«Me hice algunos retoques, pero tampoco fueron tantos» – GENTE Online
 

"Me hice algunos retoques, pero tampoco fueron tantos"

Dicen que se hizo entera: lolas, panza, muslos, pantorrillas, cola y cuello. Ahora, Susana Giménez ríe: "¡Pero, por favo
r! Me hice algunos retoques, pero tampoco fueron tantos!
", asegura ella.

Lo avisó: se recluiría en su casa de Barrio Parque hasta recuperarse de la última cirugía. Y así lo hizo. No se dejó ver por nadie (ni siquiera por su novio, Jorge Rodríguez, quien aprovechó esos días para irse a Miami a cerrar unos negocios) hasta terminar con el posoperatorio.

El sábado 13, tras sacarse los puntos en la clínica de la doctora Cristina Zeaiter, la diva decidió pisar por primera vez la calle. ¿La salida? Fue en su
Mercedes-Benz, junto a su perro Jazmín y con rumbo a la peluquería de su amigo y coiffeur (recién salido de prisión), Miguel Romano.

Eran las cuatro menos cuarto de la tarde cuando la inconfundible voz de Su resonó en el local más famoso del pasaje Anasagasti: "¡Hay, mi amor, estás tan bien que parecés recién llegado de Miami y no de la cárcel! Miguelito, no sabés lo que te extrañé…". Después de las risas espontáneas, subieron al primer piso, donde solo se atienden las estrellas. Allí, en el living vip, Su descubrió que sus anteojos
Dolce & Gabbana made in Miami que le había regalado al estilista estaban expuestos al mejor "estilo museo" junto a unos zapatos que, según asegura el peluquero, pertenecieron a la misma Eva Perón. 

Jorge Rodríguez apareció montado en su Ducatti poco antes de que Su saliera. El empresario aguardó el color (rubio oro blanco), el corte de puntas y el brushing en uno de los salones. Mientras tanto, tacita de café en mano, se entretuvo buscándole novia a Jazmín. "Es que el perro es muy activo y necesita una chica que lo calme un poco", explicaba a las clientas mostrándoles el ejemplar.

Eran casi las seis de la tarde cuando Susana, lista y espléndida, habló con GENTE.


-Susana, se la ve mucho más linda, ¿es verdad que se hizo una nueva cirugía?

-Sí. Me hice algunos retoques, pero tampoco fueron tantos como dicen. ¡Hasta se aseguró que me había operado "la papada"! Por Dios: odio la palabra "papada". No tuve ni voy a tener "papada" en mi vida ¡Qué palabra horrible, me suena a pelícano! Pero si hoy estoy mejor, es porque me siento más relajada y descansada, es la primera vez en años que puedo disfrutar de unas extensas vacaciones.

Espléndida y con nueva figura, Susana reapareció por la peluquería de su amigo Miguel Romano.

Espléndida y con nueva figura, Susana reapareció por la peluquería de su amigo Miguel Romano.

Jorge Rodríguez, pasó a buscarla y aprovechó la espera para conseguirle novia a Jazmín, el perro de la diva.

Jorge Rodríguez, pasó a buscarla y aprovechó la espera para conseguirle novia a Jazmín, el perro de la diva.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig