«Me animé y rompí con todo» – GENTE Online
 

"Me animé y rompí con todo"

Uncategorized
Uncategorized

Cambió. Por dentro (dirá) y por fuera (se lo ve). Mariano Martínez, el chico
de 25 años que se ganó el título de El primer galán desde la pantalla de Son
Amores,
se animó a patear el tablero. Y cuando lo hizo (hace apenas unos meses)
rompió con todo. Pero vamos por partes... Porque ahora, en este momento, está
tendido sobre la arena de Punta del Este. El, que siempre se reconoció como un
chico tímido, ahora juega frente a cámaras y exhibe con orgullo su nuevo cuerpo.

-Pregunta frívola, pero inevitable: ¿Cuántas horas diarias se necesitan para
conseguir esas abdominales?
-(Ríe) En realidad hace un año que me entreno. Cinco veces por semana hago
trabajos aeróbicos, de musculación e intento comer sano. Trabajo con mi personal
trainer y amigo Mauro Torres.

-Primer cambio a la vista.
-Sí, cambié un poco ¿no?

-¿Qué otras cosas cambiaron en usted?
-Muchas. Rompí con todo, este año me animé a patear el tablero. Yo cambié,
parece. En realidad uno siempre es el mismo, la misma persona que busca nuevas
metas, nuevos caminos.

-¿Como el irse de Pol-Ka después de ocho años?
-Por ejemplo. Necesitaba un nuevo desafío. Y ahí llegó la propuesta de Marcelo
Tinelli para trabajar en Ideas del Sur y le dije que sí. Con Adrián Suar está
todo más que bien: es mi jefe, tiene una cabeza enorme, lo respeto mucho y me
parece un capo. Pero yo le fui de frente con mis inquietudes y él lo entendió
perfectamente. Todo este cambio me trae cierta nostalgia. Yo conozco a todo Pol-Ka:
crecí, aprendí y maduré en esa productora. Es un lugar que quiero muchísimo, en
donde pasé más tiempo que con mi familia y amigos.

-También se despide para siempre de El Rey Sol Marquesi. ¿Lo va a extrañar?
-A El Rey Sol y a sus cumbias. Este personaje me dio muchas cosas lindas. Yo
había vivido algo parecido con el Valentín de Campeones, que pegó muy fuerte en
la gente. ¡Imaginate que venían madres que me decían: "A mi hijo le puse
Valentín por vos"!
Pero las cumbias de Marquesi traspasaron la televisión y
sonaron en las radios y los boliches. Fue genial.

-A propósito, ¿por qué jamás salió a "robar por los caminos" ofreciendo shows de
cumbia?
-Porque no me siento preparado para eso. La tentación fue grande, me ofrecieron
una plata importante para hacerlo. Me daba curiosidad, porque yo iba a los
boliches y veía que lo escuchaba y lo bailaba todo el mundo. Yo movía la mano
para un lado y todos hacían lo mismo. Sólo saqué a El Rey Sol para hacer dos
beneficios. Yo no soy millonario ni mucho menos, pero trato de devolver un poco
de todo lo que la gente y Dios me dieron.

-¿Qué retos lo esperan después de gozar de más de 30 puntos de rating diarios
cada noche durante dos años?
-Más allá de los números, yo sólo pretendo seguir creciendo como actor. Lo que
me espera ahora es una miniserie de terror de trece capítulos, algo
completamente distinto a Son Amores. Vamos a grabar en San Martín de los Andes y
mi pareja en la ficción va a ser Dolores Fonzi.

-Cuando usted patea el tablero lo hace con todo, parece. Porque cuentan que
cortó su relación con Marcela Kloosterboer, ¿mentira o verdad?
-Es verdad. Sí, nos separamos. Está todo muy bien con ella, pero se terminó.
Fuimos novios y compartimos un montón de cosas, como trabajo y vida, pero ya es
parte de nuestra historia. Los motivos de la separación, por supuesto, me los
reservo.

-Y pregunto, ¿es imposible pensar en una inmediata reconciliación?
-Es inútil especular con eso. Podría decirte que no, que es imposible, pero no
sé qué puede pasar en mi vida en los próximos minutos. Hoy por hoy estoy así,
bien y tranquilo.

-Tras la separación volvió a trabajar con Marcela. ¿Resultó una experiencia
tortuosa compartir el set con su ex?
-Es raro, algo que nunca me había pasado. Pero la verdad es que fue una relación
muy importante en mi vida y terminamos bien.

-¿Es casualidad que sus últimas novias sean del ambiente del espectáculo? Hablo
de Lola Ponce y Marcela.
-No es casualidad: yo paso doce horas diarias en un estudio de grabación...
(piensa) Es común que la gente que comparte una profesión tenga más posibilidad
de terminar junta, casada. Los médicos con las médicas, las abogadas con
abogados... A mí hasta ahora siempre se me dio así.

-¿Es difícil sobrellevar una relación que tiene un reflejo inmediato en los
medios?
-Es un poco molesto, pero se sobrevive. A veces leo notas o veo informes de
gente que dice lo que yo siento, de porqué actúo de tal forma o porqué me
separé, sin siquiera conocerme... Ya ni me interesa. Hay veces que mi mamá me
llama y me dice: "Mariano, escuché tal cosa". Y yo siempre le contesto: "No
creas todo lo que dicen. Preguntáme a mí que te voy a decir la verdad".


-Siendo sus novias conocidas, ¿qué sensación le provoca enterarse de la vida y
romances de sus ex a través de la televisión y las revistas?
-No es lo más agradable, claro. A mí me pasa lo mismo que a cualquiera, siento
igual que cualquier otro, la única diferencia es que las cosas que me pasan
tienen repercusión y se potencian en los medios.

-¿Disfruta o padece hoy su soltería?
-Yo estoy bien, muy tranquilo. Pensé que quizá me iba tomar revancha por el
tiempo que estuve en pareja, que me iba a poner el parche de pirata, pero la
verdad es que estoy muy tranquilo. Voy del trabajo a casa y de casa al trabajo.

-Hoy que está solo, ¿suena más el teléfono de su casa?
-Sólo mis amigos más cercanos tienen ese número. Pero no salgo a buscar nada: si
se da alguna historia, se da... Quedé soltero pero no salgo a corretear chicas
por ahí. Aprendí que la vida es una sola y siempre trato de hacer lo que siento.
Hoy siento estar así tranquilo, aunque quizá mañana tenga la necesidad de
ponerme el parche en el ojo y salir de gira...

-¿Las chicas, ahora, lo acosan más?
-Igual que siempre. Cuando estaba de novio, las mujeres no tenían ningún reparo
en hacerme cualquier tipo de proposiciones. La televisión es mágica, provoca
cosas muy raras en la gente...

-De todas formas, imagino que tenía éxito con las chicas antes de la televisión.
-Andaba bien, pero debía remarla mucho más. La televisión es una cajita
maravillosa y generosa. Después de que aparecés ahí, todo se vuelve muy loco y
siempre surge algo nuevo que te sorprende. Y no me refiero sólo a las chicas.
Muchas veces estoy tirado en la cama e intento analizar todo esto que estoy
viviendo. Era mi objetivo y yo trabajé muy duro para alcanzarlo, pero hoy supera
todas las expectativas.

-¿Alguna vez necesitó el cachetazo de un amigo que lo devolviese a Tierra?
-Tal vez en el primer año de Campeones. No me agrandé, pero estaba bastante
enajenado. Hoy creo que saqué enseñanzas de cada error.

-¿Le molesta cuando lo llaman galán?
-Para nada. Yo tengo claro lo que quiero. Lo importante es no creerse Dios. La
vida no dura para siempre, así que mucho menos va a durar un programa de
televisión o los gritos de cinco chicas...

-Pero qué buen momento...
-¡Y qué te parece! Tener cinco chicas suspirando por vos te dispara el ego hasta
las nubes.

-¿Son gritos de chicas histéricas o de mujeres de armas tomar, dispuestas a
pasar a la acción?
-Hay de todo. Pero cuando se produce una situación así, no registro detalles.
Puedo darme cuenta de que hay una chica linda, pero me inhibo. Por lo general,
hay pocas posibilidades de que pase algo con esas chicas. Pero nunca se sabe
(ríe).

-¿Cómo es que nunca los paparazzi lo agarraron en off side?
-Porque soy un tipo muy inteligente (ríe). Y porque cuando estoy de novio, estoy
de novio.

-¿Completamente fiel, quiere decir?
-Sí, soy completamente fiel. Cuando estás bien con tu novia, no necesitás nada
más. Cuando estoy de novio, mis amigos me dicen que se aburren conmigo, que hago
programas de viejo.

-En poco muere el 2003. ¿Alguna renovación en mente para recibir el año nuevo
que ya llega?
-Sí. Algo me haré en la cabeza. No sé qué todavía. Pero se terminó el pelo
largo.

-Veo que está listo para asumir nuevos desafíos.
-Completamente listo.

por Jorge Martínez Carricart
fotos: Santiago Turienzo
asistente: Diego Soldini
producción: Fini Bencardini
(Agradecimiento: Levi's)

Es, definitivamente, uno de los hombres más deseados del país. Hoy, su

Es, definitivamente, uno de los hombres más deseados del país. Hoy, su "lomo" súper trabajado es el comentario de todas las chicas. Tiene 25 años, mirada verde profunda, fama de galán y ahora -además- está soltero.

Cuando estaba de novio, las mujeres no tenían ningún reparo en hacerme cualquier tipo de proposiciones. Tener cinco chicas suspirando por vos, siempre te dispara el ego hasta las nubes"">

"Cuando estaba de novio, las mujeres no tenían ningún reparo en hacerme cualquier tipo de proposiciones. Tener cinco chicas suspirando por vos, siempre te dispara el ego hasta las nubes"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig