Los secretos anti-age de las top – GENTE Online
 

Los secretos anti-age de las top

Hasta el siglo XX, resultaba inimaginable que una señora de más de 60 posara
desnuda en la tapa de una revista. Pero sucedió, y una argentina lo hizo. Fue el
año pasado, para la portada de la española Interviú. Hoy las diosas de esta era
ya no se manejan por la edad cronológica, no. Para ellas hay una medida más
fuerte que la del tiempo: tienen los años que muestran sus cuerpos.

Ahora bien… ¿Qué se hacen? ¿Con quién? La magia del láser, los nuevos
tratamientos sin cirugía, cremas anti-age, las recetas caseras infalibles, los
secretos de la juventud eterna…

SI AL BISTURI. La responsable de aquella osadía (que vendió 450 mil ejemplares
agotando en toda Europa) tiene nombre y apellido: Nacha Guevara. Según la eterna
Nacha (63 años, 53 kilos, 95-61-90 centímetros de curvas), su edad biológica es
la de "una mujer de 40". ¿Sus secretos? No come carne, no fuma, no bebe alcohol,
practica yoga, hace gimnasia con el sistema Pilates y es devota de la filosofía
New Age. Ahora, no todo se debe a la genética ni a la magia de la naturaleza:
Nacha también pasó por el quirófano. No sólo lo confiesa, también lo aconseja:
"Las cirugías estéticas no son un remedio frívolo, también son sanadoras". Ella,
madre de tres hijos y abuela de cinco nietos, sigue seduciendo, escandalizando…

Susana Giménez es otra diosa que a medida que corre el calendario está más
espléndida y joven. El 2002 fue su año sabático, pero no sólo dejó de trabajar.
Su lo aprovechó para ponerse a punto. Y lo reconoció así: "Me hice de todo:
lipoaspiración en la panza y en los brazos, achicamiento de busto (tenía 95,
ahora 90)". Entonces, instalada en Miami, para apoyar la operación que le
realizó Cristina Zeaiter, se sometió a un estrictísimo régimen (lomo con
espinaca o calabacita, nada de dulces ni pan ni gaseosas) y comenzó a practicar
gym tres veces por semana con el personal trainer argentino Oscar Carucci. Su
idea era volver a la televisión más linda que nunca, y lo logró. "Me saqué un
talle y medio de encima, Dios quiera que no lo recupere
", dijo feliz. Otra que
tuvo sus toques fue Catherine Fulop, bomba latina por excelencia: "Agrandé mis lolas y con Federico Zapata me hice dos lipoaspiraciones en la cadera y los
muslos"
, confiesa hoy. Solita Silveyra se animó a un miniliffting en su rostro
(que le hizo el doctor Zapata) y a una lipoaspiración en brazos y piernas. Está
mejor que nunca.

Hoy, para hacerse una cirugía en el cuerpo, hay que calcular de 2.000 dólares en
adelante. Lo nuevo en el quirófano: el Smas de cuello. "Se disuelve la papada,
trabajando los músculos del cuello como se hacía en las mejillas"
, explica el
doctor Horacio López Carlone (cirujano de Gustavo Bermúdez, Andrea Frigerio,
Claudia Maradona, Antonio Grimau, Carmen Yazalde…). La operación dura entre 50
minutos y una hora y se trabaja con anestesia local.

LOLAS AL FRENTE. Un clásico que sigue de moda: la cirugía mamaria. Esta
operación cuesta entre 3.000 y 6.000 dólares, según la prótesis y el cirujano
que se elija. Flavia Palmiero quiso verse como a los veinte después de tener a
sus dos hijos. "Me negaba, y un día me dije: ¿Por qué no, si todas se las hacen
y además lo confiesan? Entonces, fui a ver al cirujano Pintos Barbieri. Jamás me
voy a arrepentir, para mí fue un cambio muy positivo"
. También fue la maternidad
la razón para que Andrea Frigerio terminara consultando a Horacio López Carlone.
"Después de tener a mi primer hijo, Tomy, me puse más busto. Cuando tuve a
Josefina, volví para levantarlas. La ropa me queda mejor, estoy feliz"
, cuenta
ella. El año pasado, Araceli González entró por primera y (hasta ahora) única
vez a un quirófano. Ella lo hizo en el del doctor Juan Carlos Elías (cirujano de
Mercedes Morán, Adrián Suar, Florencia Darín, Susú Pecoraro, Nancy Dupláa y más)
después de tener a Tomy, su segundo hijo. Hoy luce más sexy que nunca. Se
comenta que Ara quiso hacerse un retoque en la cara, porque se veía con ojeras.
El médico le aconsejó: "Engordá dos kilos y no hay necesidad de cirugía". "¿Qué
pasa si la grasita se deposita, como siempre sucede, donde uno menos lo desea?"
,
preguntó ella. "Se hace una minilipo y listo. Pero no va a pasar, vas a andar
bárbaro",
le aseguró Elías. Le hizo caso, siguió una dieta balanceada, y está superdivina. La conclusión es sencilla: la excesiva flacura va en contra del
aspecto joven y saludable. Carmen Yazalde, otra diosa sin tiempo, se retocó las
lolas para tener más volumen. "Fue por una cuestión de autoestima: tenía un
cuerpo de 20 y mis mamas desentonaban. Me quité el único complejo que tenía"
,
confiesa. Hoy, además, hace gym dos veces por semana, realiza un tratamiento
para mantener las piernas y la cintura perfectas, y se somete a un pulido facial
por mes para quitar las impurezas y oxigenar la piel.

"Las cirugías convencionales, como las de lolas y la lipoaspiración en caderas y
muslos sigue en auge
-asegura el cirujano Juan Carlos Elías-. Sin embargo,
existen otros tratamientos no quirúrgicos que están haciendo furor en el mundo.
Hay nuevos productos, como el advenimiento de la hidroxi-apatita, que está
siendo muy utilizada para rellenar los surcos de los labios y pómulos: atenúa la
acción de la cirugía y muchas veces se complementa con ella. Por otro lado, hoy
el láser es lo más para quitar manchas en la piel. Actúa como un complemento del
peeling, junto con los ácidos y químicos".

DIOSAS POR SIEMPRE. A la hora de hablar de los tratamientos no quirúrgicos,
Nacha también es una de las pioneras: "Hoy existen extraordinarios recursos para
la piel: láser, ácidos, diamond peel que ayudan a rejuvenecer el rostro. También
me he sometido a otros tratamientos, como los de embrioninas (acá lo practican
en el Centro de Revitalización Biológica): con ello conseguí retardar el
desgaste orgánico y las señales de envejecimiento
". Una costumbre casera para
copiar: todos los días, antes del baño, se frota la piel con un cepillo de cerda
natural seco. "Se comienza por los pies hacia arriba y con movimientos
ascendentes. Esto activa la circulación, desprende células muertas y cambia
iones positivos por negativos, lo que produce un efecto purificador
", explica.

Susana Giménez reconoce que todas las semanas se trata con ácido glicólico
($200, aproximadamente, las 8 sesiones) para desprender la piel muerta de su
rostro. "Es una limpieza de cutis que me hago todos los lunes desde hace cinco
años"
, cuenta. Después del lifting, Soledad Silveyra se aplicó botox (desde $580
la aplicación) para eliminar de su rostro las huellas de cansancio.

Entre los nuevos tratamientos para la piel están haciendo furor el ácido kójico
($45 la sesión y quita las manchas severas), derma-life (infiltraciones de
compuesto químico de hidrogel acrílico para quitar las arrugas pequeñas, desde
300 dólares la ampolla), el láser rubí (se usa para las arrugas más finitas,
pule la piel y quita las manchas), el weekend peel (exfoliación profunda que se
aplica en cara, cuello, pecho y manos, ideal para quitar manchas solares, desde
$1.200).

CUESTION DE PIEL. Araceli tiene su dermatóloga de confianza: Adela Quevedo,
quien le hace drenaje linfático para desintoxicar la piel, masajes
anticelulíticos y modeladores. Cuando tiene tiempo, Ara también va a
presoterapia, donde le aplican ondas interferenciales que movilizan y disuelven
los tejidos grasos localizados. La limpieza de cutis profunda la acompaña con un
pulido facial y corporal con aplicación de ácidos glicólicos para quitar las
células muertas y dar luz y suavidad a la piel. Catherine, también. Ella va dos
veces al mes al consultorio de Cristina Zeaiter para hacerse una limpieza
profunda de cutis. También, en su casa, se coloca una crema hidratante con
vitaminas A en todo el cuerpo con masajes circulares desde los pies hasta el
cuello. La Frigerio va una vez por semana a su dermatóloga, Sofía de las
Carreras. Se hace limpieza profunda y una vez por mes un peeling que consiste en
un raspado con bisturí y luego le aplica ácidos. Al final le pone una máscara de
algas y un aparato de alta frecuencia colabora para la absorción de hidratantes.
En todo el cuerpo se hace drenaje linfático para desintoxicar y oxigenar la
piel. El mismo tratamiento que usa Madonna, lo emplea Laura Novoa. Ella consulta
a la doctora Cristina Sciales, quien aprendió del médico americano Frederik
Brandt. Con puntas de diamantes le hace un afinado de la capa córnea de la piel
y luego, con un concentrado de cuatro ácidos, quita las células muertas.
Continúa con una máscara hidratante. En el cuerpo le hace un body peel: con un
líquido a base de ácidos frutales le quita las células muertas, lo neutraliza y
le cubre toda la piel con un concentrado de rosa mosqueta importado de Chile y
la cubre con un film y una manta térmica para que absorba mejor. Laura logró
quitarse totalmente la celulitis con hidroelectroforesis realizado con un
aparato italiano. Cada noche, antes de dormir, y después de limpiar
perfectamente la cara, se aplica una crema que la doctora Sciales importa de los
Estados Unidos, que regenera las células y aclara la piel.

Las cremas antiedad van desde los $24 (las nacionales de primera marca) hasta
los $366 (las cremas antiedad de las marcas top de Francia). Un spa en lo de la
doctora Sciales (incluye bañoterapia, máscara de colágeno molecular, masajes con
aromaterapia), cuesta a partir de $120.
Estos son los secretos, las fórmulas mágicas, los tratamientos nuevos (con y sin
cirugía), las recetas infalibles. Ahora, ya sabe por qué nuestras diosas no
tienen edad.

Andrea: cada vez más linda, Susana: la diva radiante, Araceli: más sexy que nunca.

Andrea: cada vez más linda, Susana: la diva radiante, Araceli: más sexy que nunca.

Se hizo lolas y lipoaspiración. Va a una dermatóloga una vez a la semana, se aplica cremas hidratantes en todo el cuerpo y gel anticelulítico en las piernas cada noche.

Se hizo lolas y lipoaspiración. Va a una dermatóloga una vez a la semana, se aplica cremas hidratantes en todo el cuerpo y gel anticelulítico en las piernas cada noche.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig