«Los García Belsunce están encubriendo al asesino» – GENTE Online
 

"Los García Belsunce están encubriendo al asesino"

- Usted mató a María Marta García Belsunce?
-… ¡No!

Roberto Nicolás Pachelo
(26) aprieta los dientes cuando responde. Se lo percibe molesto, harto,
fastidiado. Desde que Carlos Carrascosa, el viudo de María Marta García Belsunce
-procesado en la causa como coautor de homicidio-, logró una libertad morigerada
previo pago de una fianza de cien mil pesos, otorgada por el juez Diego
Barroetaveña, y pasó de una cárcel "a una celda con quincho, piscina y cancha de
golf", tal como lo definió el fiscal Diego Molina Pico, Pachelo es consciente de
que está en el ojo de la tormenta. Sabe que la familia de la víctima ha
conseguido instalar su nombre como uno de los sospechosos de haber cometido el
homicidio. Para colmo, el suicidio de su madre, Silvia Magdalena Ryan, sólo
aportó más incertidumbre. "Se mató porque sabía que su hijo es inocente y no
soportó que se lo señalara como un asesino"
, afirman aquellos que lo defienden.
"¿Y si se suicidó porque sabía que su hijo tenía que ver con el crimen?", dudan
aquellos que desconfían de él.

Pachelo era una especie de chico malo para los vecinos que convivían en Carmel
cuando ocurrió el homicidio. Se lo señalaba como el hombre que le robó un perro
labrador a María Marta, y luego pidió rescate por él. También se lo acusó de
haber robado palos de golf por valor de 2035 dólares al señor Fernando Sansuste,
vecino del barrio privado. Por ese motivo, la comisión directiva del country
-con la anuencia de los habitantes del mismo- decidió que un vigilador
controlara sus movimientos a veinte metros de distancia mientras permanecía en
el club.

-A propósito, Pachelo, el 27 de octubre, el vigilador que debía seguir sus pasos
en Carmel, ¿no controló sus movimientos?
-Ese día debería haber estado ahí. Pero misteriosamente estaba ausente. Bah, se
encontraba cumpliendo funciones en otro country (N. de la R.: en La Martinica),
aunque en las planillas de Carmel figuraba como presente. ¿Qué tal? Alguien dijo
esto? ¿No habrán dicho "aprovechemos que total le echan la culpa a Pachelo"?

-¿Está sugiriendo que la guardia del country y los custodios pueden haber tenido
algo que ver en el crimen?
-Exactamente. Pero como yo no tengo pruebas, sólo emito un pensamiento.
Simplemente lo que quiero decir es que tenían la puerta más abierta que
cualquier otra persona. Además, yo mismo escuché una vez al jefe de la guardia
decir que a mí me echaban la culpa de cualquier cosa que pasaba en Carmel. "Sí
se caía un avión, a nosotros nos decían que la culpa era de Pachelo", llegó a
comentar. La empresa de seguridad Cazadores estaba estafando a Carmel. Lo mejor
que me podía pasar en la vida es que este infeliz me estuviera vigilando, pero
no estuvo. No sé si fue con o sin intención.

por Miguel Braillard y Sergio
Oviedo
fotos: Diego Soldini, Maximiliano Vernazza, Alejandro Carra y Fabián Uset

El domingo, Pachelo se recluyó con su familia y cuidó del jardín de su casa en Pilar. Increíblemente, ese día, al igual que cuando mataron a María Marta, se enfrentaron Boca y River. Para el juez, por ahora, Pachelo es sólo un testigo. En cambio, Carlos Carrascosa está libre bajo fianza acusado de coautor del homicidio de su esposa, mientras que otros integrantes de la familia y la masajista están procesados por encubrimiento.

El domingo, Pachelo se recluyó con su familia y cuidó del jardín de su casa en Pilar. Increíblemente, ese día, al igual que cuando mataron a María Marta, se enfrentaron Boca y River. Para el juez, por ahora, Pachelo es sólo un testigo. En cambio, Carlos Carrascosa está libre bajo fianza acusado de coautor del homicidio de su esposa, mientras que otros integrantes de la familia y la masajista están procesados por encubrimiento.

Nicolás Pachelo, junto a su tía y a su esposa, Inés Dávalos Cornejo, despiden los restos de su mamá, Silvia, en el cementerio de la Recoleta:

Nicolás Pachelo, junto a su tía y a su esposa, Inés Dávalos Cornejo, despiden los restos de su mamá, Silvia, en el cementerio de la Recoleta: "Esto fue peor que estar preso", confesó a GENTE horas después el hombre sospechado por los Belsunce.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig