Massacre – GENTE Online
 

Massacre

Uncategorized
Uncategorized

Wallas está con calzas rojas y negras. No se puede dejar pasar el detalle. Y en ese momento no se puede pensar más que en: “Al cantante de Massacre no le importa nada”. Pero hay muchas cosas que sí le importan, a él y a Fico, guitarrista de la agrupación. Nos reunimos con la excusa de hablar de El Mamut, su más reciente disco.

Y no es un álbum cualquiera, ya que como estos dos músicos cuentan, fue el CD que más disfrutaron grabar –junto con el primero–, y que viene impulsado por varios factores: primero, la producción artística de Juanchi Baleirón, devenido cantante de Los Pericos tras la salida de El Bahiano y considerado un gurú por los ex Massacre Palestina, que logró sacar lo mejor de ellos; luego, la tarea de su staff, con su manager a la cabeza, y, finalmente, la contención del sello Pop Art.

Este panorama pinta bien para quienes se debatían entre el skate y los pogos allá por los años ´80, y que saben que con este trabajo subieron un escalón hacia el mainstream del rock local. Aquí narran su peripecias mientras aseguran: “Estamos comenzando a jugar a ser unos rock stars”.

–¿Por qué El Mamut y cómo se fue resignificando ese título a partir de que el disco estuvo en la calle?
–Wallas: Hoy le encontramos una nueva lectura a la que llamaría el debut. Porque, para el gran público, Massacre es una banda que comenzó ahora. Así que la sustitución sería de mamut por debut. La metáfora visual es lo que se refleja en la tapa: un grabador de los años ´80, lleno de stickers de skate que estuvo mucho tiempo sumergido en el underground y que de repente salió a la luz.
–Fico: Creo que uno lo relaciona instantáneamente, El Mamut es el rock. Que también fue un bicho que quedó sepultado y ahora resurge y de nuevo está de moda, rescatando a los próceres y antepasados del género.

––¿Qué hizo Massacre el día del lanzamiento del CD?
–Wallas: Hicimos una fiesta en el local de La Lupita en la galería Bondstreet con amigos. Nos relajamos recién cuando salieron las críticas, que por suerte fueron buenas y elogiosas. Pero hasta ese momento nos comíamos las uñas. Sospechábamos que el disco era una obra de buen nivel, pero hasta que no lo dice un crítico no lo terminás de creer.
Fico: También en los días previos estábamos medio asustados de que se ¡cuele por Internet!

–¿Qué sensaciones y qué cambios sienten con este nuevo disco?
–Wallas: Nos damos cuenta de que El Mamut está haciendo mucho más ruido que los álbumes anteriores. Es un trabajo completamente libre y abierto, que le puede gustar a cualquiera. Contamos con un aparato donde todo funciona, desde la producción hasta la distribución.

–¿Fue una decisión de ustedes este “abrirse”?
–Wallas: Fue por cosas que tienen que ver con la banda, pero no con la cuestión artística. Además, el laburo de nuestra manager que es una genia, que fue solucionando todas las cosas que habíamos hecho siempre mal desde que comenzamos a tocar. Luego, haber trabajado con Pop Art, que hizo desde la fabricación hasta la prensa. Fuimos aprendiendo y ahora estamos en una situación donde todo cierra y entonces hay más interés en nosotros.
–Fico: También cambiaron aspectos externos. Siento que el rock volvió a resurgir, que está de moda de nuevo. Los oídos están más dispuestos a escuchar a una banda como nosotros y la gente más dispuesta a aceptarnos en su discoteca.

–¿Cómo fue el trabajo con Juanchi Baleirón?
–Wallas: Divino, un placer total. Un ejemplo: en un show para el día de la primavera en Rosario, él no pudo venir. Y era como que lo necesitábamos. Entonces pusimos una revista sobre una silla en la que Juanchi estaba en la tapa y lo tuvimos de santo patrono. Así que imaginate la buena onda que tuvimos con él. Sacó todo lo mejor que podíamos dar.

–¿Qué arrojó esta experiencia? ¿Fue el disco que más disfrutaron grabar?
–Wallas: Personalmente, los dos discos que más disfruté fueron el primero, con toda la inocencia, todo el amateurismo y la ilusión, y este último.
–Fico: Y eso fue en parte porque para El Mamut tuvimos mucho tiempo para trabajar. Con los discos anteriores pasaba que nos gustaba el resultado, pero no los llevamos al punto que nosotros pretendíamos. Correr contra el tiempo era siempre más complicado. Otra diferencia importante es que con otros álbumes estábamos: “Escondeme la voz, ¡bajá la guitarra¡”.

–Están filmando el video del primer corte con Ariel Winograd, el director de Cara de queso, peli en la que sumaron el cover Te quiero tanto de Sergio Denis para el soundtrack. ¿De qué se va a tratar?
–Wallas: Pertenece al tema La reina de Marte, en coproducción con el Tolo Valle García, nuestro diseñador y su hermano. Es un clip que tendrá imágenes filmadas y animación, como si fuera un videogame de los ´80, con unas tridimensionales vintage al mejor estilo Wonderboy.

–¿Adónde los va a llevar este Mamut?
–Fico: Es un barco sin rumbo…
–Wallas: La presentación de El Mamut va a ser en abril o marzo de 2008. Puede ser en el Roxy, Obras y hasta nos propusieron el Teatro Ópera, pero por lo menos para la presentación necesitamos el pogo y no la butaca.
–Tienen casi 20 años de carrera…
– (Wallas interrumpe). Siempre nos consideramos una banda debut.

–Ok, pero si tuvieran que volver a arrancar, ¿qué harían de nuevo y qué no volverían a hacer?
–Wallas: Primeramente no ponerle Massacre, porque a esta altura me parece un nombre re pelotudo. O por lo menos conservaría Massacre Palestina, que lo considero más inteligente. Eso, para empezar. ¿Y qué no haría? A nivel artístico no cambiaría nada, sería exactamente lo mismo. Tal vez le pondríamos un poco más de ojo a la parte de Producción y Management.
–Fico: Tomarlo realmente como un trabajo desde el principio y que no sea tan hobby. Por momentos lo hacíamos casi por amor al arte.

–¿Se sienten más rock stars que antes?
–Wallas: Sí, sí… Al principio me generó conflicto, hacernos más conocidos, tocar en festivales, firmar autógrafos, porque tenemos referentes más austeros, perdedores, incomprendidos –aunque después terminen siendo reivindicados con el tiempo–. Nos incomodaba ir al Cosquín Rock y estar entre los Auténticos Decadentes y otros grupos re grosos, o tocar en el Quilmes Rock con Molotov e Intoxicados. Pensábamos: “¿Qué estamos haciendo acá? Nosotros somos de sótano, de culto”. Poco a poco lo empezamos a incorporar y digerir, tenemos una buena contención por parte de nuestro staff, y ahora estamos disfrutando de empezar a aprender el juego de formar parte del rock nacional, y comenzando a jugar con ser unos rock stars.

Página oficial : Massacre.

Chequeá el lado B de esta entrevista, mañana en: El Pentagrama.

Massacre en la nueva era. Wallas y los suyos en su sala de ensayo.

Massacre en la nueva era. Wallas y los suyos en su sala de ensayo.

Si volviera a empezar, primeramente no le pondría Massacre, porque a esta altura me parece un nombre re pelotudo. O por lo menos conservaría Massacre Palestina, que lo considero más inteligente". (Wallas).">

"Si volviera a empezar, primeramente no le pondría Massacre, porque a esta altura me parece un nombre re pelotudo. O por lo menos conservaría Massacre Palestina, que lo considero más inteligente". (Wallas).

La tapa que Wallas describe como: Un grabador de los años ´80, lleno de stickers de skate que estuvo mucho tiempo sumergido en el underground y que de repente salió a la luz".">

La tapa que Wallas describe como: "Un grabador de los años ´80, lleno de stickers de skate que estuvo mucho tiempo sumergido en el underground y que de repente salió a la luz".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig