“Los aplausos de mi gente son el mayor premio de mi carrera” – GENTE Online
 

“Los aplausos de mi gente son el mayor premio de mi carrera”

Uncategorized
Uncategorized

Allí, en la punta del escenario del Opera, con el telón que ya cayó tras el final de Adiós hermano cruel, está conmovido como pocas veces al recibir la ovación de tres mil personas, que lo aplauden de pie. Y eso que en sus más de veinticuatro años de carrera profesional ha recibido el reconocimiento de millones de espectadores en todo el mundo. Pero esta noche –la del miércoles 27 de septiembre– para Julio Bocca tiene un sabor especial: es la primera función de su larga despedida, que tendrá punto final en diciembre de 2007, respetando la promesa que se había hecho de dejar la danza al llegar a sus cuarenta años (los cumplirá el 6 de marzo del año que viene).

Esta avant première –que fue auspiciada por GENTE– tuvo una platea de lujo: Mirtha Legrand, Mercedes Sosa, Catherine Fulop y sus hijas, Enrique Pinti, Carlín Calvo, Teté Coustarot, Leonor Benedetto, Lito Cruz, entre decenas de famosos que se dieron cita para admirar al máximo ídolo de nuestra danza. Durante dos horas vieron a Julio Bocca –y a su partenaire preferida, Eleonora Cassano– al frente de Adiós hermano cruel. Con guión de Elio Marchi, la obra se basa en una historia de amor e incesto narrada por el dramaturgo John Ford en el siglo XVII, originalmente llamada Lástima que sea una puta. La versión tomada por Marchi –con la musicalización de Lito Vitale, coreografía de Ana Stekelman, vestuario de Renata Schussheim y puesta en escena de Tito Egurza– surge de la adaptación al cine realizada por el italiano Giuseppe Patroni Griffi en 1971.

Pero la fiesta no terminó con la caída del telón –y las tres veces que los protagonistas salieron a saludar–. Continuó en el vip que GENTE montó en el Opera, al que Julio llegó para tomar una copa de champagne y comer unas piezas de sushi, antes de contar sus sensaciones tras el estreno: “Esta obra es especial, pero no la tomo como la despedida-despedida, porque el año próximo vamos a seguir bailando. Eso sí, no paro de disfrutar cada momento… Realizar grandes producciones como ésta en nuestro país cuesta el doble, pero también el goce es doble…”.

–La ovación fue impresionante…

–Uno no sabe cómo reacciona el público hasta que estrena. Adiós hermano cruel es una obra muy fuerte, cuyo protagonista no es frenado por el límite moral que implica una relación incestuosa. Y eso la hace más atractiva.

–¿Siente que con obras como ésta logra que su público se amplíe más allá del que concurre habitualmente al ballet clásico?
–Es que para cualquier manifestación artística de calidad no existen las fronteras. Por eso, los aplausos de mi gente son el mayor premio de mi carrera. Y que miles de argentinos se acerquen para presenciar mis últimas obras es una satisfacción que no tiene precio.

Julio y su eterna partenaire, Eleonora Cassano, deleitan con sus movimientos sobre las tablas del Opera. “<i>Gran parte de mi carrera la pasé junto a Eleonora. Nuestros cuerpos se mueven naturalmente</i>”, expresó el artista.

Julio y su eterna partenaire, Eleonora Cassano, deleitan con sus movimientos sobre las tablas del Opera. “Gran parte de mi carrera la pasé junto a Eleonora. Nuestros cuerpos se mueven naturalmente”, expresó el artista.

Julio Bocca con su primera bailarina, Eleonora Cassano. Es el saludo final, que se lleva la ovación de los tres mil espectadores que colmaron el teatro.

Julio Bocca con su primera bailarina, Eleonora Cassano. Es el saludo final, que se lleva la ovación de los tres mil espectadores que colmaron el teatro.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig