“Maradona nos dio su bendición en Vélez, hace 27 años” – GENTE Online
 

“Maradona nos dio su bendición en Vélez, hace 27 años”

Uncategorized
Uncategorized

Tenemos recuerdos increíbles de 1981! –dice Roger Taylor, el baterista de Queen, desde Santiago de Chile, antes de la primera actuación del tour de la banda por Sudamérica–. "Fuimos a dar un solo concierto y terminamos haciendo tres. Todos estaban temerosos con lo que podía genera el show. Incluso había un montón de personas del ejército con rifles frente al escenario. Pero el resultado fue mágico: la gente cantaba todas las letras y hasta nos presentó Maradona”, enfatiza a tres años de iniciar, junto al guitarrista Brian May y el vocalista Paul Rodgers y sin el retirado bajista John Deacon, el segundo reinado de Queen tras la muerte de Freddie Mercury, el 24 de noviembre de 1991. Un regreso con disco bajo el brazo (The Cosmos Rocks), gira iniciada en Rusia y final cercano en Brasil.

–Cuente la anécdota de Diego. En esos tiempos no era muy habitual unir el rock con el fútbol, ¿verdad?
–Verdad. Estábamos incursionando en un terreno totalmente nuevo. Nadie había hecho antes algo así.

–¿Fue una treta típicamente demagógica de Freddie? ¿A quién se le ocurrió?
–Alguien lo sugirió, pero no recuerdo quién. Nosotros pensamos que daría una imagen de unión, y tener al gran ídolo del país era como recibir una bendición. Me sorprende mucho regresar después de tanto tiempo. Tal vez tardamos tanto porque lo queríamos hacer bien.

–¿Salir nuevamente de gira no detonó recuerdos de las épocas con Mercury?
–Constantemente. En todo momento nos descubrimos evocando historias y anécdotas, algunas muy graciosas. Todavía pensamos mucho en Freddie. Es parte del empapelado de nuestras mentes.

–A pesar de ser un intérprete más blusero, Paul Rodgers sorprende cantando los temas de Queen. ¿Fue una decisión meditada?
–En realidad, el hecho de juntarnos con Paul fue casualidad. Lo que sí sabíamos era que no queríamos un imitador. Resultaba muy importante que el cantante de Queen no cantara como Freddie Mercury. Y después nos fuimos dando cuenta de que tenía muchas virtudes que no habíamos contemplado. Por ejemplo, gran experiencia, y que era uno de los cantantes favoritos de Freddie. A mí me gusta que su voz sea más dura y tenga cierto elemento retro.

–La gira tiene 39 shows en 18 países. ¿Cómo la llevás, a tus 59 años?
–El recital es largo, ¡casi una maratón! Yo no estaba seguro de estar en forma para aguantar toda la gira, pero los duros ensayos fueron un buen entrenamiento. ¡Hay que estar físicamente apto! Si uno es músico, necesita mostrarse en condiciones de tocar; es lo que uno hace y por lo que se desvive. En lo personal, lo importante con esta gira es que redescubrí mi amor por tocar la batería. Aparte, cuando tocamos juntos con Brian May, inmediatamente suena como Queen clásico. Toda viene saliendo bien. Nunca imaginamos que las entradas se agotarían tan rápido en todas partes. La experiencia nos hace felices.

–Quizá lo único que les faltaba hacer era un disco con temas nuevos... y lo hicieron.
–Seguro. La satisfacción es mayor cuando hay material nuevo. Nos hace sentir vivos y creativos. Lo necesitábamos más que el mero hecho de repetir cosas viejas, aunque sabemos que a la gente le gustan.

–Una de las canciones nuevas critica los realities televisivos...
–Sí. Es un tema mío, Celebrity: un golpe a lo devaluada que está la palabra celebridad, como si sólo alcanzara con aparecer en la televisión. Me refiero obviamente a todos esos Popstars y Gran Hermanos. La gente cree que estar en la tevé es suficiente para convertirse en famoso... ¡El talento no parece ser un requerimiento!

–¿Estuviste involucrado en el musical y los proyectos que utilizan temas de Queen?
–No me gustan los musicales tanto como a Brian. Yo estoy más interesado en los discos y los recitales. Me siento más creativo ahí que volviendo a utilizar las canciones en otro formato.

–¿Vos fuiste el motor detrás del mega-concierto del tributo a Freddie en 1992?
–Sí. La muerte de Freddie nos dejó estupefactos. Entonces decidí meterme de lleno en organizar aquel festival. Me ayudó a superar el trauma de la muerte de mi amigo y fue un punto de inflexión para todos, para poder seguir adelante, para poder volver a estar en la Argentina, para el caso, el próximo viernes. La banda incorporó como cantante al rockero Paul Rodgers.

La banda incorporó como cantante al rockero Paul Rodgers.

Brian May, Freddie y Roger junto al Diez, en 1981. Falta John Deacon, ausente en la imagen.

Brian May, Freddie y Roger junto al Diez, en 1981. Falta John Deacon, ausente en la imagen.

Taylor en su salsa. “En lo personal, lo importante de esta gira es que redescubrí mi amor por tocar la batería”, celebra.

Taylor en su salsa. “En lo personal, lo importante de esta gira es que redescubrí mi amor por tocar la batería”, celebra.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig