funciones oficiales". Parte de la prensa mundial ya ve en ella a una figura tan carismática como la mismísima Lady Diana. Pero los periodistas holandeses, expertos en temas de la Casa Real, prefieren no comparar y dicen que la argentina es mucho mejor: "Lady Di no caminó ni al lado ni detrás del príncipe Carlos, pasó frente a él y atrajo hacia ella todo el foco. Máxima es más modesta, comprende que Guillermo debe tener la preponderancia. No queremos a Diana, nos gusta Máxima"." /> Lady Máxima – GENTE Online
 

Lady Máxima

Ubicado en la costa norte del golfo de Guinea en Africa Occidental, la pequeña nación de Ghana -reconocida por su poderoso seleccionado de fútbol sub21- fue escenario de la primera "visita oficial" de los príncipes de Orange-Nassau, herederos al trono de holanda. Máxima Zorreguieta y Guillermo Alejandro de Orange llegaron a Accra, la soleada capital de la república, en un vuelo de la KLM. Horas después, la blonda criolla y Alex -como lo llama ella- dieron sus primeros pasos en la República de Ghana, para celebrar los 300 años de exitosas relaciones diplomáticas entre la patria del tulipán y la nación africana que supo formar parte del ejército de colonias del antiguo imperio holandés. En una estadía de tres días, y a sólo dos meses de su boda, Máxima aprobó su primer examen como princesa "en funciones oficiales".


EN EL CONTINENTE NEGRO.
La agenda real desbordaba de compromisos y fue concebida con la intención de no dejar nada en el tintero. Además de las visitas de rigor, los principales temas incluidos en el programa oficial eran la importación de cacao y el mejoramiento de la calidad del agua corriente, un viejo anhelo del príncipe Guillermo Alejandro. Sin embargo, las expectativas de la Casa Real y de los holandeses estaban puestas sobre el comportamiento, las actitudes y reacciones de Máxima en su primera visita oficial como princesa de Orange-Nassau. "El furor inicial de la boda ya es cenizas; sin embargo Máxima tiene crédito en nuestro pueblo. Ahora que se ha instalado como princesa, todos quieren verla en funciones", analiza Piet Lekerker, editor de la revista holandesa Vorsten, especializada en realeza. Así las cosas, la República de Ghana se convirtió en el primer examen de la joven princesa.

La recepción de la pareja real fue a toda fanfarria. En su primer encuentro, el presidente local, John Kufour, declaró que los príncipes de Holanda le parecían "una pareja maravillosa" y luego se dirigió directamente a Máxima para decirle que su visita era como "un dulce pastel". Estas palabras fueron acompañadas por una ovación por parte del público presente. Entre tanto, un dirigente local, siguiendo un rito ancestral, derramó ginebra en el camino de la pareja real para pedir a sus antepasados "que le den todo el éxito que merecen".

Luego, la legendaria ciudad de Elmina -cuyo castillo es el fuerte Sao Jorge, construido por los portugueses en 1482 y que destila mito en cada uno de sus ladrillos- fue escenario de un amoroso paseo de los visitantes bajo el sol de la tarde. Entonces, los habitantes de la zona, repleta de casas antiguas bañadas de un majestuoso tono ocre, salieron a vitorearlos.

Durante la visita a Kumasi, Máxima Zorreguieta saludó al rey Otumfuo Osei Tutu II, en una ceremonia muy particular. Los locales observaron extasiados a la blonda princesa argentina.

Durante la visita a Kumasi, Máxima Zorreguieta saludó al rey Otumfuo Osei Tutu II, en una ceremonia muy particular. Los locales observaron extasiados a la blonda princesa argentina.

Máxima disfrutó cada minuto del desfile que la tribu Ashanti hizo en su honor, cantos y bailes tradicionales incluidos. La pareja real -vestida con el tradicional atavío Kente- y su anfitrión fueron pura sonrisa.

Máxima disfrutó cada minuto del desfile que la tribu Ashanti hizo en su honor, cantos y bailes tradicionales incluidos. La pareja real -vestida con el tradicional atavío Kente- y su anfitrión fueron pura sonrisa.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig