«Me rapé para purificar mi alma» – GENTE Online
 

"Me rapé para purificar mi alma"

La ausencia de su conocida cabellera rubia es sólo el primer indicio de que
algo fuerte pasa muy por dentro de su cabeza, y no sólo de su cabeza: también de
su espíritu. En su muñeca derecha se lee tatuado Jeshua, el nombre de Jesús en
hebreo; en la otra, una pulsera con imágenes de santos católicos. Sonríe, clava
sus ojos celestes y explica: "Es un pacto de amor, un amor único, inmenso. El
amor de Cristo".

Jimena Cyrulnik (28), modelo y conductora de televisión, está cambiada. Y no se
trata de un sencillo cambio de look creado por un estilista en una peluquería de
moda. Jimena, invitada a pasar unos días en el centro de esquí Las Leñas como en
sus mejores momentos de estrella, quiere hablar esta vez de un cambio
espiritual. Hace cuatro meses, cuenta, se afeitó la cabeza. Sola y en el baño de
su casa. La rubia, descendiente de polacos, criada en una familia judía, dice:
"Mi próximo paso será el bautismo. Quiero seguir el ejemplo de vida de Jesús".

-Parece todo demasiado rápido, ¿de dónde viene esta transformación espiritual
tan repentina?
-Esto tiene que ver con una búsqueda que tengo desde muy chiquita. Recuerdo
estar acostada en la cama y preguntarme por el sentido de todo. En esa misma
búsqueda, hace algunos años empecé a leer a Osho y James Redfield. Necesitaba
sentir más a Dios. Como te dije, todas mis dudas se resolvieron hace cuatro
meses. Empecé a leer una Biblia y me llené de fe, de esperanza y amor.

-¿Y el judaísmo? ¿Por qué a pesar de haber nacido en la tradición judía hoy
elegís la católica?
-Porque creo que el judaísmo es una religión que no te llena de fe. No quiero
ofender a nadie, digo lo que siento de acuerdo a mi experiencia. El judaísmo se
basa en otras cosas más relacionadas con la tradición. Siempre me sentí más
identificada con la espiritualidad cristiana.

Habla con serenidad. Se la ve llena de alegría. Un contraste con la imagen que
hizo pública hace poco más de dos años, su momento de mayor éxito como
conductora de Versus, cuando Jimena dio la cara y enfrentó un grave problema.
"Tuve anorexia. Y cuando me di cuenta de que muchas chicas querían imitarme me
dio pánico. Llegué a pesar 39 kilos. Ahí, dejé de lado mi ego, acepté que tenía
un problema y pedí ayuda."

Entre las montañas, a 2.200 metros de altura, Jimena muestra su nueva imagen. Cabeza rapada, tatuajes místicos, abalorios religiosos. No quiero que nadie se confunda por esta imagen hostil. Me siento llena de luz", dice.">

Entre las montañas, a 2.200 metros de altura, Jimena muestra su nueva imagen. Cabeza rapada, tatuajes místicos, abalorios religiosos. "No quiero que nadie se confunda por esta imagen hostil. Me siento llena de luz", dice.

Hace dos años, Jimena posaba para GENTE, sexy y con el pelo teñido de rojo. Hoy cree, como sostienen varias religiones orientales, que el pelo acumula impurezas. Se rapó en un pacto íntimo y religioso. Siento que volví a nacer", dice.">

Hace dos años, Jimena posaba para GENTE, sexy y con el pelo teñido de rojo. Hoy cree, como sostienen varias religiones orientales, que el pelo acumula impurezas. Se rapó en un pacto íntimo y religioso. "Siento que volví a nacer", dice.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig