La verdad sobre la salud de Sandro – GENTE Online
 

La verdad sobre la salud de Sandro

En una habitación del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT),
la 321 para ser precisos, Sandro ha dejado de esperar el okay clínico de sus
médicos. La razón es que hace tiempo se lo dieron. A pesar de eso optó por
seguir internado, entrenando su capacidad respiratoria, bajando de peso,
preparando su cuerpo siempre amenazado por el enfisema que, después de 42 años
de tabaco bien dedicado, le dejó unos pulmones funcionando al 30 por ciento,
para siempre.

Sandro -quien cumplirá 59 años el 19 de agoto- llegó el primero de julio
-imprevistamente- con un objetivo firme: bajar de peso y poner a punto su
organismo para la maratón de conciertos y grabaciones que se le viene encima. En
septiembre y octubre hará fechas en el interior y, en el medio, grabará para la
Warner un disco de canciones gitanas que tendrá distribución en los Estados
Unidos. Como obviamente todo eso es difícil hacerlo sin respirar, Sandro entrena
esta vez con una apuesta de máxima: no utilizar oxígeno sobre el escenario, como
lo venía haciendo durante sus últimas presentaciones.

Los intentos de algunas señoras desesperadas que, subidas la fiebres de su
propia devoción, intentaron llegar hasta la habitación donde Sandro descansa,
obligaron a las autoridades del Instituto de Diagnóstico a doblar la custodia:
dos hombres del sanatorio en la primera puerta, y dos hombres del equipo de
Sandro en la antesala de la habitación, disuaden cualquier expectativa de éxito
para intrusas y aventureras. Adentro, Sandro pidió desconectar la línea
telefónica de la habitación y se comunica con un celular cuyo número sólo él, su
mujer María y su médico conocen.

La habitación es una suite en el tercer piso. En la antesala hay un sillón
grande, dos más pequeños, una mesa, un televisor y una cómoda alta. Luego se
abre la sala mayor, donde está la cama de Sandro junto a la del acompañante.
Enfrente, un televisor de pantalla grande, una videograbadora y una reproductor
de dvd. También hay una bicicleta de ejercicios para buscar la respuesta
aeróbica que le permita llegar al final de las canciones, y un escritorio donde
el Gitano compone. En el equipo de música escucha y hace escuchar algunas de sus
pruebas mientras que en la mesa de luz se apilan algunos ejemplares de la
revista de divulgación científica Muy interesante, que Sandro lee con el fervor
de un estudiante. Cuando no está en su habitación, está en el gimnasio del IADT
donde, bajo la supervisión de su kinesiólogo, el licenciado Iván Guevara, sigue
una rutina que, él lo sabe, no lo va transformar en un patovica pero que igual
hay que terminarla: dos veces al día hace una hora de piernas, luego pesas,
brazos y ejercitación del torso. El final, resistencia respiratoria y tensión
del diafragma. Recién después, puede descansar.
................................................................
El doctor Juan Antonio Mazzei es a quien Sandro reconoce como el médico que le
salvó la vida en 1998, luego de ocho meses de diagnósticos y medicación
equivocados.

Mazzei, que prefiere eludir un poco el lugar del entrevistado, se sorprendió
con Sandro. No como un caso de congreso médico, es decir, no desde el punto de
vista clínico, sino como una persona a quien creía conocer y sin embargo… "Un
filósofo muy importante decía que los defectos se ven de cerca, pero a mí, con
el señor Roberto Sánchez me ha pasado al revés. Tenía de él una imagen de mi
juventud. Imagínese, yo tengo 60 y lo recuerdo en sus inicios, pero a medida que
lo fui conociendo me di cuenta de que tiene una gran sensibilidad social, un
gran sentido común, es respetuoso y educado… Lo admiro como artista, pero más lo
admiro como persona
", dice Mazzei.

-¿Cómo puede evolucionar a partir de ahora la salud de Sandro?

-El tiene un pronóstico aceptable. Es importante controlar que no haya
complicaciones y que no se produzcan infecciones. También es muy importante
regular el peso: Sandro tiene una tendencia natural a ganar kilos, es un hombre
al que le gusta comer bien. Además, para romper con su sedentarismo es que le
impusimos una dura rutina de ejercicios.

-Si ya está bien, ¿por qué no deja el sanatorio?

-Esto que hoy hace en el sanatorio lo podría hacer yendo y viniendo desde su
casa; pero él vive en Banfield, es un poco lejos. Por otro lado, cuando le
pregunto cuándo se va a ir, él me dice: "Mirá, por ahora estoy bien, no tengo
apuro, estoy mejorando, cuando tenga ganas de irme ya me voy a ir
".

Sandro hace chistes, está de buen humor, espera y trabaja. Los productores de
la Warner han ido a visitarlo y rara vez le falta el oxígeno, pero cuando eso
sucede debe colocarse la "bigotera", una sonda doble que ingresa por
fosas nasales y le devuelve los niveles de oxígeno en sangre. "Si se cuida,
si cuida su peso y mantiene su rutina de ejercicios, puede desenvolverse sin
mayores problemas, arriba y abajo del escenario. De hecho, para esta temporada
esperamos que no tenga que usar más el micrófono con oxígeno
", dice Mazzei,
quien confiesa que el ídolo ya bajó casi cinco kilos.
................................................................
En el 98 la muerte lo tuvo a tiro. Pero volvió. En el 2001, con El hombre de la
rosa, sacudió Rosario, el Gran Rex, Rosario nuevamente. Este año, con La
profecía, repitió su recorrido. La enfermedad lo jaquea y Sandro retruca. Está
claro quién va ganando la partida.

La mirada desafiante, marca y sello de su figura. Sandro le va ganando la pulseada a su enfermedad. Después de cuarenta y dos años de fumador compulsivo, hoy sus pulmones funcionan en un treinta por ciento.

La mirada desafiante, marca y sello de su figura. Sandro le va ganando la pulseada a su enfermedad. Después de cuarenta y dos años de fumador compulsivo, hoy sus pulmones funcionan en un treinta por ciento.

Si se cuida, si cuida su peso y mantiene su rutina de ejercicios, puede desenvolverse sin mayores problemas, arriba y abajo del escenario", dice su médico Juan Antonio Mazzei. ">

"Si se cuida, si cuida su peso y mantiene su rutina de ejercicios, puede desenvolverse sin mayores problemas, arriba y abajo del escenario", dice su médico Juan Antonio Mazzei.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig