«La vida nos llevó a esto» – GENTE Online
 

"La vida nos llevó a esto"

Fue el pitazo final de un partido que llevaba cinco años de alargue. Porque
ellos no se separaron la semana pasada, la anterior ni el mes que pasó: Diego
Armando Maradona (42) y Claudia Rosana Villafañe (41) viven separados desde
julio de 1998. Sólo que ahora se presentan a corroborarlo ante la justicia
argentina para tramitar su divorcio y blanquear el epílogo de una historia que
parecía no tener epílogo y el epílogo de una historia que supo sobrellevar los
peores temporales imaginables e inimaginables pero cayó rendido ante el más
temible y desgastante de los obstáculos de cualquier pareja: el fin del amor.

"UN DIVORCIO CON MUCHA DIGNIDAD". El 7 de marzo y con el patrocinio de Eduardo
Sande, Claudia presentó ante el Juzgado Civil Nº 77 de la doctora Marta del
Rosario Matera, la demanda de divorcio contra Maradona. ¿Fue una sorpresa para
Diego, que vive en Cuba? No. El estaba al tanto desde diciembre. Incluso, había
firmado el escrito en el que allanaba el camino y hasta existía una presentación
previa de un par de años atrás, por parte del futbolista, que fue archivada
"hasta que organicemos mejor las cosas", según coincidieron ambos.

Pero resuelto el trascendental paso a dar, los abogados de las dos partes se
reunieron y se pusieron de acuerdo. De un lado, el propio Sande, considerado un
sólido abogado civilista. Por el otro, Marta Buratovich, que había trabajado en
el tormentoso divorcio de Mariano Closs y María del Pilar Dourarinha, y llegaba
recomendada por Coco Ballestero, del estudio Archimbald, Carcavallo y Asociados.
Ballestero, ex socio de Mariano Cúneo Libarona, es amigo del matrimonio y de
Guillermo Cóppola y el responsable de desarrollar la estrategia para concretar
-por pedido de los involucrados- "un divorcio consensuado".

-Sé que ustedes atienden las cosas de Diego. Bueno, yo tengo la instrucción de
Claudia para que lleguemos a un divorcio de común acuerdo -le habría comentado
Sande a Ballestero, por teléfono.

Y Ballestero reclutó a Buratovich. "Diego y Claudia están proyectando un
divorcio con mucha dignidad; con el respeto y el afecto por los tiempos
vividos"
, habría dicho la doctora, sobre la que varios amigos que prefieren no
dar sus nombres coinciden en señalar: "Diego siempre se portó bien con las hijas
y era importante que tuviera una abogada mujer. Es elemental un buen feedback
entre el abogado y el cliente en un juicio de divorcio".

por Alejandro Sangenis y Leonardo Ibáñez
fotos: Leandro Montini, Matías Campaya, Enrique García Medina y Archivo Editorial Atlántida

Final para el último capítulo de amor protagonizado por la pareja más famosa de la Argentina. Diego, cuando vino a la Argentina a principios de marzo.

Final para el último capítulo de amor protagonizado por la pareja más famosa de la Argentina. Diego, cuando vino a la Argentina a principios de marzo.

Saliendo de su casa de Devoto. Hacía tiempo habían tomado la decisión de separarse", cuentan sus íntimos.">

Saliendo de su casa de Devoto. "Hacía tiempo habían tomado la decisión de separarse", cuentan sus íntimos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig