“Me arrepiento de haberme casado con Pampita” – GENTE Online
 

“Me arrepiento de haberme casado con Pampita”

Uncategorized
Uncategorized

Martín Barrantes estuvo el fin de semana en Las Leñas. Mientras Pampita disparaba en su contra desde la mesa de Mirtha Legrand, él jugaba al polo en la nieve. Sin embargo, después habló en exclusiva con GENTE y respondió por primera vez a todas las preguntas sobre su divorcio.

–Su ex mujer dijo que usted estaba atrasando el divorcio, que no quería firmar…
–Lo que ella dice es mentira: yo inicié el divorcio y es litigioso. Lo inicié cuando me di cuenta de que con Carolina ya no se podía hablar. Su abogado vino con reclamos peores, diciendo cosas mías infundadas y nunca hubo un acuerdo. Demanda de dinero no hay. Es más, tengo entendido que Carolina no tiene plata. Yo no quiero arreglos y me parece que ella, de la única manera que puede mejorar su imagen, es hablando mal de mí.

–Nunca la vi tan enojada. Y jamás había hablado mal de usted por televisión.
–Lo raro es que, ya pasado un año de la separación, ella se ponga a hablar. Justo cuando quiere volver a trabajar en Argentina. En la demanda no se habla de dinero. Yo me cuidé mucho, porque me la vi venir de parte de ella. Si ella piensa que algo es de ella o mío, que lo determine un juez. Para eso hay leyes y hay que cumplirlas. Acá no hay arreglo.

–¿En qué situación está el divorcio?
–Ella dijo que yo no quería firmar y que lo estaba parando. El divorcio lo inicio yo: yo soy el que lo está fomentando y el que le pidió al juez que le mandara un exhorto a Chile para que ella respondiera.

–Explíqueme los términos de su divorcio.
–Yo inicié un divorcio contencioso, y la causal es el adulterio. La ley argentina dice que recién después de seis meses de separación podés volver a formar una pareja. Nosotros no nos habíamos separado y ella me faltó el respeto y muchas cosas más. En el caso nuestro es mucho más grave, porque esto es público. Y mi opinión es que ella buscó prensa. Pero yo no quiero armar una guerra. Desde noviembre que me quiero divorciar. Y encima no tiene domicilio en Buenos Aires, así que todo tarda una bestialidad.

–Pampita dice que usted se aprovechó de la situación porque estaba embarazada.
–Nunca hablé con ella, nunca hice nada… ¡Si no tengo relación con ella! Mi abogado le inició la demanda y listo. Si el juez le manda un exhorto, ¿qué querés que le diga? ¿No se lo mandes porque está embarazada? El divorcio se tiene que hacer, es la ley de la vida. Yo no puedo comprarme una casa, por ejemplo. Como sigo casado, tengo que pedirle permiso a ella… ¡es una ridiculez! El divorcio para mí es fundamental.

–¿Y por qué cree que ella no quiere firmar?
–A mí me parece que no la convence el tema del adulterio, pero así es la ley y ella fue la adúltera. Yo te digo lo que sé, que hay una ley y un juez al que yo le pido el divorcio. Cuando yo hablé con vos, en enero, te dije que en febrero iba a haber una audiencia conciliatoria. Pero se presentó un abogado con Carolina, con una estupidez… Yo no fui con un reclamo de una cifra, no pedí millones como Huberto. Siempre me comparan con él y nada que ver, aunque lo quiero mucho. Además, Carolina no es Susana Giménez.

–¿Con qué argumentos lo enfrentó el abogado de Carolina?
–Dijo que yo había sido el adúltero. Yo ni siquiera quise estar en la audiencia conciliatoria. Pedí no estar, no quería ni verla. Y la estrategia nuestra no era el arreglo. No me interesa el dinero, es una cuestión de dignidad. Cuando yo me separé, la semana siguiente, Carolina y yo hablamos por teléfono. Le dije: “No salgamos con nadie, cuidémonos”. Para no lastimarnos gratuitamente… Y le dije que hablara con la prensa diciendo la verdad, que nos habíamos separado. Pero ella, en cambio, salió con esa foto junto a Vicuña, en el aeropuerto de Chile. Se mostró, no le importó nada. Entonces te vuelvo a decir: que lo arregle un juez y mi abogado. Que el juez diga: “Esto es de Martín, esto es de Carolina”. Y punto. Yo no quiero ni verla, ni hablar de guita, nada. Todo esto me gasta, me saca energía. Nunca pensé que ella iba a hablar públicamente de esto. Pero, como quiere volver a trabajar en el país, busca limpiar su imagen hablando mal de mí. Si vos ves el ritmo de vida que yo llevo, te das cuenta de que yo no necesito plata. Pero si ella me tiene que resarcir económicamente, que lo diga la ley. Ella tiene que responder a la demanda, ella tiene que activarla. Todos los trámites los inicié yo, ahora falta ella. El pedido de divorcio, la audiencia y la demanda. Y no pido dinero, sólo el causal del divorcio.

–Algunos podrían decir que está resentido…

–No es un tema de resentimiento, es lo que corresponde por ley. Ella se mandó una cag… cuando podría haberse cuidado. Fijáte que yo no me muestro en público por respeto, y no lo voy a hacer hasta el día que firme el divorcio. Y la verdad es que tengo una vida buenísima. Pero me cuido y no doy notas. Me invitó Susana (por Giménez), Cecilia Bolocco en Chile, me ofrecieron plata y nunca acepté. Yo no genero nada de esto. Y en Punta del Este te lo dije: yo no quiero hablar de esto. Sólo estoy respondiendo a las mentiras que ella dijo.

–¿Se arrepiente de algo?
–Me arrepiento de haberme casado con Pampita. En su momento dije que no, pero hoy siento que sí.

–¿Qué aprendió?

–Creo que es muy difícil conocer a alguien. Me equivoqué una vez y posiblemente me vuelva a equivocar. Pero tengo la conciencia tranquila, la cuidé muchísimo, la defendí, pero no entiendo sus actitudes. Viene a Buenos Aires y se hospeda en un hotel que queda a una cuadra de mi casa. Siento que me quiere provocar. Que ponga un abogado y terminemos con el divorcio. Preferiría que esto no hubiera pasado, pero tengo la conciencia muy tranquila. Yo nunca hablé de ella y no voy a hablar. Contesto a su mentira, pero nunca voy a hablar de ella.

–Mirtha habló de un millón de pesos en juego y Pampita lo negó, pero dijo que usted le pedía más de la mitad de lo que le correspondía.
–Gracias a Dios hay un juez y una justicia. La única manera de que ella limpie su imagen es hablando mal de su ex marido.

–También dijo que usted vive de su apellido, Barrantes.
–Estoy muy orgulloso de mi apellido, pero no se puede vivir sólo del apellido que uno hereda. Pero creo que a ella le debe haber servido mucho estar casada conmigo y llevar mi apellido.

–¿Y qué le parece la afirmación de que usted sólo era el ex de Pampita y se aprovechaba de eso?
–Ser el ex de Pampita sólo me trajo problemas. Fui víctima de burlas televisivas, acoso periodístico y desprestigio de mi imagen por el adulterio de Carolina. Dijo que yo no tenía bienes propios anteriores a mi matrimonio con ella, pero sí los tenía y son fáciles de comprobar. Además, también tengo bienes gananciales.

–¿Cuál es el paso a seguir?

–Si ella no responde en una o dos semanas, el juez la declara en rebeldía y me da el divorcio. Eso es lo que me dijo mi abogado. Voy a volver a tener libertad y voy a seguir siendo el mismo de siempre.

Barrantes estuvo el fin de semana en Las Leñas. Cuida su imagen y prefiere no mostrarse junto a nadie en público. “<i>Voy a seguir así hasta que firme mi divorcio, por respeto</i>”, asegura.

Barrantes estuvo el fin de semana en Las Leñas. Cuida su imagen y prefiere no mostrarse junto a nadie en público. “Voy a seguir así hasta que firme mi divorcio, por respeto”, asegura.

“<i>Ser el ex de Pampita sólo me trajo problemas. Fui víctima de burlas televisivas, acoso periodístico y desprestigio de mi imagen por el adulterio de Carolina</i>”

Ser el ex de Pampita sólo me trajo problemas. Fui víctima de burlas televisivas, acoso periodístico y desprestigio de mi imagen por el adulterio de Carolina

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig