Los Glamour, estrellas y un Señor de los anillos matador – GENTE Online
 

Los Glamour, estrellas y un Señor de los anillos matador

Nada de sorpresas, un recurso de censura que resultó innecesario y un agradecimiento
eterno, a lo largo de toda la noche, para cada rincón de Nueva Zelandia. Porque de ahí viene Peter Jackson y su multipremiada El señor de los anillos: el retorno del rey. La 76ª entrega de los Oscar se celebró en el Teatro Kodak de Los Angeles y su retransmisión televisiva se hizo con cinco segundos de retraso. Un recurso de censura que la Academia instrumentó para evitar posibles comentarios o destapes políticamente
incorrectos en estos días de la Era de Bush Jr. El detonante, se sabe, fue la exhibición
de un pecho que la cantante Janet Jackson dejó escapar a finales de enero en la transmisión del Superbowl. Pero también había que evitar los discursos de fuerte contenido político en medio de la precampaña presidencial que atraviesan los Estados Unidos. Después de tres años de ausencia, Billy Crystal presentó la ceremonia por séptima vez con una parodia de todas las películas candidatas a los Oscar.

Aprovechando la edad de la candidata más joven, Keisha Castle-Hughes, de 13 años, recordó su debut como maestro de ceremonias justo el año en que ella nació: "Era muy diferente a ahora, había un Bush de presidente, la economía iba muy mal y acabábamos de salir de una guerra contra Irak", ironizó fiel a su estilo.

- Las estrellas, antes de estar sentadas cómodamente, deben aprobar un duro examen: el
desfile por la alfombra roja. Muchas de las candidatas desafiaron a la Academia, que amenazó con no enfocar a aquéllas que llevaran escotes demasiado generosos o transparencias. Charlize Theron o Holly Hunter se pusieron vestidos que dejaban la espalda libre hasta donde pierde su nombre.

- Sofía Coppola -primera mujer estadounidense candidata a la mejor dirección- rodó
Perdidos en Tokio en sólo 27 días. Cristal bromeó: "Ese fue el tiempo que tardó su padre -Francis Ford Coppola- en despertar a Marlon Brando en Apocalipsis Now".

- Tim Robbins subió a recibir el Oscar al mejor actor de reparto enfundado en estricto negro y con un pin del símbolo de la paz. El actor, director, guionista y marido de Susan Sarandon saludó a los otros nominados, a Clint Eastwood ("Por ser un director fabuloso"), a sus compañeros Sean Penn, Kevin Bacon y Laurence Fishburne, y finalizó: "Susan te amo tanto, gracias por ser la mejor amiga que puedo tener".
Su mujer largó unas lágrimas de emoción y los académicos respiraron tranquilos: su discurso fue muy contenido. Sólo hizo una referencia a la guerra: "Hay que detener este círculo de violencia". Y no pudo evitar la broma en referencia al Oscar que ya ganó ella: "Vamos a juntarlos en una habitación, apagar las luces, encender unas velas y ver qué pasa. ¿No sería terrorífico? ¡Un Oscar embarazado!".

Nicole Kidman le entrega a Sean Penn el premio al mejor actor por su papel en Río místico. Ella lució un Channel con balconette sostenido por breteles de siliconas.

Nicole Kidman le entrega a Sean Penn el premio al mejor actor por su papel en Río místico. Ella lució un Channel con balconette sostenido por breteles de siliconas.

La sudafricana Charlize Theron se consagró como mejor actriz por su labor en Monster. Vestía un Gucci bordado con pedrería. Tenía aros de Cartier con 46 diamantes llamados estrella fugaz".">

La sudafricana Charlize Theron se consagró como mejor actriz por su labor en Monster. Vestía un Gucci bordado con pedrería. Tenía aros de Cartier con 46 diamantes llamados "estrella fugaz".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig