Marcelo está siempre en carrera – GENTE Online
 

Marcelo está siempre en carrera

Uncategorized
Uncategorized

-¿Lluvia, lágrimas o sudor? ¿De qué clase de líquido estaban compuestas esas gotas que vimos deslizarse por sus mejillas en mitad de la carrera?
-Agua mineral. Me acababa de tirar encima una botella entera, como para refrescarme.

-Y ahora también acaba de tirar al precipicio nuestra intención de arrancar la nota con una respuesta emotiva.
-Pará. Es que me quedaban pocas lágrimas. Las había gastado temprano, apenas descubrieron mi placa en la antigua cuadra donde viví.
-Gracias.

Cansado, de negro (remera manga larga, pantalón y mocasines), cabello húmedo peinado a la gomina, Marcelo Tinelli (42), sentado sobre la pequeña cama de su habitación del Hotel San Carlos de Bolívar, mete primera casi sin escuchar consultas y ensaya un balance espontáneo de otro día especial en su terruño: "Siento que la carrera se tornó en excusa perfecta para encontrarme con mis amigos y mi gente de Bolívar -admite, desandando el sábado 19 de octubre-. Cerré los 10 kilómetros en 50:08 minutos, cuando pensaba rozar los 54, 55, debido a que vengo entrenando poco.
Avancé contento y melancólico. Me acordé mucho de mi abuela
(María Rosa), que solía mirarla por CrónicaTV y esta vez lo hizo desde el cielo. Transité el trayecto completo saludando. Hasta paré y me abracé a mi maestra preferida, Nélida Bres, sentada en un banco, al costado de la calle.

-Seguro, de yapa, le reprochó: "¿Por qué me metió aquel injusto 3 en cuarto grado?".
-No. Eramos amigos. Tanto que, como acostumbraba cargarle los cuadernos, mis compañeros me tildaron de "botón". En serio, además de lo de Nélida, siento una enorme
gratitud por el sitio en que me crié e intento devolverle parte de lo que me entregó.

-¿Sin especulaciones?
-Sin especulaciones.

-Los argentinos somos bastante especuladores y desconfiados.
-Te corrijo. Pienso que los que vivimos en la Capital y el Gran Buenos Aires pecamos de especuladores y desconfiados. Así nos encontramos. El resto del país me parece más sano. Acá en Bolívar el que da, da, y el que recibe, agradece. El interior tiene mucha dignidad.

-¿Ni siquiera guarda como segunda intención de los eventos solidarios que organiza la bajada de línea hacia los que, pudiendo, no ayudan a los que necesitan?
-Existen las personas solidarias, sucede que donan en silencio. Obvio, me encantaría que aumentara el número. Antes prefería ayudar y callar. Ahora prefiero ayudar y comentarlo. Me parece que las buenas intenciones contagian buenas intenciones, y el país necesita una mano de quienes podemos acercarla. En realidad, Bolívar me enseñó a no olvidar nunca mi origen.

-¿De allí la idea de fundar un equipo de voleibol?
-Quiero conseguir una plaza para entrar en la próxima Liga Argentina. Si la Federación Nacional (FAV) nos autoriza a cubrir la vacante que dejó UBA (Universidad de Buenos Aires), conformaremos un equipo que dirigirá Daniel Castellani. Rojas, Azul y Chacabuco cuentan con una plaza, ¿por qué nosotros no? De aceptarnos, acondicionaríamos el estadio. Entrarían 2 mil personas. Sería mi excusa para regresar más seguido a Bolívar. Ayudar no sólo es donar. También es generar.

por Leonardo
Ibáñez

fotos: Jorge Luengo
(enviados especiales a Bolívar)
Marcelo, 28 segundos antes de la llegada. Me acordé mucho de mi abuela, porque todos los años veía la competencia por CrónicaTV y esta vez lo hizo desde el cielo".">

Marcelo, 28 segundos antes de la llegada. "Me acordé mucho de mi abuela, porque todos los años veía la competencia por CrónicaTV y esta vez lo hizo desde el cielo".

Marcelo entregó los premios a quienes triunfaron: Elisa Cobanea (damas), Daniel Castro (varones), María Rosales y Sergio Trabuco (discapacitados) y Christian Reboa (no videntes).

Marcelo entregó los premios a quienes triunfaron: Elisa Cobanea (damas), Daniel Castro (varones), María Rosales y Sergio Trabuco (discapacitados) y Christian Reboa (no videntes).

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig