La playa de los Tinelli – GENTE Online
 

La playa de los Tinelli

Uncategorized
Uncategorized

Cambia, todo cambia, menos Tinelli.

Cambia el nombre de su chacra marítima, por ejemplo. De La boyita, a Guanahani, según reza en letras amarillas el madero que antecede la entrada de este paradisíaco sitio en el mundo enclavado entre La Barra y José Ignacio.

Cambia el estilo elegido para su traje de baño, también. Aquellos tradicionales bermudas playeros versión 90 le dieron lugar a la llamativa sunga de lycra que sin pausa y con osadía viene cosechando adeptos desde Río de Janeiro.

Cambia incluso el color de su piel (la blancura mutó en castaño claro, a fuerza de bronceado), y cambia el largo de su cabello y de su barba (a falta de tijera y hojita de afeitar: típica elección para los contados días de necesario reposo).

Cambia hasta el paisaje donde corre sus 10 kilómetros diarios de entrenamiento. La zona de Palermo le entregó la posta de enero al Medellín Polo Club.

Cambia, todo cambia, menos Marcelo Hugo Tinelli (42) y sus pequeños grandes gustos en vacaciones:

Mate endulzado con Sucaryl, grabador invadido de música brasileña (Caetano Veloso, Marisa Monte, Ney Matogrosso y tanta bossa nova como pueda escuchar); medialunas de
Medialunas calentitas -una panadería famosa en La Barra-, lectura de diarios, arrancando por el
Olé, y en especial, claro, encuentros de atardecer rodeado de parientes y amigos.

Flanqueado por Paula e hijos, Flor Raggi, Renata Repetto y Andrea Bursten, Marce desanda con amigos la última semana de descanso.

Flanqueado por Paula e hijos, Flor Raggi, Renata Repetto y Andrea Bursten, Marce desanda con amigos la última semana de descanso.

En sunga, el bolivarense demuestra que sabe enfrentar la moda

En sunga, el bolivarense demuestra que sabe enfrentar la moda

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig