«Mi éxito molesta y por eso recibo amenazas» – GENTE Online
 

"Mi éxito molesta y por eso recibo amenazas"

Cada tarde habla de Mirtha, de Moria, de Tinelli, de Suar. Habla de Soldán, de Rímolo. Habla de Tinayre. Habla de Samantha y de Natalia. Ya era ho
ra de que Rial hablara de Rial. Quizá sabía lo que hacía, quizá no. Lo cierto es que Jorge Rial (40) tejió un universo paralelo, una especie de "otra" realidad habitada por un pelotón de criaturas al borde de la ciencia ficción: Guido Süller, Oggi Junco, el papá de Tamara… Universo en el que, finalmente, nunca creyó. "La neofarándula es cartón pintado. Me divierte, me muero de risa con Guido, la Zorzenón, la Candelmo, pero cuando termina el programa que se vayan, porque no les creo". A la vez, Rial consiguió un respeto de pares y público que la tevé "chimentera" no había conocido hasta hoy, como quien se trasciende a sí mismo. "Durante los cacerolazos la gente vio a un Rial distinto. Una noche de enero fuimos el único programa que transmitió la protesta, lo que no habla bien de mí, sino mal de todos los periodistas que debieron estar ahí y no cenando o de vacaciones. Eso me volvió creíble". 


-¿En qué creés que te convertiste?

-Soy un referente del periodismo de espectáculos, pero también pasó algo raro en el verano, durante las protestas. Quedó claro que no sólo manejo el registro frívolo, que tengo una posición política, que tengo ideología. De hecho, hay algo que me da mucha bronca: haber sido cómplice de las mentiras de los políticos.


-¿Cuándo fuiste cómplice?

-El año pasado, en la radio, hacía mucha actualidad y al permitir que salieran al aire y dijeran todo lo que dijeron, fui cómplice de ellos. Desde luego que no fue queriéndolo, pero no debí permitir que le mintieran a la gente como le mintieron. Por lo menos no desde mi programa. Por eso dejé la radio, aunque me quedaba un año de contrato.

-¿Qué cosas te quitó el éxito de hoy?

-La trascendencia que fui consiguiendo está molestando a alguien. Me siento muy expuesto. Hace dos meses que vivo una situación de riesgo con mis hijas, con amenazas de secuestro, teléfonos pinchados… Por ahí alguien me llama y me dice qué hicieron mis hijas, a qué hora llegaron, en qué momento doblaron por colectora… o corto con alguien, me llaman y me pasan la grabación de la conversación que acabo de tener. Hay un par de periodistas atrás de esto. No tiene que ver con la política, es gente del ambiente de espectáculos. Mi éxito, sin dudas, molesta y por eso recibo amenazas.

-¿Lo viven con miedo en tu casa?

-A mi mujer le conté todo recién hace dos días. Tratamos de mantener la calma.

La neofarándula es cartón pintado. Me muero de risa con Guido o la Candelmo, pero cuando termina el programa, que se vayan: no les creo".">

"La neofarándula es cartón pintado. Me muero de risa con Guido o la Candelmo, pero cuando termina el programa, que se vayan: no les creo".

No tiene amigos en la farándula, aunque Suar y Tinelli lo consultan habitualmente. Los periodistas de espectáculos comenten un error imperdonable: se toman la farándula en serio, se terminan enamorando de ella", afirma.">

No tiene amigos en la farándula, aunque Suar y Tinelli lo consultan habitualmente. "Los periodistas de espectáculos comenten un error imperdonable: se toman la farándula en serio, se terminan enamorando de ella", afirma.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig