«Los derechos humanos de los presos se violan hoy teniéndolos hacinados en las comisarías» – GENTE Online
 

"Los derechos humanos de los presos se violan hoy teniéndolos hacinados en las comisarías"

Uncategorized
Uncategorized

-Ministro Meckievi, ¿es verdad que alojarán a los detenidos en containers? 
-No se trata de simples contenedores o cajas metálicas. Nosotros los llamamos Unidades Multipropósito para el alojamiento de detenidos, o módulos, que no es lo mismo. Son similares a los que usan los Cascos Blancos, el Ejército e incluso algunas empresas privadas para darles un lugar a sus trabajadores. Planeamos ubicarlos bajo estructuras de mampostería, no a la intemperie, y con un diseño especial de seis metros de largo, dos y medio de ancho y tres de alto. Con revestimiento térmico, dotados de agua fría y caliente, ventanas, baños, un lado entero cerrado sólo por rejas, bien aireados, convivirían un máximo de cuatro personas en mejores condiciones de las que ofrecen hoy los calabozos.


-La idea fue criticada, porque algunos dirigentes consideran que se vulneran los derechos humanos de los detenidos...

-Están totalmente equivocados o desinformados. Los derechos humanos son vulnerados ahora, cuando hay 18.500 presos en las 35 unidades penitenciarias que tienen lugar para 14.000, y más de 7.300 personas viviendo hacinados en calabozos de comisarías con capacidad para 4.000.


-¿En los módulos vivirían mejor?

-No tenga dudas. Proyectamos construir estas instalaciones con patios abiertos, lugares donde dignamente puedan incluso recibir a sus familiares y realizar actividades. La inversión de la Provincia rondaría los dos millones de pesos cada 150 presos. Van a vivir mejor que en las comisarías y no vamos a vulnerar ningún derecho humano.

-¿Esta es la respuesta que se le dará a la emergencia penitenciaria?

-Para salir de la situación de desborde actual hemos elaborado un programa provincial que incluye la construcción de seis nuevas cárceles, a un costo de 9 millones de pesos cada una, en Sierra Chica, Barker, Saavedra, Magdalena, Gorina e Ituzaingó. Dentro de seis o siete meses, allí podremos alojar a unos 4.200 detenidos. Estas nuevas unidades tendrán como característica distintiva un fuerte estímulo a la educación en los niveles EGB, Polimodal y Terciario, apoyadas con actividades productivas específicas.


-¿Y usted cree que esto será suficiente?

-No, pero es muy importante. Por eso también trabajamos en un convenio con el Gobierno nacional para la concreción de otros establecimientos, para 7.000 personas. De este modo, a mediados del año próximo contaremos con un excedente de 4.000 plazas en la provincia.


-¿Los módulos serían una medida transitoria?

-Exactamente.


-Usted bien sabe que las medidas transitorias, en la Argentina, se pueden convertir en eternas…

-No será el caso. Estos módulos podrán reciclarse y convertirse en aulas o unidades sanitarias. Pero, además, estamos erigiendo nuevos pabellones y ampliando cárceles. Dentro de 40 días vamos a trasladar a 450 detenidos a nuevos alojamientos en Magdalena, Batán y la unidad 26 de La Plata.


-¿Cuál es hoy la realidad de los penales bonaerenses?

-Están superpoblados pero bajo control, merced al esfuerzo que realizan diariamente los agentes penitenciarios. Hasta el momento recorrí 14 unidades, y aunque la situación no es óptima, las tareas se desarrollan con normalidad.

-¿Por qué se llegó a esta saturación? 

-Creo que hay dos motivos: por un lado, el endurecimiento de las condiciones que permitían la excarcelación ante determinados delitos. Por el otro, en el último año y medio, se registran hechos delictivos de una violencia inusitada, en el marco de un estado de descomposición social altísimo... se rompieron todas las reglas.


-Hay funcionarios que quieren flexibilizar las excarcelaciones para generar vacantes en los penales...

-Sí, por supuesto. Es una postura ideológica que sostienen también algunos jueces, pero no comparto ese criterio. Hoy no existe un contexto social que permita volver a atemperar las leyes. Contrariamente, el reclamo natural es que todo aquel que cometa un delito quede detenido.


-Esa misma corriente entiende que hay muchos presos que no tienen probada su culpa...

-Le reitero, conozco esa postura ideológica que es parte de una corriente que creo respetable, pero no la veo conveniente. Esto tiene que ver con las características del delito. Las personas son privadas de su libertad porque al menos existe la semiconvicción de que han cometido un delito.

-¿La problemática penitenciaria fue desatendida en los últimos tiempos?

-En los últimos diez años se construyeron diez cárceles en la provincia de Buenos Aires, ha sido una preocupación constante. Lo que nadie podía prever, repito, es el crecimiento de la delincuencia. Antes, los delincuentes no usaban armas porque sabían que agravaban las penas, el delincuente descubierto no se tiroteaba: se entregaba... Ahora es todo lo contrario, se sale a matar o morir, hay una gran incidencia de las drogas. Antes, un detenido se ocultaba; ahora pregunta si salió en televisión, quiere protagonismo. Hay parámetros totalmente distintos de los que estábamos acostumbrados.


-En algunas cárceles, Olmos o Sierra Chica, por ejemplo, da la impresión de que los presos controlan el funcionamiento y negocian las reglas. ¿Es así?

-No, por lo menos en los establecimientos que visité. La relación es siempre difícil, existe tensión, pero está claro que los agentes penitenciarios llevan el control. Hay mucha novela en torno a esto. Es obvio que entre los presos existen niveles de jerarquía, que tienen su orden interno, su organización, sus interlocutores, pero por sobre todo pesa la voz de los uniformados.


-¿Podremos ver a las comisarías con menos presos y a los policías dedicados sólo a custodiar la seguridad pública?

-Sí, estoy seguro que aplicando estos proyectos, en 70 días sólo quedarán en las dependencias policiales 4 mil detenidos, cifra que descomprimirá definitivamente esa situación.

El ministro Meckievi, en su casa de Dolores, donde fue intendente, explicó los alcances del proyecto.

El ministro Meckievi, en su casa de Dolores, donde fue intendente, explicó los alcances del proyecto.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig