompaña este excelente momento profesional?
-Por supuesto. Tengo al hombre que amo a mi lado, e intuyo que él va a estar
siempre conmigo. Me acompaña, me alienta en cada paso que doy y jamás me pone
límites. Hoy por hoy no nos podemos despegar. ¿Qué más puedo pedir?

-Hijos. Formar una familia, quizá…
-Queremos tener hijos y armar una gran familia. Pero por ahora preferimos
aprovechar nuestro gran momento profesional y disfrutar de la pareja. Nosotros
ya somos más que un matrimonio y más que grandes amigos.

-¿Quién lleva los pantalones en casa?
-Luis, porque aunque sea muy bueno conmigo tiene mucha personalidad. Me gusta
mimarlo, entonces le preparo tartas, amaso pizza, preparo hamburguesas caseras,
y un guiso vegetariano que los dos llamamos El guiso de Ingrid y Luis jura que
es afrodisíaco.

-¿Me podría dar la receta?
-Anotá: hay que dejar las lentejas en remojo un día antes. En la cacerola pongo
tomate, papas, perejil, cebolla de verdeo y arroz. Una vez que está hervido le
pongo las lentejas. Todo eso da mucha potencia y el resultado final es bárbaro:
inmediatamente nos ponemos mimosos.

texto y producción: Pablo Procopio
fotos: Christian Beliera
(Agradecimientos: Flavio Mendoza, Loreal, Sweet Lady,
Sibyl Vane, Kees Von Kees, Dojo Academia Palumbo Jiu Jitsu, Seguridad Oasis y Tina del Moral)

Ingrid supera todas las expectativas. Año a año suma laureles. De gran modelo pasó a vedette, y tras dos años de caminar el escenario, hace su entrada triunfal en la tele con un papel en <i>Los Roldán</i>, que irá por Telefé.

Ingrid supera todas las expectativas. Año a año suma laureles. De gran modelo pasó a vedette, y tras dos años de caminar el escenario, hace su entrada triunfal en la tele con un papel en Los Roldán, que irá por Telefé.

Jamás estudié danzas ni hice lo que hacían las otras chicas. Prefería jugar al básquet o al vóley. Así conocí mi cuerpo y aprendí a explorar mi parte estética"">

"Jamás estudié danzas ni hice lo que hacían las otras chicas. Prefería jugar al básquet o al vóley. Así conocí mi cuerpo y aprendí a explorar mi parte estética"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig