La película, la polémica, la pasión – GENTE Online
 

La película, la polémica, la pasión

En los últimos años, pocas películas han sido precedidas de tanta polémica
como La Pasión de Cristo. Un film realizado por Mel Gibson -de conocida fe
católica- que retrata con muchísima crueldad el camino hacia la muerte de Jesús.
Gibson -sí, el mismo de Arma mortal- declaró ante las críticas que su intención
fue realizar "la historia de héroes más maravillosa de la Humanidad. Cristo
sufrió, murió y, finalmente, ganó"
. Antes del estreno en la Argentina, GENTE vio
la película con el padre Guillermo Marcó, quien, además de ser director de
prensa del Arzobispado porteño y vocero del cardenal Jorge Bergoglio, es vicario
de la parroquia de San Nicolás de Bari y profesor de Teología.

-La película está a punto de explotar: se estrena dentro de dos días. Teniendo
en cuenta el nudo de la polémica (la acusación de antisemitismo), ¿qué puede
pasar?
-En primer lugar, creo que el espectador no tiene que hacerse cargo de la pelea
de Gibson y su familia con la comunidad judía norteamericana.

-¿Le pareció tendenciosa, padre?
-Responde al texto del Evangelio.

-¿En toda instancia?
-No en el caso de la figura de Poncio Pilato (N. de la R.: Procurador romano de
Judea entre los años 26 y 36): Gibson lo muestra como un personaje bondadoso,
pero en realidad era bastante sanguinario…

-Frank Rich, columnista estrella del New York Times, lo define como "un matón
romano
"…
-Más allá de ese apunte, el film aporta algo interesante y muy bello
estéticamente, y aun teológicamente: la presencia de María, la madre de Jesús, y
también la del Mal, del Demonio.

-¿Cómo cree que reaccionará la comunidad judía?
-Quizás a un judío le resulte chocante. Pero, como lo ha dicho el Papa, "así
fue
". Y así está en el Evangelio. Además, recuerde que en la película son mucho
más crueles los romanos que los judíos. Por otra parte, el documento del
Concilio Vaticano II Nostra Aetate, en su capítulo cuatro, nos dice: "Lo que en
La Pasión se hizo no puede ser imputado indistintamente a los judíos que
entonces vivían ni a los judíos de hoy".

Cristo muere en la cruz. Así recreó Mel Gibson uno de los instantes clave de la historia de la Humanidad. El actor James Caviezel, que encarna al Redentor, pudo soportar los brutales esfuerzos gracias a su pasado de atleta.

Cristo muere en la cruz. Así recreó Mel Gibson uno de los instantes clave de la historia de la Humanidad. El actor James Caviezel, que encarna al Redentor, pudo soportar los brutales esfuerzos gracias a su pasado de atleta.

Jesús cargando la cruz rumbo al Monte Calvario luego de los cuarenta azotes que convirtieron su piel en un sangrante mapa.

Jesús cargando la cruz rumbo al Monte Calvario luego de los cuarenta azotes que convirtieron su piel en un sangrante mapa.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig