«Me puse siliconas para proteger mi corazón» – GENTE Online
 

"Me puse siliconas para proteger mi corazón"

Está en un momento de cambios, de transición, de búsqueda. A Flavia Palmiero se la nota distinta por dentro y por fuera. Con respecto a su interior, cuenta que el año pasado abandonó la terapia,
"porque es hora de enfrentar la vida sola. La hora de tomar decisiones. Basta de analizar tanto las cosas", explica. Aunque por ahora está sin trabajo, dice que casi no tiene tiempo libre: sus hijos, sus amigos, la casa, las clases de gym y la preparación para volver a trabajar le insumen todo su tiempo. "Pero estoy muy bien, disfrutando este momento que me toca vivir y con muchas pilas para intentar el regreso a lo mío, a la actuación", aclara. 

A los 34 años, Flavia tiene que afrontar todo esto sola, sin pareja. "Yo siempre trato de capitalizar lo que me pasa, y este tiempo fue algo positivo, me va a ayudar para, de aquí en adelante, valorar más las
cosas
", confiesa. El último de los cambios -exterior, en este caso- ocurrió hace solo 20 días, cuando
se decidió después de mucho tiempo a una cirugía de lolas. Pero dejemos que ella misma cuente su experiencia:

-Todavía no lo puedo creer. Nunca quise transar con las cirugías porque tenía mucho miedo. Pero en un momento empecé a necesitarlo. Quería recuperar lo que tenía a los 20. Siempre tuve muchas lolas, pero con los embarazos se me fueron vaciando. Durante un tiempo lo manejé: usaba corpiños con relleno y con aro y la gente me veía y me decía que tenía unas lolas bárbaras. Pero yo no me veía bien, aunque tampoco estaba tan mal... Y bueno, creo que era el momento, porque estoy por cumplir 35 años, ya tuve hijos y el cuerpo tanto no me puede cambiar. "¿Qué voy a seguir
esperando?
", me pregunté. 

-Y te decidiste.
-Sí, pero me costó mucho porque tenía pánico. Soy muy miedosa, y me aterraba la idea de una operación. Hasta que un día me levanté y dije: "Es ahora o nunca". Y me animé. Fui a ver al doctor Pintos Barbieri, le llevé una foto mía de cuando tenía 20 años, se la mostré y le dije: "Quiero estar así otra vez". En una semana lo decidí, sin vueltas. Y creo que adelgacé como un kilo a raíz de los nervios. El día de la operación estaba tranquila porque sabía que ya no me podía escapar.

-¿Cómo fue el día después?
-Me agarró un ataque. Cuando me sacaron las vendas, fue un shock porque estaba re hinchada, parecía Pamela Anderson. Me acuerdo que me puse a llorar, quería que me sacaran todo. Al médico le hice un escándalo durante una semana, y el pobre me decía: "Por favor te lo pido, tené paciencia, creeme que ya se van a deshinchar. A todo el mundo le pasa lo mismo". El doctor tenía razón, a la semana ya estaba perfecta.
Quedó bárbara, y se anima a mostrarlo. Antes de la operación dice que tuvo pánico. 
Después pensó: Tengo casi 35 años, el cuerpo tanto no me puede cambiar. ¿Qué voy a seguir esperando?".">

Quedó bárbara, y se anima a mostrarlo. Antes de la operación dice que tuvo pánico.
Después pensó: "Tengo casi 35 años, el cuerpo tanto no me puede cambiar. ¿Qué voy a seguir esperando?".

Flavia se operó para estar como a los 20. Los cambios también fueron por dentro: dejó de hacer terapia. Es hora de enfrentar la vida sola", dice. Pero quiere un hombre al lado.">

Flavia se operó para estar como a los 20. Los cambios también fueron por dentro: dejó de hacer terapia. "Es hora de enfrentar la vida sola", dice. Pero quiere un hombre al lado.

El otro día me pasó algo muy gracioso. Me miré en el espejo y dije: 'Qué lindo, volví a ser yo'. Me gustó tener lolas de nuevo. Entonces les saqué los rellenos a los corpiños, tiré todo a la basura."">

"El otro día me pasó algo muy gracioso. Me miré en el espejo y dije: 'Qué lindo, volví a ser yo'. Me gustó tener lolas de nuevo. Entonces les saqué los rellenos a los corpiños, tiré todo a la basura."

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig