Ahora leyendo
“Me gusta fantasear con hombres… y mujeres”

“Me gusta fantasear con hombres… y mujeres”

Redacción Gente

Después de casi dos horas de charla con Laura Fidalgo (que no dice su edad: apenas que nació el primero de octubre y que su signo es Libra con ascendente en Acuario), deducimos que esta chica de Flores es un exponente perfecto para graficar lo que significa vivir entre la Biblia y el calefón. En casi 120 minutos transitamos los caminos de esta bailarina de formación clásica que se hizo popular gracias al teatro de revista. A saber, sus recuerdos de los primeros años en el Misericordia, un colegio religioso de su barrio: “Cuando empecé era muy introvertida, la última en todo. Hasta que la Hermana Silvina empezó a hacerme pasar al frente. Ella decía que yo tenía ángel, y me fui dando cuenta de que podía ser la protagonista”.

Viajamos a sus seis años, cuando una mañana, antes de ir a clase, vivió una aparición de la Virgen. “Cuando me desperté, tenía delante mío una imagen de la Virgen. Tenía las manos juntas en el pecho y movía la cabeza. Cuando llamé a mi madre desapareció de arriba hacia abajo. Después, la Hermana Javiera nos dijo que se trataba de una protección”. A un lado, Juan Durán –cantante e ilusionista y pareja de Laura desde hace tres años– escucha atento y le pone pimienta al tema: “Te aseguro que con la actitud que tiene Laura, había más posibilidades de que la Virgen se hiciera bailarina a que Laura se hiciera monja”. Rápidamente, Fidalgo recobra la compostura y expone sus visiones sobre zodíaco y religión: “No son ciencias enfrentadas. El que las hace chocar es el hombre. El Universo nos da señales siempre, sólo que pocos están preparados para recibirlas”, explica. No sabemos cómo, pero del misticismo puro la charla con Laura salta a los escándalos de cartel, las peleas entre bambalinas y sus diferencias con una de las grandes divas de nuestras tablas, Flor de la V. Esta es la génesis del intercambio…

–Esta Laura Fidalgo no tiene mucho que ver con aquella que se lucía en el Maipo y en el Moulin Rouge…
–Es que en un momento me di cuenta de que tenía que dejar de lado mi prestigio para poder comer. Entendí que con el perfil bajo me quedaba en la escuela de danza. Igual, yo me sigo preparando.

–¿Cuándo lo entendió así?
–Todo fue a raíz del programa de Marcelo. Me dio la popularidad que no tenía. Hoy la gente me para por la calle, me da besos y eso para mí es un regalo increíble.

–Junto con la popularidad le vino el mote de “chica difícil”.
–Cuando una exige cosas normales, como querer ensayar, la tildan de “difícil”. He tenido que estrenar un cuadro sin ensayarlo, con gente muy grossa en la platea. Pero si me voy soy una complicada porque el productor tiene un nombre… Y entonces, sos “la quilombera”.

–¿Continúa en juicio con Gerardo Sofovich y Flor de la V?
–El juicio sigue en pie. Se lo hago a ella y al productor que permitió que me atacara. Florencia me faltaba el respeto en un monólogo que hacía en el teatro. “Es insulsa. No calienta ni a un muerto…”. Decía cosas así. Después siguió en Bailando por un sueño. Mi única manera de pararlo era el bozal legal, porque yo no tengo padrino, nadie que me proteja.

–Hasta diciembre estuvo en México y allá también tuvo varias peleas…
–Me dijeron que iba a un campeonato internacional de baile y yo creí que iba a los Juegos Olímpicos. Después me di cuenta de que era un show armado para el escándalo. Las jurados Ema Pulido y Roxana me buscaban mucho. Y yo les pedía sus currículum, porque son dos personas que nunca trascendieron.

–¿No tendrá aires de diva que la traicionan?
–Soy muy noble. Si te doy una palabra, la cumplo. No tengo divismos pelot… y respeto los tiempos de los otros. Yo amo esta carrera y es mi prioridad número uno. Hoy ni siquiera sueño con ser madre.

–Cambió de opinión, porque hace tiempo soñaba con una familia numerosa…
–En este momento no siento la necesidad de tener un hijo. Cuando lo traiga al mundo quiero estar cien por ciento para él, no dejárselo a la niñera. Hoy no puedo hacerlo, porque estoy metida a full con mi carrera, pero en un futuro sí. Me encantaría tener una familia numerosa.

–¿Es cierto que comenzó terapia por primera vez en su vida?
–Sí, tengo que compatibilizar el rol que vine a cumplir a este mundo con lo que pasa dentro del medio en el que vivo. Arriba del escenario quiero ser la Mujer Maravilla, pero abajo soy Teresa de Calcuta. Ayudo a mucha gente, hago muchas cosas que no las publicito. Por dentro me carcomen muchas injusticias. Entonces tengo que aprender a controlarlo.

MOROCHA Y PASIONAL. Después de varios años, Laura Fidalgo decidió que era el momento de blanquear una relación amorosa. El beneficiado se llama Juan Durán, un cantante argentino radicado en Brasil desde hace 17 años y que durante mucho tiempo le puso voz a las cortinas de los culebrones más importantes del país carioca. ¿Esta morocha de un metro setenta y ocho y envidiables 93-63-93 estuvo sola hasta ahora? “Nunca estuve del todo sola, pero no hablaba de mi vida privada, porque me gustaba generar fantasías en los hombres. Siempre le aclaré al que estaba al lado mío: ‘No podés aparecer. Es así. Si no te gusta…’”.

–Además, tengo entendido que le encanta seducir a hombres y mujeres por igual. Y que tiene éxito entre las chicas. ¿Alguna fantasía latente?
–Las fantasías están, las tengo todas, menos la de la droga. Mirá que soy muy curiosa y nunca se me dio por probarla.

–Pero yo le pregunté por las chicas…
–La tengo firme. Me encantan los hombres, pero tengo la fantasía de compartir algo con una mujer, o dos, qué sé yo… Me gusta despertarles cosas cuando bailo. Me atrae la estética de las mujeres, pero a la hora de elegir siempre me incliné por los hombres… al menos hasta ahora.

–¿Es una chica que se entrega a pleno en la primera noche?
–Nunca fui una chica de “touch and go”. No me alcanza la calentura de esa noche y se acabó. Me gusta conocer al otro antes de acostarme, quiero saber con quién estoy. Para mí es muy importante, porque ahí desnudás tu alma. Siempre que he salido han sido meses, un año…

–Por lo que dice, ha sido bastante dura con sus parejas anteriores. Imagino que ninguno le ofreció casamiento.
–¡Te equivocás! Todos los hombres con los que estuve se han querido casar conmigo. ¡Todos! Pero si doy libertad es porque me gusta la libertad. Con Juan somos amigos desde hace diez años, de ahí surgió el amor. A veces nos asustamos de tan amigos que somos.

–Laura, daría la sensación de que quien más resigna en esta relación es su pareja.
–Todos renunciamos a algo al estar en pareja. Tal vez él resignó un poco más porque tiene una gran carrera en Brasil. Fueron 17 años allá y se vino, dejando todo. Se nota que su amor hacía mí es un poco más fuerte, porque yo no podría dejar todo. Claro que cuando lo tengo que acompañar a Brasil le hago de asistente y lo disfruto mucho.

Puede interesarte

–Usted siempre dice que se cansa fácilmente de todo. ¿Todavía no se aburrió de esta relación?
–¡Por eso estoy con un mago! Me hace ilusionismo. Por momentos me vuelvo loca, pero pongo todo en la balanza y el cuore me tira para estar a su lado.

–¿Es cierto que son adictos a hacer el amor siempre en un lugar diferente?
–(Ríe) Una vez me llevó a Ilhabela, una isla desierta de Brasil. Fue muy loco. Pero viajando a México hubo algo bastante extraño: Juan es claustrofóbico y no aguanta los viajes en avión. La única manera de parar sus mareos era actuando. Así que tuve que entretenerlo durante ocho horas… Así se define la bailarina, y afirma que en la intimidad le gusta explorar todas las posibilidades. Este año la veremos en una comedia musical.

Así se define la bailarina, y afirma que en la intimidad le gusta explorar todas las posibilidades. Este año la veremos en una comedia musical.

“<i>Hoy ni siquiera sueño con ser madre, porque estoy metida a full en mi carrera. Cuando traiga un hijo al mundo quiero estar cien por ciento para él, no dejárselo a la niñera</i>”.”></p>
<p class=Hoy ni siquiera sueño con ser madre, porque estoy metida a full en mi carrera. Cuando traiga un hijo al mundo quiero estar cien por ciento para él, no dejárselo a la niñera”.

“<i>Me encantan  los hombres, pero tengo la fantasía de compartir algo con una mujer.  Me atrae la estética de las mujeres, pero hasta ahora siempre me  incliné por los hombres…</i>”.”></p>
<p class=Me encantan los hombres, pero tengo la fantasía de compartir algo con una mujer. Me atrae la estética de las mujeres, pero hasta ahora siempre me incliné por los hombres…”.

Comentarios de Facebook
© 2019 GENTE | Todos los derechos reservados | Desarrollo: MOnkey ARt.

GENTE Y LA ACTUALIDAD de EDITORIAL ATLANTIDA S.A.
Director Responsable: Federico Poletto
Nº de Edición: - Fecha:
Domicilio Legal: Azopardo 579 - C.A.B.A.
Registro DNDA en trámite.

Ir Arriba