LAS MENTES DE INTENSA-MENTE: “Como a Peter Pan, nos inspira no querer crecer” – GENTE Online
 

LAS MENTES DE INTENSA-MENTE: “Como a Peter Pan, nos inspira no querer crecer”

Aunque estén separadas por casi 30 centímetros, las cabezas de Pete Docter (46) y Jonas Rivera (44) se conectan a la perfección.

Pete (un rascacielos humano con cara de adolescente) es un consagrado guionista y director, aunque en esencia se trate de una mente libre y creativa que desde su infancia, en Minnesota, vienen imaginando y pergeñando las historias que hoy lleva a la pantalla grande desde su segundo hogar, Disney-Pixar, cuna mundial de las más celebradas producciones animadas. Jonas, oriundo de California, en cambio, necesita mantenerse más sujeto a tierra firme, ya que en su rol de productor gestiona aspectos concretos de las realizaciones, desde cuestiones creativas hasta presupuestarias.

Sin embargo, en base a esas diferencias dieron forma a dos de las obras cumbre de la compañía: Up, una aventura de altura, ganadora del Oscar a la Película de Animación 2009, y Monsters, Inc. (nominada a esa misma estatuilla), aunque sus aportes –vale aclararlo– estuvieron presentes en casi todas las demás creaciones de la firma. Así fue también que no dudaron un instante en embarcarse en la nueva aventura animada de Disney-Pixar, Intensa-Mente, que los trajo a Buenos Aires para anunciar su estreno del 18 de junio y contar, con suma sensibilidad y humor, la historia de Riley. Desde los alrededores de la piscina del Four Seasons porteño presentan el tema a dúo.

“Una niña de 11 años debe atravesar un momento clave de su vida, teniendo el mando de cinco desopilantes personajes que representan nada menos que a sus emociones: Alegría, Tristeza, Furia, Desagrado y Temor”, puntualizan didácticamente.

–¿Cómo nace Intensa-Mente?
Pete: De mi hija Ellie, hoy de 16 años. Verla crecer, sus cambios, disparó esta película. Como padre, me resultó complicado asimilar que estaba creciendo. Por ejemplo, pasó de ser una niña muy alegre y divertida a una adolescente más callada, pero igual de maravillosa.

–¿A vos, Jonas, te pasó algo parecido?
Jonas: Tengo tres hijas más pequeñas. Mientras avanzábamos con el rodaje y veía por lo que pasaba Pete, ¡comencé a preocuparme por lo que me espera a mí!
P: También me hizo recordar a mí mismo... Fue un poco triste darme cuenta de que estaba dejando de ser un niño... Lo percibía, y no quería que ocurriese. Quizás por eso a veces me encuentro pensando y actuando como un chico, cuando (risas) se supone que ya dejé de serlo.

–¿Cómo se les ocurrió contar una historia dándoles vida a las emociones?
P: Tiene que ver con esas voces que muchas veces percibimos en nuestra mente, y a las que, en general, no les hacemos demasiado caso.
J: Fue interesante, además, aprender de los especialistas cómo trabaja cada emoción... Descubrir, por ejemplo, ¡que la furia siempre lleva corbata!

–Alegría, coprotagonista de esta historia, ¿es una especie de ángel guardián?
P: Es como una madre sustituta, que trata de sacar las cuestiones adelante ante la dificultad que implica crecer. La alegría, como cada una de estas emociones, nos sirve para afrontar situaciones. Pero también quisimos destacar lo valioso que es para una persona contar con una familia abierta, sensible y conectada entre sus miembros.

–Pete, ¿qué dijo Ellie al “verse” en pantalla?
P: Al principio se sorprendió, pero al terminar me miró con suficiencia y dijo: “Buena película, papá”.

................................................................................................

Pete Docter ingresó a Pixar en 1990 como tercer animador, y se mantuvo desde entonces a la par de John Lasseter, fundador y director creativo de la compañía, con quien trabajó en la primera joya: Toy Story. Jonas llegó a los cuatro años, convirtiéndose en el primer pasante de la firma. Su labor inicial también estuvo asociada a la memorable historia de Woody y Buzz Lightyear.

–¿Son conscientes de que en sus carreras ya produjeron varios clásicos?
J: ¿Que hicimos varios clásicos...? ¡Gracias! Es una de las cosas más lindas que nos han dicho en la Argentina. Estamos muy orgullosos de nuestro trabajo, en especial si al final de una película sentimos algo parecido a cuando teníamos alrededor de 10 años y vimos ET.

–¿En qué encuentran inspiración?
P: Al observar el mundo, pero desde un punto de vista diferente. La óptica de los peces o los autos...
J: Como a Peter Pan, nos inspira no querer crecer, y por suerte, así nos ganamos el pan. Amamos hacer películas y soñamos con estas historias desde que éramos niños. –¿Qué priorizan en sus recetas: emoción o humor?
P: Ambos. Primero pensamos cómo llegar emocionalmente a la gente. El entretenimiento y el humor acompañan. Trabajé con Joe Grant, jefe de Desarrollo de Disney en la época de Dumbo, y siempre me sugería: “Piensa qué le das al público para que se lleve a su casa”. Se refería a la experiencia emocional.

–¿Juegan con sus hijos encarnando a sus personajes?
P: ¡Jugamos a lo que ellos quieran! A veces nos toca ser robot, otras caballo, o Batman... Con los niños sucede algo similar a las películas: si uno se pone muy analítico, no es posible alcanzar ningún punto real.

“Ver crecer a mi hija, hoy de 16 años, me disparó esta película”, dice Docter (derecha), que convirtió las emociones en personajes (arriba). “¡Ya comencé a preocuparme por lo que me esperaba a mí, con tres hijas!”, agrega Rivera (izquierda) desde el hotel Four Seasons.

“Ver crecer a mi hija, hoy de 16 años, me disparó esta película”, dice Docter (derecha), que convirtió las emociones en personajes (arriba). “¡Ya comencé a preocuparme por lo que me esperaba a mí, con tres hijas!”, agrega Rivera (izquierda) desde el hotel Four Seasons.

Riley está guiada por sus emociones – Joy (alegría), Fear (temor), Anger (enojo), Disgust (desagrado) y Sadness (tristeza).

Riley está guiada por sus emociones – Joy (alegría), Fear (temor), Anger (enojo), Disgust (desagrado) y Sadness (tristeza).

Première de la cabeza. Fue en Los Angeles, y por supuesto no faltaron Docter, Rivera ni John Lasseter, el fundador, director creativo de Pixar e inventor de Toy Story, Buscando a Nemo y Monsters, Inc., entre otras joyas de la animación.

Première de la cabeza. Fue en Los Angeles, y por supuesto no faltaron Docter, Rivera ni John Lasseter, el fundador, director creativo de Pixar e inventor de Toy Story, Buscando a Nemo y Monsters, Inc., entre otras joyas de la animación.

Alegría y tristeza, animadores de la película.

Alegría y tristeza, animadores de la película.

¿La entrada a la première? Una cabeza.

¿La entrada a la première? Una cabeza.

“¿Que hicimos varios clásicos...? ¡Gracias! Es una de las cosas más lindas que nos han dicho en la Argentina. Estamos muy orgullosos de nuestro trabajo, en especial si al final de una película sentimos algo parecido a cuando vimos ET a los diez años”

“¿Que hicimos varios clásicos...? ¡Gracias! Es una de las cosas más lindas que nos han dicho en la Argentina. Estamos muy orgullosos de nuestro trabajo, en especial si al final de una película sentimos algo parecido a cuando vimos ET a los diez años”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig