Mate Rock – GENTE Online
 

Mate Rock

Cuatro pibes de barrio que se conocieron en el colegio y les pintó armar una banda y etcétera, etcétera. La historia es casi siempre la misma para los génesis de los grupos de rock, ¿no? Hasta los míticos Soda Stereo empezaron así. Y Nicolás Giussani, Christian Fricker, Nicolás Colonna y José María Leston no han sido la excepción a la regla. Estos cuatro muchachos del Norte de Buenos Aires, se juntaron, vieron que sonaban bien, de a poco comenzaron a componer y salieron a tocar. Hoy, a 6 años de la formación y luego de pelearla, presentan –con bombos y platillos– Entre abismos y laberintos, su primer trabajo discográfico grabado en los estudios El Pie y Quark. Una placa con diez temas que vienen revestidos de rock puro con algunas pinceladas de funk. Recién arrancan, claro, pero se las traen.

Fanáticos de Divididos y con influencias de primer nivel: La Renga, Los Piojos, Los Redonditos de Ricota, Led Zeppelin, The Doors y Red Hot Chilli Papers, entre otros, este cuarteto de rockers sueña con, algún día, tocar en primera. ¿Obras? ¿Por qué no?, de última en un par de años hablamos. “Buscamos una identidad propia. No parecernos a nadie, es la cuestión ”, define uno de ellos. “Canciones fuertes con estribillos suaves, es la propuesta”, agrega el otro. Y aquí, con humildad y los pies bien puestos sobre la tierra, Christian (bajo) y José María (batería), –dos de los cuatro integrantes de Mate Rock– se reunieron con GENTE ONLINE para hablar del nuevo disco, de la movida rocker en Buenos Aires y de cómo viene la mano de un grupo que busca un ocupar un lugar destacado dentro del fascinante mundo de la música. ¿Quieren rock? Pasen y lean…

-El disco ya está en la calle. Y ¿ahora?
Christian: Que se escuche. Y ¡llenar Obras!
José María: ¡Uff! Pensamos que nunca iba a llegar este día. Se demoró tanto que ya estaba tirando la toalla. Sólo esperamos que tenga buena difusión, que todo el mundo tenga la oportunidad de escucharlo y criticarlo. Nosotros le tenemos mucha fe a este disco. La gente que lo escuchó, le gustó. Creo que hoy en día esa es nuestra expectativa.

-¿Y cuál es el público al que quieren llegar?
José María: ¡Al que le guste! Supongo que nos va a seguir el público joven que está en una etapa como la nuestra, que se sienta identificado. A mí me pasa que el cantante me lee una letra y siento que me está hablando a mí. Y en especial apunta a todas aquellas personas que están como esperando que pase algo. Eso define un poco el concepto genérico.

-¿De qué hablan en las letras de Entre abismos y laberintos?
José María: De situaciones modernas, de lo que pasa hoy en día y de las frustraciones de querer y no poder. Bah, lo que nos pasa a todos. Yo escribí Miradas perdidas y Ahora me voy, que son medio amorosas.

-¿El nombre del disco alude a alguna situación particular de la banda?
José María: No, la verdad que no. Entre abismo y laberintos, es una frase que engloba el contenido del álbum en sí. El tema 2, El peor animal, en una parte dice: “Abismos que invitar a saltar”, y el estribillo de La vida corre reza: “son muchos laberintos para una sola vida”.

-¿Qué tema eligieron como corte de difusión?
José María: Dale cuerda, el primero, es el que más gusta. También depende del estilo que escuche cada persona. Por ejemplo a una parte le puede gustar la parte más roquera y esos se copan con dale cuerda. Y los que no están tan influenciados por ese tipo de música de enganchan más con Canción de trenes que es más tranqui, más suavecitas.

Nunca el peón se come al rey

-¿Cuándo le pusieron el nombre a la banda y por qué Mate Rock?
José María: El nombre salió para este disco y para este presente y para el ahora en más. Antes nos llamábamos de otra manera y la verdad que no nos sentíamos identificados. Un día Chuky (Christian) de repente saltó y dijo Mate Rock.
Christian: El nombre nos gustó a todos de entrada y mate era una palabra que queríamos usar sí o sí.
José María: Además, tiene un significado social, de cómo están distribuidas las categorías, de cómo está distribuido el poder: quién es el peón, quién es el rey. Cómo se mueve todo.

-Vamos al origen. Dijeron “armemos una banda” y ¿salió?
Christian: Sí, algo así. Nos conocimos en el colegio y empezamos de cero. De todos modos, cada uno ya tocaba un instrumento y dijimos “¿por qué no?” Además, teníamos las mismas influencias y eso ayudó mucho a la hora de perfilar el grupo.

-¿Quiénes eran esas influencias?
José María: De acá: Divididos –quien más nos gusta–, Los Piojos y La Renga. De afuera Led Zeppelin, The Doors, The Beatles. A Nico –voz líder– le van Los Redondos.

-¿Buscaron parecerse a alguien?
Christian: ¡Al contrario! Descartábamos muchos temas porque capaz se parecían a algo. Buscamos una identidad propia y allá vamos.

-Ahora, se viene el show en vivo. ¿Cómo lo viven?
Christian: Muy bien. Ensayando a full y con muchas pilas. Vamos a tocar los temas del disco, un par nuevos y dos covers: uno de Spinetta y el otro… ¡vengan a vernos!

-Ensayando mucho y ¿nerviosos por el debut?
José María: Nerviosos en realidad no, porque estamos seguros de hacer un buen recital. Quizá sí ansiosos por las expectativas: de que venga gente, de que funcione, de que esté bueno.

Los chicos de Mate Rock, ya están preparados para presentar su chiche nuevo en sociedad. Eso harán el sábado 7 de julio en el pub La Castorera, de Capital Federal, por donde ya han desfilado Nuca, Panza, Orquest, Turpentine, Verde Oscuro y Tracy Lord, entre otros. Con mucha fe y algo de nervios –típicos de toda primera presentación–, la banda del Norte de Buenos Aires está segurísimay preparada para brindar un muy buen show en vivo. “¡Que haya gente!, es lo único que espero”, bromea José María. “Ya el hecho de tocar ante quiénes o cuántos sean, es lo que más disfrutamosa”, finaliza Christian. Y allá nos veremos.

Show: sábado 7 de julio a las 21, en La Castoreña, avenida Córdoba 6237, Capital Federal.

A finales de 2006, los integrantes de Mate Rock se plantearon la necesidad de un cambio positivo en la banda. Y  a seis años de haberse formado, el resultado es <i>Entre abismos y laberintos</i>, su primer álbum.

A finales de 2006, los integrantes de Mate Rock se plantearon la necesidad de un cambio positivo en la banda. Y a seis años de haberse formado, el resultado es Entre abismos y laberintos, su primer álbum.

 “<i>Un disco para todos los que estén en la misma que nosotros y para toda aquellas personas que están como esperando que pase algo</i>”, así definen Christian y José María el concepto genérico de su nueva placa.

Un disco para todos los que estén en la misma que nosotros y para toda aquellas personas que están como esperando que pase algo”, así definen Christian y José María el concepto genérico de su nueva placa.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig